Psicología Online PIR Psicometría Validez de los test

Psicología Experimental: Teoría Clásica de test

VALIDEZ :

Si un test sirve para lo que con él se pretende, decimos que es válido. Por ejemplo, un test de inteligencia es válido si mide la inteligencia. Los tests son válidos en la medida en que miden lo que dien medir.

Podemos dintinguir entre la validez aparente y la validez comprobada :

  • 1.- Validez aparente : hace referencia al grado en que el test parece que mide lo que quiere medir.
  • 2.- Validez comprobada : es la que ha sido verificada de alguna forma empírica o experimental. La validez comprobada es empírica o teórica :
  • 3.- Validez empírica : es empírica cuando se ha comprobado de modo práctico. Por ejemplo, un test para seleccionar conductores es válido si distingue a los buenos de los malos conductores, a pesar de no saber exactamente por qué lo consigue.
  • 4.- Validez teórica : refleja el grado en que se ha comprobado con argumentos científicos que el test mide la propiedad o rasgo que intenta medir. Por ejemplo, un test de inteligencia tendrá validez teórica cuando exista una prueba de ello que se apoye en una verificación lógica y experimental.
1.- La validez aparente :
  • Un test tiene validez aparente si parece que mide lo que intenta medir.
  • No es una validez suficiente, aunque a menudo es necesaria.
  • Muchas veces, conviene que el test les parezca válido a los sujetos que han de contestarlo. En otras ocasiones, es fundamental que el test no parezca que mide lo que mide. Éste es el primer requisito de la validez efectiva. Para conseguir ésta no es suficiente con que el test parezca válido, es preciso que se compruebe que lo es.
2.- La validez comprobada:

La validez efectiva es la validez comprobada. Existen muchos modos de comprobar la validez unos son empíricos y otros lógico-experimentales.

2.1.- La validez empírica o de criterio :

Un test tiene validez empírica si se ha comprobado que sirve para alguna finalidad práctica. Por ejemplo, un test es válido para seleccionar conductores si distingue los diferentes grados de pericia en la conducción.

La validez empírica también se denomina validez de criterio, y para comprobarla, se debe definir un criterio externo de validez. En el ejemplo comentado el criterio externo es la pericia en la conducción. El coeficiente de validez del test es la correlación entre el test y el criterio. Si los mejores en el test son los que conducen mejor, el test tendrá un alto coeficiente de validez respecto a ese criterio, y tendremos un test empíricamente válido para seleccionar conductores.

Esta validez es científicamente ciega, porque no sabemos en qué se basa la validez del test. El test es válido para seleccionar conductores, no sabemos por qué.

La validez empírica puede clasificarse en :

1. Validez prospectiva o predictiva o de pronóstico :

Es la que se comprueba mediante la correlación entre el test y un criterio medido ulteriormente.

Por ejemplo, si tenemos muchos aspirantes a pilotos y queremos seleccionar a los que tengan más probabilidad de convertirse, pasados los estudios y prácticas, en buenos pilotos. Podemos aplicarles ciertos tests que aprecien los requisitos de ser buen piloto, y admitir a todos los aspirantes. Después de los estudios y las prácticas oportunas, mediremos a los sujetos en el criterio que garantice ser un buen piloto. Si los tests contestados por los sujetos en el momento de la admisión tienen una alta correlación con la pericia como piloto, medida después del aprendizaje, a lo mejor años después, se puede afirmar que estos tests tienen alta validez prospectiva. Esta validez se ha llamado validez prospectiva, predictiva y de pronóstico, ya que permite pronosticar o predecir convenientemente los resultados de los sujetos en el criterio, sirve para seleccionar a los aspirantes que con más probabilidad van a ser buenos pilotos.

2. Validez inspectiva o concomitante o concurrente :

Generalmente resulta demasiado costoso someter a prueba la validez predictiva; suele estar fuera de las posibilidades prácticas del psicólogo.

Por ello, con frecuecia se recurre al método de la validez inspectiva, concomitante o concurrente. Es igual que el procedimiento anterior pero los tests y el criterio se miden en el mismo periodo concomitante o concurrentemente.

Por ejemplo, se escoge una muestra oportuna de pilotos, se les aplica los tests oportunos y se les mide en el criterio de pericia. El coeficiente de validez concomitante será la correlación entre los tests y el criterio. Nos informa hasta qué punto los buenos y los malos en el test son, en este momento, buenos y malos en el criterio. No nos garantiza que los aspirantes con mejores resultados en los tests después sean los mejores pilotos.

3. Validez retrospectiva :

Es la correlación entre los tests, aplicados en cierto momento, y un criterio que se midió anteriormente, a lo mejor, años antes. Su finalidad es pronosticar un criterio pasado, para averiguar desde el presente los factores y las condiciones que en el pasado influyeron en los sujetos, y que explican algunas de las características actuales de los sujetos.

2.2.-La validez teórica :

Un test tiene validez teórica si mide lo que pretende medir. La cuantía en que lo mide está señalada por argumentos lógicos y experimentales que equivalen a su relación con un criterio interno.

Existen diversos tipos de validez teórica, y son los siguientes :

1.Validez de contenido o muestral :

Principalmente, hace referencia a tests de rendimiento, conocimientos o competencia profesional.

Por ejemplo, un test de ortografía es válido si su contenido es apropiado. Para comprobar esta validez se examinará el campo de la ortografía y se constatará que los items que componen el test son una muestra imparcial y suficiente de este campo.

Este tipo de validez no puede concretarse en ningún tipo de correlación. Expresa la relación entre el test y el criterio interno formado por la materia a que se refiere el test. La relación será más alta a medida que esté mejor representada toda la materia por el test. Esta validez se consigue a medida que hay garantias de que se han definido claramente los diversos aspectos de un cierto campo de conocimientos o destrezas que el test intenta medir.

Criticar la validez muestral de un test implica mostrar que no representa adecuadamente el campo a que se refiere.

2. Validez de constructo o conceptual :

Consiste en comprobar, según la metodología de la investigación científica, que el test mide la variable a que se refiere.

Se persigue garantizar científicamente que la variable que el test intenta medir es una variable aceptable, cuyo concepto presenta suficiente consistencia lógica dentro del sistema teórico de la psicología y se apoya en suficientes comprobaciones experimentales que lo verifican. Por ejemplo, antes de ofrecer un test válido para medir la inteligencia, habrá que aclarar qué es esa inteligencia que el test intenta medir.

3. Validez factorial :

Se produce cuando se corelacionan distintos tests con un rasgo determinado y después se someten a una relación factorial.

4. Validez congruente :

Si medimos distintas variables con tests del mismo tipo, los tests que hacen referencia a una variable han de guardar entre sí correlaciones más altas que las que tienen con los tests de otras variables.

5. Validez discriminativa :

Si medimos distintas variables con tests del mismo tipo, y la misma variable con tests de distinto tipo, estos tests de distinto tipo que hacen referencia a la misma variable han de tener entre si correlaciones más altas que los tests del mismo tipo que hacen referencia a distintas variables.

6. Validez estructural :

Es el grado en que el test mide una elaboración o un rasgo teórico. Cualquier dato que dé algo de información sobre la naturaleza del rasgo que estamos considerando y de las condiciones que afectan a su desarrollo y manifestaciones tiene utilidad para este tipo de validez.

> Siguiente: Tipicidad de los test