Psicopatología adultos: Trastornos Psicomotores

Trastornos de la mímica

Las hipermimias. Expresión generada o exaltada de la mímica, pueden ser:

  • a) Hipermimias generalizadas, participan todos los músculos faciales y la mirada no se fija, sino que se halla distraída o al acecho.
  • b) Hipermimias polarizadas, expresan un estado afectivo monotemático.

Las hipomimias. La mirada está foja, detenida en un objeto o en el vacío. Aunque queda expresividad en la cara, la fisionomía expresa:

  • a) sufrimiento, dolor e inhibición en la depresión,
  • b) perplejidad y extravío en los estados confusionales, y
  • c) negativismo y oposicionismo con rechazo de contacto en l esquizofrenia.

Las dismimias. Reflejan una contradicción entre la expresión facial y gestual y los contenidos psicoafectivos. Pueden ser:

  • a) Paramimias o mímicas discordantes, suponen una discordancia entre la expresión verbal y la expresión facial, se observan especialmente en la esquizofrenia.
  • b) Mimias reflejas o ficticias, reproducen, al instante, guiños o movimientos de la boca del observador en forma de espejo.