Psicología Online PIR Psicopatología infantil Trastorno de Tics motores o vocales crónicos

Psicopatología infantil: Trastornos por tics

Trastorno de Tics motores o vocales crónicos

Criterios para el diagnóstico del Trastorno de tics motores o vocales crónicos

A. En algún momento a lo largo de la enfermedad ha habido tics vocales o motores simples o múltiples (esto es, vocalizaciones o movimientos súbitos, rápidos, recurrentes, no rítmicos ni estereotipados), pero no ambos.

B. Los tics aparecen varias veces al día casi cada día o intermitentemente a lo largo de un período de más de 1 año, y durante este tiempo nunca hay un período libre de tics superior a 3 meses consecutivos.

C. La alteración causa un notable malestar o deterioro significativo social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D. El inicio es anterior a los 18 años de edad.

E. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., estimulantes) ni a una enfermedad médica (p. ej., enfermedad de Huntington o encefalitis posvírica).

F. Nunca se han satisfecho criterios del trastorno de la Tourette.

Aproximadamente entre el 1 y 2% de la población presenta el trastorno crónico de tic motor. Esta afección es más común que el síndrome de Tourette; sin embargo, no es tan frecuente como el trastorno de tic transitorio.

Los tics crónicos pueden ser formas del síndrome de Tourette.

Síntomas
  • Parpadeo excesivo
  • Gestos faciales
  • Movimientos rápidos de brazos, piernas u otras áreas
  • Sonidos (gruñidos, carraspeo, contracciones abdominales o diafragmáticas)

Las personas pueden contener estos síntomas durante un período de tiempo breve, pero experimentan una sensación de alivio cuando realizan estos movimientos. Los pacientes típicamente los describen como responder a un deseo interno y pueden tener sensaciones anormales en el área del tic antes de que éste ocurra.

Los tics pueden continuar durante todas las etapas del sueño y pueden empeorar con:

  • Excitación
  • Fatiga
  • Calor
  • Estrés
Signos y exámenes

Por lo general, el médico puede diagnosticar un tic durante un examen físico.

Normalmente no se necesitan exámenes.

Para que le diagnostiquen este trastorno usted:

  • Debe haber tenido tics casi a diario durante más de un año.
  • No debe haber tenido un período sin la presencia de tics por más de 3 meses.
Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de los tics y de la forma como este trastorno lo afecte. La psicoterapia y los medicamentos se utilizan únicamente cuando los tics tienen un impacto mayor en las actividades diarias, tales como el desempeño escolar y laboral.

Los fármacos que se utilizan para tratar los tics abarcan los bloqueadores de dopamina, como flufenazina, haloperidol, pimozida y risperidona. Estos fármacos pueden ayudar a controlar o reducir los tics, pero tienen efectos secundarios como trastornos de movimiento y lentitud cognitiva.

Las inyecciones de toxina botulínica se utilizan para tratar ciertas formas tics distónicos.

En años recientes, la estimulación cerebral empleando electrodos implantados de manera permanente en el cerebro ha mostrado resultados prometedores.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico para los niños que desarrollan este trastorno entre los 6 y los 8 años por lo regular es muy bueno. Los síntomas pueden durar unos 4 a 6 años y luego cesan sin tratamiento a principios de la adolescencia.

Cuando el trastorno comienza en niños mayores y continúa hasta los 20 años, se puede convertir en una afección de por vida.

Complicaciones

No suele haber complicaciones.

Nombres alternativos

Trastorno crónico de tic vocal; Tic: trastorno de tic motor crónico

> Siguiente: Trastorno de tics transitorios