Crecimiento personal y autoayuda

Consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia

 
Alejandro Garcia Mingrone
Por Alejandro Garcia Mingrone. 3 noviembre 2022
Consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia

Las presiones, los mandatos, las normas que debemos cumplir juegan un rol fundamental en el modo de ser que tenemos a diario. Muchas veces, nos encontramos en situaciones que resultan difíciles de manejar ya que aparecen sanciones impuestas por instituciones, personas, figuras de autoridad, entre otros. Después de todo, ¿Qué persona ha sido multada por conducir a una velocidad indebida? ¿Cuántas veces hemos escuchado noticias vinculadas a la detención de personas que se negaban a respetar autoridades policiales? A pesar de que estos ejemplos puedan ser muy generales, lo cierto es que no dejan de ser aspectos que se producen en la vida cotidiana. Por otro lado, hay personas que se someten a reglas y mandatos propias que les producen niveles de estrés muy elevados a raíz del sufrimiento comprendido.

En este artículo de Psicología-Online te explicaremos las consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia.

Índice
  1. Qué es la autoexigencia excesiva y de dónde surge
  2. Depresión
  3. Ansiedad
  4. Falta de empatía
  5. Pensamientos recurrentes
  6. Necesidad de aprobación permanente
  7. Sentimientos de inferioridad
  8. Apatía
  9. Postergación del placer

Qué es la autoexigencia excesiva y de dónde surge

Se denomina autoexigencia excesiva al esfuerzo o presión desmedida con respecto a los objetivos y/o metas que posee una personas en distintas situaciones de la vida cotidiana. Si bien es cierto que la autoexigencia es una de las cualidades que posee el ser humano, puede tornarse patológica cuando los niveles de estrés son extremadamente elevados y generan consecuencias en otras esferas de la vida.

Para saber por qué las personas se autoexigen es necesario indagar en las causas que provocan su surgimiento. A continuación, hablaremos acerca de dónde surge:

Experiencias de vida

En líneas generales, la autoexigencia excesiva puede surgir producto de haber tenido una infancia cargada de momentos de presiones familiares. En este sentido, las personas significativas del entorno ejercen un rol trascendental en la formación de la personalidad ya que determinan cómo se actúa frente a situaciones que se van sucediendo.

Por otro lado, es factible que la persona haya tenido castigos severos frente a incumplimiento de normas. Esto tiene como consecuencia la incorporación de una autoexigencia severa y hostil.

Aspectos biológicos

La autoexigencia excesiva también se fundamenta en la composición química del cerebro. Ante esto, es preciso señalar que existen conexiones neuronales que producen emociones diversas a lo largo del tiempo. Asimismo, podría pensarse en altos niveles de cortisol en aquellas personas que poseen grados de estrés permanentes y duraderos en el tiempo.

Depresión

Si bien la depresión no es una consecuencia que puede aparecer en todas las personas que sufren de autoexigencia excesiva, la posterior falta de voluntad para encarar proyectos puede ser provocada por el agotamiento físico y mental. Por este motivo, se debe considerar a la depresión como un trastorno mental que puede surgir tras haber incumplido con obligaciones impuestas.

Ansiedad

Otra de las consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia es la aparición de un grado elevado de ansiedad. En estos casos, es probable que surjan preocupaciones excesivas por el presente y el futuro que impidan disfrutar del momento actual.

Por otra parte, también pueden ocurrir episodios de insomnio, desregulaciones alimentarias, irritabilidad, entre otros. En el siguiente artículo encontrarás más efectos de la ansiedad en el cuerpo.

Consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia - Ansiedad

Falta de empatía

Tener dificultades para comprender a otras personas también puede ser consecuencia de la autoexigencia excesiva. Por lo general, las personas que padecen de este inconveniente suelen pensar únicamente en sí mismos/as. Esto les impide establecer lazos sociales que presenten afecto, solidaridad y respeto, entre otras cualidades.

Pensamientos recurrentes

El pensamiento es una de las cualidades principales que caracteriza al ser humano. En ciertos casos, las personas que poseen niveles elevados de estrés por presiones internas tienden a pensar en los hechos de la vida cotidiana con mucha frecuencia.

Este hecho, a su vez, puede provocarles un malestar mayor debido a que esos pensamientos no resultan placenteros, sino refuerzan castigos propios.

Necesidad de aprobación permanente

Otra de las consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia es la necesidad de aprobación permanente por parte de otras personas. Esta necesidad se desprende de que la persona autoexigente suele sentirse en inferioridad de condiciones en relación a su entorno social.

Sentimientos de inferioridad

La baja autoestima se puede dar en diversos momentos de la vida. Algunas personas creerán que tienen un cuerpo con carencias según los parámetros sociales de bellezas. En otras ocasiones, en cambio, los sentimientos de inferioridad pueden surgir por pensar que aún no se han cumplido ciertos ideales impuestos en relación al tiempo de vida o por no haber cumplido con los objetivos propuestos.

Consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia - Sentimientos de inferioridad

Apatía

La apatía se refiera a la indiferencia y falta de expresión emocional frente a estímulos externos. Esta es otra de las consecuencias psicológicas de la autoexigencia excesiva. En ciertas ocasiones, las normativas impuestas producen un retraimiento de la persona por el deber que sienten en sus vidas.

Postergación del placer

Es evidente que la autoexigencia excesiva y pasarlo bien van de la mano. Por esta razón, las personas autoexigentes suelen aplazar actividades placenteras para cumplir con los mandatos internos. Por este motivo, en estos casos existe una clara disminución del deseo en la vida.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • De Rosa, L., Valle, A. D., Rutsztein, G., Keegan, E. (2012). Perfeccionismo y Autocrítica: Consideraciones clínicas. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 21 (3), 209-215.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Consecuencias psicológicas del exceso de autoexigencia