Cómo superar una separación cuando hay hijos

Cómo superar una separación cuando hay hijos

Una separación siempre es un hecho doloroso, incluso cuando se produce de mutuo acuerdo. Las circunstancias de una separación siempre son complejas, pero lo son todavía más cuando la pareja tiene hijos puesto que este cambio también afecta a la situación familiar.

A su vez, los hijos son un estímulo de fuerza y de motivación para intentar mantener una relación cordial con la expareja pensando principalmente en que ellos sufran lo menos posible. ¿Cómo superar una separación cuando hay hijos? En Psicología-Online, te ofrecemos información de calidad basada en la inteligencia emocional.

Cómo afrontar una separación cuando hay hijos pequeños

En una situación de este tipo, es habitual que los propios padres sientan vértigo emocional y preocupación por la nueva etapa. Toda la familia está viviendo un proceso de adaptación al cambio. Es recomendable que como adulto, tengas apoyos externos al propio núcleo familiar para poder compartir con esas personas las sensaciones y las dudas en torno a este proceso. Este apoyo externo es terapéutico para potenciar el desahogo y reducir el estrés. En la medida en la que cuidas de ti mismo evitas contagiar a tu hijo tu propio malestar.

1. Ten paciencia y afronta la situación con calma

Confía en que el tiempo ayuda a poner las cosas en su lugar. Tal vez mires a tu alrededor y observes el ejemplo de alguna ex pareja que mantiene una relación cordial y tú sientes que tienes que hacer un gran esfuerzo emocional para poder mantener este criterio ahora mismo. El tiempo es importante para aliviar las heridas del primer momento y dejar que la distancia ayude a calmar el sufrimiento. Recuerda que este momento pasará.

Intenta dar normalidad a la nueva situación familiar sin establecer constantes comparaciones con la etapa previa. Ahora ya no tenéis un rol de pareja, sin embargo, sí tenéis la gran responsabilidad de amar de forma incondicional a vuestros hijos y de educarles en valores sólidos. Por ello, podéis centrar la comunicación en aquellos aspectos que tienen que ver con el cuidado de los niños. El establecimiento de objetivos comunes puede ser especialmente efectivo en este momento.

2. Desarrolla estrategias de comunicación

Es recomendable potenciar técnicas para la comunicación eficaz con los profesores de los niños porque tal vez observen algún cambio en su actitud o quieran compartir alguna valoración. La casa y el colegio son dos de los espacios más importantes en la vida del niño. Por esta razón, conviene establecer puentes de diálogo entre ambos escenarios.

3. Trabaja tu empatía y la inteligencia emocional

Piensa en el bien común. En una situación de separación puedes experimentar sensaciones de individualismo, sin embargo, desde el punto de vista racional puedes reconducir la situación al observar cómo el bien común potencia tu propio bienestar y el de tus hijos. Es decir, si tus hijos se sienten bien, tú también estás mejor (y a la inversa).

No cometas los errores universales de los que tantas veces se arrepienten quienes han pasado por este proceso. Ten cuidado con aquellas acciones que pueden ser el resultado de la ira. Por ejemplo, hablar mal de tu ex pareja a tus hijos. Si necesitas desahogarte escribe todo lo que necesites expresar en una carta y, después, rompe el folio.

4. Busca una buena terapia

Pide ayuda profesional. Un psicólogo puede orientarte con sugerencias y recomendaciones concretas en torno a la situación familiar para actuar de manera constructiva y pedagógica. El experto puede darte indicaciones sobre cómo comunicar la separación a los niños y sobre cómo superar la tristeza después de una separación. En ese caso, es recomendable no dar excesivos detalles a los niños sobre los motivos de la ruptura.

Cómo afrontar una separación con hijos adolescentes

La adolescencia es una etapa de la vida compleja. ¿Cómo afrontar una separación en este momento si tus hijos tienen esta edad? Te ofrecemos los siguientes consejos:

  • Ten presente que tu separación familiar no debe suponer un cambio de rol en tu hijo respecto de la etapa de la vida en la que se encuentra. Sigue siendo un adolescente, no es un adulto. Por tanto, merece vivir este periodo de su vida con las responsabilidades propias de su edad.
  • Escuchar su opinión. Es importante reforzar la escucha activa para atender el punto de vista del adolescente. Nunca pongas a tu hijo en la posición de tener que mostrar una mayor preferencia por ti o por tu ex.
  • Una separación produce un cambio inevitable en la propia situación familiar. Sin embargo, es recomendable que, en la medida de lo posible, el adolescente no tenga que afrontar incontables cambios en su vida. Por ejemplo, los padres pueden tomar decisiones efectivas para propiciar que la rutina del joven siga siendo muy similar a la que tenía antes de la separación. De este modo, a pesar de los cambios experimenta la estabilidad de su zona de confort.
  • Autoridad. Es cierto que el adolescente puede sufrir como consecuencia de la separación de sus padres, sin embargo, esto no debe ser una excusa para la sobreprotección excesiva. Es importante que aquellos valores y aquellos límites que estaban presentes en el estilo de educación adoptado por la familia, sigan presentes a partir de ahora. Y los padres deben reforzar su comunicación para compartir información en torno a este asunto. Ha cambiado tu rol respecto de tu pareja, sin embargo, no ha cambiado en relación con tu hijo.
  • Comparte tiempo de calidad con tus hijos. Sigue creando nuevos recuerdos familiares. Es importante que el divorcio no sea un punto de inflexión brusco, sino una continuación de la propia rutina familiar.
  • Es recomendable transmitir la información sobre la situación de manera conjunta, formando un equipo. De este modo, esta imagen también transmite una información a los hijos. Es la información de la colaboración y la confianza entre ambos.

5 consejos para superar una separación o un divorcio

  1. Habla con otras personas de tu entorno que hayan pasado por una situación similar anteriormente ya que pueden compartir contigo esa experiencia vital que es tan valiosa. Los consejos de personas de tu confianza pueden ser una referencia de ayuda que te aporte luz en un momento en el que es posible que estés muy confundido.
  2. Cuídate. El dolor de la separación puede ser tan intenso que notes cómo estas emociones alteran tu propio estado de ánimo. Aplica este criterio esencial de cuidarte no solo por ti, sino también, por tus hijos. Necesitas estar bien.
  3. Una separación produce consecuencias. Sin embargo, es recomendable que recuerdes cuál ha sido la causa de esta decisión y seas coherente con ella. De este modo, en lugar de observar la separación en términos de negatividad podrás encontrar un significado a esta situación.
  4. Fomenta la amistad con tu ex. No se trata de que sea tu mejor amigo para contarle tus confidencias personales. Sin embargo, sí es muy recomendable que sea alguien en quien confías temas que afectan a ambos. Tu ex ha sido una persona importante para ti. Por respeto a ese amor que ambos habéis vivido, podéis intentar estar a la altura de lo que esta historia exige de vosotros.
  5. Podéis formar una bonita familia, si realmente, ambos queréis dejar de lado vuestras diferencias para priorizar lo más importante. Nadie dijo que fuese fácil, sin embargo, esta forma de actuar es una manifestación de amor que también puede experimentarse después de la separación a través de la humildad, la capacidad de perdonar y de evitar la falta de respeto en la pareja.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar una separación cuando hay hijos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.