menu
Compartir

Cómo superar la muerte de una madre: principales consejos

Cómo superar la muerte de una madre: principales consejos

Afrontar el fallecimiento de un ser querido es siempre algo difícil para cualquier persona, especialmente cuando el vínculo que les unía era muy fuerte. Esto ocurre en el caso de que la persona que fallece es una madre, una figura que nos entrega un amor único e incondicional y de la que nos cuesta mucho desprendernos para continuar con nuestras vidas.

La historia de cualquier persona está íntimamente ligada a la de su madre y su acompañamiento y su influencia queda para siempre con nosotros en nuestra personalidad y nuestra forma de ser. Por ello hay quienes necesitan llevar consigo a sus madres después del fallecimiento, una forma ideal de poder hacer esto son los colgantes para cenizas como los que podemos encontrar en la web de Siempre Presente para llevar a tu ser querido siempre contigo.

También te puede interesar: Cómo superar la muerte de una madre

Consejos para superar el fallecimiento de una madre

Si te preguntas cómo superar la muerte de una madre o cualquier ser querido lo cierto es que no existen soluciones mágicas que nos ayuden a continuar de un día para otro. Pero sí podemos tener en cuenta y especialistas en duelos para saber cómo afrontarlo de la mejor forma posible. Algunos de los consejos más interesantes son los que se muestran a continuación.

No existen dos duelos iguales

Lo primero que hay que tener en cuenta para afrontar la muerte de una madre es que no existen dos duelos iguales. Por tanto, lo que a otra persona le ha funcionado no tiene por qué funcionarte a ti y viceversa. El vínculo entre madre e hijo es siempre algo único y particular y va a estar condicionado por muchos factores que son distintos en cada caso.

Factores como la edad en la que se produce el fallecimiento, las circunstancias del desenlace, los apoyos sociales del hijo o la calidad de la relación influyen en la forma en que superamos la muerte de una madre. Por ello, cada persona tiene que utilizar estrategias y recursos que le funcionen a sí misma independientemente de lo que hagan los demás.

Llevar el recuerdo siempre contigo

Una de las mejores formas de superarlo es hacer que esa persona esté siempre presente, llevando una pequeña parte de sus cenizas en un colgante o pulsera, estos son unas de las más demandas en las joyas para cenizas.

Verbalizar el fallecimiento

A veces, tras el fallecimiento de una madre corremos un velo y evitamos hablar de su partida. Que se haya marchado no quiere decir que no podamos hablar de ella, rendirle homenaje hablando de sus mejores momentos y anécdotas y recordarla con cariño. En un primer momento puede ser difícil de hacer, pero poco a poco te sentirás mejor al exteriorizar todas esas emociones y sentimientos contenidos debido a la pérdida.

Hablar de tu madre después de que haya muerto te ayudará a mantenerla siempre viva a tu lado cada vez que recuerdes una vivencia o una experiencia con ella. Es una forma de gratitud hacia ella por el tiempo compartido y por el amor que te ha entregado y una forma terapéutica de ir dejando a un lado la tristeza para convertirla en añoranza y recuerdos bonitos.

Apoyo del entorno

La compañía y el apoyo del entorno familiar y de los amigos es crucial para superar el fallecimiento de una madre. No tenemos que tener pudor por apoyarnos en aquellos que nos quieren en nuestros peores momentos, pues el cariño que nos tienen será nuestra mejor medicina. Estar acompañado de personas conocidas y queridas hará que el trance sea más liviano y es una forma de distraerse y sacar otros temas de conversación. El consuelo y la escucha activa de nuestro entorno más cercano nos ayudará a sentirnos acompañados evitando la sensación de soledad que muchas personas padecen tras el fallecimiento de su madre. Las cargas en soledad son más cargas y por ello es aconsejable compartir el dolor para que vaya drenando en tu interior.

Asistencia psicológica

Existen psicólogos especializados en actuar como guías para personas que necesitan superar el duelo de un ser querido, en este caso de una madre. Sus consejos y pautas son muy útiles y tienen un fin terapéutico que resulta muy efectivo. En cada nueva sesión con el psicólogo iremos notando interesantes avances hasta que ya no necesitemos acudir a consulta porque podemos convivir en paz con el fallecimiento de una madre. Una forma de aportar empatía profesional a un momento doloroso como este.

Marcarse nuevas metas y objetivos

Tras el fallecimiento de una madre, debemos tratar de continuar con nuestras vidas, tanto en el plano personal como profesional. Aunque el dolor esté todavía presente debemos ser capaces de marcarnos nuevas metas y objetivos que nos ilusionen para tratar de sacar el mayor partido a cada día de vida, que es lo que una madre desearía para un hijo. No podemos cambiar el pasado ni el hecho de que una madre haya fallecido, pero sí podemos poner nuestra atención a nuevas ilusiones en nuestra vida para tomar las riendas y aprovechar cada instante que estamos en este mundo. Si aplicas estos consejos seguro que te sentirás más capacitado para retomar la normalidad y continuar con tu vida manteniendo a tu madre siempre en el recuerdo pero superando el trance del duelo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar la muerte de una madre: principales consejos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
claudia garcia
muy útiles los consejos, muchas gracias

Cómo superar la muerte de una madre: principales consejos
Cómo superar la muerte de una madre: principales consejos

Volver arriba