Compartir

Antropofobia: significado, síntomas, causas y tratamiento

 
Por Sarai Atienza. 29 abril 2020
Antropofobia: significado, síntomas, causas y tratamiento

¿Has escuchado alguna vez el termino antropofobia pero no sabes qué es? ¿Quieres conocer más detalles y datos sobre la antropofobia? O tal vez, ¿Has tenido alguna vez miedo o rechazo por alguna persona y crees que pueda ser antropofobia? En este artículo de Psicología-Online te explicamos qué es la antropofobia, síntomas, posibles causas y cómo superarla.

Qué significa antropofobia

El termino antropofobia viene de las raíces griegas de “anthropos” que significa hombre y “phobos” que quiere decir "miedo o temor", por lo tanto su traducción sería “miedo a las personas”.

La antropofobia está catalogada dentro de los trastornos de ansiedad social, algunos expertos la califican como la variante patológica de la timidez y la introversión. Se considera una fobia de origen cognitivo mayormente en vez de somático, esto quiere decir que es una afección principalmente psicológica más que física. Aquí puedes ver los tipos de trastornos de ansiedad.

Es importante no confundir la ansiedad social con la antropofobia. Las personas que sufren de ansiedad social están en constante preocupación ante las situaciones de interacción social, pero son capaces de interactuar con otras personas aunque tengan que afrontar sentimientos de miedo, tensión, preocupación, etc., en cambio las personas que padecen de antropofobia no suelen exponerse a relacionarse con la gente, ya sean desconocidos como personas de su entorno cercano por el miedo que sienten.

Síntomas de la antropofobia

Las personas que sufren antropofobia sienten un temor o miedo agudo e irracional a la interacción con otros seres humanos. Esta sensación de incomodidad ante el contacto con otras personas conlleva un aislamiento social y una falta de relaciones interpersonales.

Comúnmente las personas con antropofobia suelen presentar varios trastornos relacionados:

1. Neurastenia

Este término fue empleado por primera vez en 1869 por el neurólogo George Millar Beard. Con este término se refería principalmente a la debilidad, el cansancio, el agotamiento físico y en ocasiones mental. Se tenía la teoría de que esta enfermedad era debida a cambios químicos en el sistema nervioso central. Actualmente el término neurastenia no se emplea con frecuencia ya que podría corresponderse con lo que hoy en día conocemos como síndrome de fatiga crónica/encefalomielitis miálgica.

2. Ansiedad generalizada

Las personas que padecen de ansiedad generalizada sienten tensión y exceso de preocupación crónica, es decir, incluso cuando no hay nada aparente que les tenga que preocupar, su mente se aferra anticipar posibles situaciones que le mantengan en constante sufrimiento. Estas personas pueden sentir ansiedad simplemente por pensar en cómo pasar el día. Este trastorno impide a la persona controlar su ansiedad incluso aunque sea capaz de racionalizar la excesiva preocupación y darse cuenta que su pensamiento es exagerado, esto impide que pueda relajarse y le mantiene en un estado de alerta constante. Comúnmente la gran carga de tensión psicológica hace que la persona comience a tener afecciones físicas, como fatiga, insomnio, tensión muscular, temblores, dolores de cabeza, etc.

3. Estados depresivos

A veces, los trastornos de ansiedad están acompañados por estados depresivos, del mismo modo que la depresión puede llevarnos a estados de ansiedad, son dos síntomas altamente relacionados.

Estos estados depresivos pueden verse reflejados en el estado de ánimo, sentimientos de tristeza profunda, desesperanza, falta de sueño o necesidad de dormir más de lo habitual, dificultad de concentración, variaciones en el apetito.

Causas de la antropofobia

Las causas de la antropofobia no son muy conocidas debido a la poca información que se tiene sobre este trastorno, pero mayoritariamente se cree que es el resultado a una experiencia traumática, por ejemplo haber sufrido abusos físicos directamente o presenciar algún episodio de violencia. La experiencia traumática puede haber sido de carácter psicológico, emocional o física, produciendo el mismo resultado en la persona, experimentar miedo a la gente.

Las personas con una salud mental afectada por algún problema neurológico o limitada por algún otro tipo de trastorno como esquizofrenia, autismo, trastorno bipolar, etc. pueden ser propensas a desarrollar antropofobia.

Un conocimiento limitado de las emociones y la salud mental propia, puede llevar a una mala interpretación de las situaciones o las circunstancias y estas provocar comportamientos de aislamiento social derivando en antropofobia.

Cómo superar la antropofobia

La antorpofobia se ve limitada en su tratamiento cuando se encuentra muy desarrollada ya que la mayoría de personas que la padecen reúsan el contacto con un profesional o especialista. Aunque esto no significa que no se pueda tratar, hoy en día disponemos de la posibilidad de realizar terapias online con profesionales que ofrecen su servicio a través de videollamadas, pudiendo aportar la seguridad que tanto necesita la persona que sufre antropofobia.

Si por el contrario se detecta al inicio de los primeros síntomas, un tratamiento psicológico puede ser muy efectivo, posiblemente sea necesaria la intervención de un profesional psiquiátrico para poder tratar el resto de síntomas periféricos que puedan surgir en la persona. Comprender que la antropofobia es un miedo irracional y que por lo tanto se puede superar como el resto de fobias, te ayudará a tomar el control de tus emociones y empoderarte en el momento de tomar la decisión para superarla.

  • La técnica más utilizada es para el tratamiento de las fobias es la exposición al estímulo, que puede ser en imaginación primero y luego en vivo. Siempre de forma gradual, pautada y acompañada por un o una profesional de la psicología. Aquí encontrarás más información sobre la técnica de exposición.
  • Durante el tratamiento puedes aprender otras técnicas complementarias que te ayuden a tomar control sobre tus pensamientos y emociones, como puede ser la relajación, la meditación o alguna otra técnica donde te sientas cómodo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Antropofobia: significado, síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • André, C. (2005). Psicología del miedo: Temores, angustias y fobias. Barcelona: Kairós.
  • Losilla M. , Sobrino A. (2011). Cansancio y debilidad. Guía de Actuación en Atención primaria. Barcelona: SemFYC.
  • Rojo, J. (2011). Comprender la ansiedad, las fobias y el estrés. Madrid: Pirámide.

Escribir comentario sobre Antropofobia: significado, síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Antropofobia: significado, síntomas, causas y tratamiento
Antropofobia: significado, síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba