Compartir

Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento

 
Por Marissa Glover. 18 diciembre 2017
Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento

La anorexia nerviosa es una enfermedad perteneciente al grupo de los trastornos de la alimentación y está fundamentada en alteraciones psicológicas. Se caracteriza por el rechazo a mantener el peso corporal igual o encima del valor mínimo normal, alteración en la propia percepción del peso corporal y negación del peligro que implica encontrarse con un bajo peso, miedo a convertirse en una persona obesa (aún estando por debajo del peso considerado normal) y presencia de amenorrea en las mujeres (ausencia de la menstruación).

En un 80% de los casos, la anorexia nerviosa comienza con una dieta para adelgazar y debido a que en muchas ocasiones no se logra, el poder adelgazar se vuelve el principal objetivo de la persona que la padece. Este tipo de trastorno se presenta en una proporción mucho mayor en mujeres y en la mayoría de los casos suele iniciar en la etapa de la adolescencia. El rango de la edad ha ido variando a lo largo del tiempo, siendo actualmente la franja de riesgo entre los 10 y 24 años.

En este artículo de Psicología-Online reflexionaremos a profundidad sobre la anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento.

Síntomas de la anorexia nerviosa

Existen una serie de signos y síntomas que pueden indicar que una persona padece de este trastorno, sin embargo el diagnóstico final lo tiene que hacer un profesional. Entre los signos y síntomas de la anorexia nerviosa, se encuentran los siguientes:

Síntomas físicos

  • Adelgazamiento excesivo.
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Amenorrea (ausencia de menstruación)
  • Intolerancia al frío
  • Estreñimiento
  • Bello tipo pelusa en distintas zonas del cuerpo
  • Aparición de osteoporosis
  • Mareos

Síntomas emocionales y de comportamiento

  • Trastorno severo de la imagen corporal
  • Desinterés sexual
  • Alexitimia (dificultad para darse cuenta de sus sentimientos y estados internos)
  • Retraimiento social
  • Irritabilidad
  • Terror a subir de peso
  • Dificultad de concentración
  • Síntomas depresivos y/o obsesivos
  • Negación del hambre
  • Negación total o parcial de la enfermedad
  • Capacidad de ejercer la voluntad para controlar el deseo de comer

No se debe confundir con la bulimia nerviosa ya que son enfermedades diferentes.

Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas de la anorexia nerviosa

Anorexia nerviosa: causas más comunes

Se desconoce la causa exacta de la anorexia nerviosa, sin embargo, algunas investigaciones sugieren que se debe a una combinación de diversos factores, como son los socioculturales, psicológicos y determinados factores biológicos. Todos estos factores tienen que estar en constante interacción.

Factores socioculturales

Una sociedad en la que se le rinde culto a la imagen y asocia la delgadez con la belleza física, puede generar una gran influencia en las personas, sobre todo en las mujeres. Muchos adolescentes pretenden adaptarse a estos cánones de belleza, lo cual unido a la experimentación de los algunos cambios en el cuerpo que aparecen durante la etapa de la pubertad, provoca que sean aun más propicios para presentar este tipo de trastornos. La publicidad y los medios de comunicación son unos de los principales promotores del valor de la delgadez.

Es importante considerar también el entorno en el que se encuentra la persona, ya que por ejemplo, existen algunas profesiones y deportes que estimulan el estar delgado(a), entre ellas se encuentran el atletismo, la danza, la gimnasia rítmica, modelos de pasarela, etc. Todo esto puede provocar una fuerte presión en la persona llevándole a sentir una gran insatisfacción con respecto a su imagen corporal.

Factores psicológicos

Está comprobado que las personas con ciertos rasgos de personalidad son más propensas a desarrollar este tipo de enfermedad. Algunos rasgos como los de timidez, baja autoestima, comportamiento obsesivo compulsivo, rasgos depresivos, perfeccionismo y rigidez, están relacionados con el aumento en el riesgo.

También se ha encontrado que, dentro del núcleo familiar, existen determinadas características como la sobreprotección, falta de habilidades para la resolución de problemas y rigidez excesiva de parte de los padres puede influir para la aparición de esta enfermedad. Existe una asociación entre los trastornos de la conducta alimentaria y algunos trastornos de ansiedad y del estado de animo como por ejemplo, trastorno obsesivo compulsivo y trastorno depresivo mayor.

Factores biológicos

Se mantiene la hipótesis de que existe una alteración en el funcionamiento de algunas áreas cerebrales como por ejemplo en el hipotálamo-hipófisis aunque probablemente la mayoría sean causadas por alteraciones secundarias a la desnutrición.

La serotonina es un neurotransmisor que entre muchas de sus funciones también se encarga de modular la sensación de saciedad. Se ha demostrado que en pacientes con trastornos de la conducta alimentaria los niveles de serotonina y su metabolito (5-hidroxiindolacético) están disminuidos y se normalizan tras la recuperación de peso.

Consecuencias de la anorexia nerviosa

Las consecuencias que trae consigo este tipo de padecimiento pueden llegar a ser sumamente graves para la salud llevándole a causar efectos irreversibles a la persona afectada e incluso puede ocasionarle la muerte. Es importante tomar en cuenta que las consecuencias que se producen son mayores mientras más avanzada se encuentre la enfermedad. Y son provocadas por la propia distorsión de la imagen corporal y la pérdida excesiva de peso que origina una desnutrición progresiva.

Todo esto va teniendo repercusiones en la persona a nivel físico, psicológico y social. Algunas de estas repercusiones son las siguientes:

Consecuencias físicas

  • Alteraciones gastrointestinales: Dolores abdominales, vómitos, diarreas, náuseas, incapacidad para digerir la comida y aprovechar los nutrientes, etc.
  • Alteraciones cardiovasculares: Disminuye la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que puede tener consecuencias como arritmias y mareos así como también otras de mayor gravedad como paros cardíacos e incluso la muerte.
  • Anemia: Provocada por la mala alimentación, la falta de hierro y ácido fólico.
  • Problemas renales: Se incrementa el riesgo de infección en los riñones debido a la deshidratación y a la falta de vitaminas.

Consecuencias sociales y psicológicas

  • Aislamiento: La persona que padece esta enfermedad es más propensa a alejarse del contacto social debido a que los problemas físicos y psicólogicos que padece afectan directamente en su estado de ánimo. Todo esto provoca con el paso del tiempo un deterioro en las relaciones sociales.
  • Problemas escolares y laborales: Aparece una disminución en el rendimiento escolar y/o laboral debido a la falta de concentración originada por la malnutrición y otros factores relacionados.
  • Depresión: La depresión puede ser un factor de riesgo para el inicio de la anorexia o una consecuencia de ella.
  • Trastornos del sueño: Se presentan alteraciones y disminución en las horas de sueño.
  • Baja autoestima: La persona presenta problemas de baja autoestima desde antes de la aparición de la anorexia nerviosa. Sin embargo, con el paso del tiempo este problema aumenta.

Otras consecuencias:

  • Pérdida de cabello
  • Piel seca, áspera quebradiza y fría, en especial manos y pies
  • Amenorrea
  • Atrofia en el crecimiento
  • Disminución del deseo sexual
  • Temperatura corporal baja
Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento - Consecuencias de la anorexia nerviosa

Cómo tratar la anorexia nerviosa

El tratamiento para la anorexia nerviosa requiere de un plan integral en donde tienen que intervenir profesionales de distintas disciplinas. El objetivo del tratamiento es devolverle a la persona un peso saludable, corrigiendo la malnutrición que presenta y tratar sus problemas emocionales.

Generalmente, el tratamiento involucra una combinación de las siguientes estrategias:

  • Psicoterapia: Es necesario que el paciente inicie un tratamiento psicológico. La terapia que ha mostrado mejores resultados es la Cognitivo Conductual, la cual tiene como objetivo principal lograr que el paciente desarrolle actitudes saludables hacia la comida y el peso corporal, mediante la modificación de creencias y pensamientos inadecuados por otros más asertivos y adaptativos.
  • Medicación: Generalmente se llegan a recetar, dependiendo de la situación de cada paciente, fármacos antidepresivos para ayudar a controlar la depresión y ansiedad que están asociadas con este tipo de trastornos.
  • Nutrición y asistencia médica: Es necesario que la persona reciba una dieta, dependiendo de su situación individual y pueda comenzar una alimentación saludable y balanceada. Así como también que lleve un seguimiento oportuno con su médico de cabecera.
  • Hospitalización: Dependiendo de las circunstancias en las que se encuentre la persona y de que tan avanzada tenga esta enfermedad, es necesario que sea hospitalizada para tratar la desnutrición y otras complicaciones graves de salud física y mental.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Anorexia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba