Compartir

Creo que soy bipolar ¿Qué hago?

Por Marta Menéndez. 22 enero 2018
Creo que soy bipolar ¿Qué hago?

Nadie es estable anímicamente siempre. Es normal sentirse bajo de ánimo cuando las cosas van mal y contento cuando la vida nos va cómo queremos. Pero si tienes trastorno bipolar, los cambios del estado de ánimo son más extremos, y pueden verse “extraños”. Con tratamiento y esfuerzo puedes aminorar el impacto del trastorno en tu vida. Hoy en Psicología-Online hablaremos este tema y te ayudaremos a responder tu pregunta de "Creo que soy bipolar: ¿Qué hago?". Sigue leyendo y descubrirás cuál es la mejor manera de lidiar con esta condición de salud menta.

También te puede interesar: Creo que tengo fibromialgia: ¿qué hago?

Síntomas del trastorno bipolar

Lo primero es identificar en nosotros mismos algunos de los siguientes síntomas. El trastorno bipolar generalmente se caracteriza por dos episodios: depresión y manía. En un periodo depresivo, puedes sentir tristeza, que la vida no merece la pena, sin esperanzas... Incluso en alguna ocasión puede haber pensamientos suicidas. Mientras que en un episodio maníaco la persona tiene una energía excesiva, se siente eufórico…

Diferenciar si estás feliz o tienes un episodio maníaco

Cuando se trata de un episodio de manía te sientes mucho más enérgico que normalmente, tienes pensamientos que van y vienen muy rápido, hablas más alto y rápido de lo normal y disminuye tu necesidad de dormir.

Hay mucha gente que tiene trastorno bipolar pero no están diagnosticadas o no tienen el diagnostico apropiado. Esto se debe a que mucha gente no busca ayuda, aunque no se sienta bien, y en ocasiones, puede confundirse con depresión.

Aquí te descubrimos los diferentes tipos de trastorno bipolar y sus síntomas.

Creo que soy bipolar ¿Qué hago? - Síntomas del trastorno bipolar

Diagnóstico del trastorno bipolar

Si piensas que puedes presentar trastorno bipolar acude al especialista con un familiar, ya que los familiares pueden percibir aspectos que la propia persona no. Además, una revisión de tu historial familiar puede ayudar también, incluso cuando nadie de tu familia haya sido diagnosticado de trastorno bipolar.

El trastorno bipolar está asociado normalmente con otras condiciones como ansiedad, migrañas, abuso de alcohol y drogas que pueden causar cambios en el estado de ánimo o síntomas similares a la manía o la depresión.

Sé honesto con los síntomas que percibes en ti mismo para que el diagnostico sea lo más preciso posible.

En este otro artículo te descubrimos cómo es el trastorno bipolar I y II para que conozcas de forma más profunda esta enfermedad.

¿Qué hago si soy bipolar?

Vivir bien con el trastorno requiere ciertos ajustes en tu vida. Realizar ciertas pautas saludables puede ayudarte a mantener tus síntomas “controlados”, a minimizar los cambios de humor y a tomar control sobre tu vida.

El primer abordaje del trastorno es el tratamiento (medicación y terapia psicológica). Pero hay mucho más que puedes hacer para ayudarte en el día a día. Las pautas que te mostramos a continuación pueden ayudarte con el curso del trastorno, a mantenerte mejor durante más tiempo, y a recuperarte de una recaída o un episodio de forma más rápida:

1. Involúcrate en el tratamiento

Participa de forma activa en tu tratamiento. Aprende lo necesario sobre el trastorno, a reconocer los síntomas en ti mismo, e investiga las opciones de tratamiento. Cuanto más informado estés, mejor preparado estarás para tratar con los síntomas y hacer buenas elecciones.

No tengas miedo de preguntar a tu médico o terapeuta las dudas que te surjan en el proceso, una buena relación terapéutica facilita el proceso. Y sé paciente, no esperes resultados inmediatos.

2. Monitoriza tus síntomas

Cuando los episodios de manía o depresión aparecen es muy difícil interrumpirlos, por eso es muy importante detectar pequeños cambios en el estado de ánimo, en los patrones de sueño, en los niveles de energía, y pensamientos previos a la manifestación del episodio con el objetivo de poder introducir cambios antes de que se manifieste el episodio y así prevenirlo.

Identifica los síntomas de “alerta” que preceden al episodio en tu caso y los desencadenantes, teniendo en cuenta episodios pasados. Algunos desencadenantes comunes son: estrés, dificultades económicas, falta de sueño, problemas en el trabajo, etc.

Una vez que has identificado los síntomas, es importante actuar rápidamente. Para ello, puedes tener seleccionadas una serie de estrategias y actividades que te permitan mantener un estado de ánimo estable o sentirte mejor. Cada uno debe de buscar aquello que le funciona. A algunas personas con trastorno bipolar les funciona: hablar con una persona que es un apoyo, hacer algo creativo o divertido, escribir un diario, realizar ejercicio físico, realizar actividades al aire libre, etc.

3. No te aísles

Tener un apoyo es algo esencial. En ocasiones simplemente alguien con quien poder hablar supone un apoyo muy importante. Como seres sociales que somos necesitamos tener buenas redes sociales. El aislamiento y la soledad pueden causar depresión.

4. Desarrolla una rutina diaria

Tu estilo de vida (sueño, alimentación, patrones de ejercicio físico) tienen un impacto en el estado de ánimo. Hay muchas cosas que puedes hacer en tu día a día. Crear una rutina para cada día puede ayudar a estabilizar el ánimo, incluyendo horarios de sueño, comida, ejercicio, trabajo, ocio… Es importante tratar de mantener un patrón regular de actividad a pesar de los cambios en el estado de ánimo.

Realizar ejercicio físico puede beneficiar tu estado de ánimo y reducir el número de episodios bipolares. Trata de incorporar al menos 30 minutos de actividad física (correr, nadar, escalar, caminar) en tu rutina diaria.

Algo muy importante en el día a día es mantener una rutina de sueño. Dormir pocas horas puede desencadenar en un episodio de manía. Sin embargo, dormir en exceso puede empeorar tu estado de ánimo. Lo esencial es mantener una rutina constante. En este otro artículo te descubrimos diferentes técnicas de relajación para dormir bien.

5. Minimiza el estrés

El estrés puede desencadenar episodios de manía y depresión, por lo que mantenerlo en niveles bajos es algo esencial.

  • Relajación: cualquier práctica de relajación (meditación, yoga…) puede resultar efectiva para reducir el estrés.
  • Respetar el tiempo de ocio: disfruta de las cosas que te hacen sentir bien y sentirte satisfecha.

 

Creo que soy bipolar ¿Qué hago? - ¿Qué hago si soy bipolar?

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Creo que soy bipolar ¿Qué hago?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Creo que soy bipolar ¿Qué hago?

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Hermelinda Fabián
Soy bipolar pero tengo miedo de ir psicológo
Anna Badia Llobet (Editor/a de Psicología-Online)
Hola Hermelinda,
Lo mejor que puedes hacer es confiar en profesionales expertos en dicho trastorno. Una vez lo intentes, podrás ver si su ayuda te funciona o no.
Saludos.

Creo que soy bipolar ¿Qué hago?
1 de 3
Creo que soy bipolar ¿Qué hago?

Volver arriba