Psicología Online PIR Diferencial Unidades procesuales

Psicología de la Personalidad y Diferencial: Marco conceptual en Psicología Diferencial

Unidades procesuales:

Procesos o mecanismos funcionales que son responsables del comportamiento diferencial del individuo. Mischel y Shoda estiman que dos son las cuestiones a las que hay que dar respuesta:

  • 1) ¿Cuál es la naturaleza de aquellas invarianzas básicas que constituyen el centro fundamental de la personalidad de los individuos?.
  • 2) ¿Cuáles son los procesos psicológicos y la dinámica intra-individual que median entre dichas dimensiones que no varían y su manifestación y expresión externas?.

Lo que interesa es analizar cómo las diferencias existentes en los procesos o estrategias habitualmente empleados por las personas originan las diferencias observables en el comportamiento.

Unidades de análisis bajo una perspectiva procesual:

  • 1) En la relación del individuo con su mundo externo, y bajo el paradigma interaccionista, la unidad fundamental será la interacción persona x situación.
  • 2) En el nivel interno del individuo haremos referencia a procesos cognitivos, emocionales, motivacionales, así como a las distintas estrategias que las personas pueden poner en marcha a la hora de afrontar una situación concreta.

En el campo de la inteligencia analizaremos los procesos cognitivos, tanto simples como complejos, que conducen a un determinado rendimiento intelectual, entendiendo por proceso la unidad elemental del funcionamiento mental que puede agregarse a otras para dar lugar a una unidad de orden superior.

En el área de la personalidad, el estudio de las diferencias individuales no sólo contemplará las dimensiones o rasgos de carácter global, amplio y no contextualizado, en interacción con las situaciones, sino que abordará además:

  • 1) el tipo de situaciones en las que cada disposición es más susceptible de manifestarse o ser elicitada.
  • 2) el análisis de unidades menos generales, de nivel medio, como las expectativas, metas, atribuciones, etc. que presentan los individuos, más vinculadas al contexto específico en donde la conducta se produce.

Bajo este enfoque, la permanencia (consistencia y estabilidad) de las características personales se evaluará atendiendo a los siguientes índices:

  • 1. Patrones significativos y regularidades observables en las transacciones de la persona con el ambiente (Coyne y Gottlieb,1996).
  • 2. Evaluación, más que de consistencia, de probabilidades y frecuencia de cambio del comportamiento en respuesta a claves situacionales particulares.
  • 3. Formas particulares de organización intra-individual de las distintas dimensiones o unidades fundamentales (ej. cogniciones y afectos) responsables del modo en que estas se activan ante diferentes situaciones y a lo largo del tiempo.

> Siguiente: Definición propuesta para una Psicología de las Diferencias Individuales actual