2.4.5 Colocar al terapeuta en una situación paradójica al encargarse de "de-psicologizar" la vida del paciente:

Como señala Pérez Álvarez (2004), ACT es una terapia paradójica para el cliente que quiere quitar el problema (la ansiedad, la tristeza, el miedo, etc.) y se le propone tenerlo. Pero, además, ACT es paradójica también para la propia lógica clínica, que tiene como propio la eliminación de los síntomas. En este sentido, se puede señalar que el terapeuta ACT tendría como uno de sus principales objetivos "despsicologizar" la vida de la persona, restando importancia a la influencia que pueden ejercer los pensamientos, sentimientos, recuerdos y demás sucesos privados. La paradoja llega al máximo si se repara en que en esta tarea de de-psicologización el terapeuta (un psicólogo) utiliza medios psicológicos (metáforas, ejercicios experienciales, manejo de contingencias, etc.). ¿Cómo es que se pueda de-psicologizar a través de la psicología? La propuesta parece en sí misma un contrasentido. Como hemos intentado resaltar a lo largo de esta exposición, tal vez un elemento clave sea que el propio psicólogo tenga una visión realista de la estructura del mundo. En este sentido, el terapeuta ACT debería ser, antes que un experto en las profundidades de la "psique", una persona con un sentido mundano de la vida, versado en "el arte de la prudencia". Ello supondría, como reconocen Porcel y González (2005), utilizar la estrategia y la vía oblicua cuando fuera necesario; esto es, hacer uso de lo psicológico de una manera absolutamente pragmática.

Página 24