Compartir

Depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla

 
Por Marta Thomen Bastardas. Actualizado: 30 agosto 2019
Depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla

De levantarse sin despertador, las largas mañanas tumbado en la playa, las visitas a los museos, las tertulias nocturnas en el chiringuito del paseo y las costas del Mediterráneo a los madrugones, los atascos de primera hora, la lista interminable de e-mails y los encuentros con tu jefe o tus profesores, y todo ello de un día para otro. Bienvenidos a la vuelta al trabajo.

¿Te has sentido con falta de motivación, cansado, ansioso, irritable,… al volver de tus vacaciones? Entonces puede que estés experimentando el síndrome postvacacional, si quieres conocer en qué consiste y cómo superarlo, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online, donde explicaremos la depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla.

Depresión postvacacional

¿Qué es la depresión postvacacional? El síndrome postvacacional, también llamado depresión postvacacional, depresión post viaje o depresión post verano, tiende a ser frecuente en los países en los cuales es habitual disfrutar de largos períodos vacacionales que se concentran generalmente en verano.

El síndrome postvacacional se caracteriza por la aparición de sentimientos de desmotivación, tristeza y falta de energía, que experimentan las personas al volver a incorporarse al trabajo, tras las vacaciones, donde la persona debe realizar un proceso de adaptación o transición entre el tiempo libre y de ocio de las vacaciones y la vuelta al trabajo.

Depresión postvacacional: causas

La causa principal del síndrome postvacacional es el cambio de rutina que conlleva un proceso de adaptación. ¿Qué tipo de personas son más vulnerables a presentar depresión post viaje o post verano? Aunque no se hayan definido un conjunto de características concretas que delimiten la vulnerabilidad, los trabajadores más susceptibles de poder desarrollar la depresión postvacacional comparten un conjunto de características:

  1. Tolerancia a la frustración: las personas con una peor tolerancia a la frustración y con menor resiliencia, son más vulnerables a padecer el síndorme postvacacional, debido a que les es más difícil adaptarse a los cambios y a las nuevas circunstancias.
  2. Duración del período vacacional: como hemos citado previamente, la aparición de este síndrome tiene a producirse en países en los que los períodos vacacionales son más extensos, por ello, los trabajadores que gozan de largos períodos de vacaciones, se encuentran con más dificultades para iniciar de nuevo la rutina.
  3. Entorno laboral: el entorno laboral es una de las variables más importantes para reducir el impacto de la vuelta al trabajo. Aquellas personas que disfruten de sus trabajos, que se sientan a gusto con sus jefes y compañeros, tendrán menos dificultades para volver a incorporarse en él.

Depresión postvacacional: síntomas

Los síntomas experimentados en la depresión postvacacional o depresión post viaje pueden ser muy diferentes de una persona a otra, sin embargo se han señalado un conjunto de síntomas que parecen ser compartidos por la mayoría. Los síntomas del estrés postvacacional son:

  • Apatía
  • Astenia
  • Cansancio
  • Falta de energía
  • Debilidad generalizada
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Dificultad para concentrarse
  • Alteraciones del sueño, llamado insomnio postvacacional
  • Nerviosismo
  • Estrés
  • Tristeza
  • Ansiedad, pudiendo alcanzar en los casos más graves crisis de angustia.

La sintomatología presentada puede cursar en muchos trastornos distintos y por ello, puede ser difícil a primera instancia su detección. No obstante, tienen en común entre ellos y en diferencia con otros trastornos, que la aparición de sus síntomas empieza a manifestarse después de un período vacacional y ante el inicio laboral.

¿Cuánto dura el síndrome postvacacional? Su duración dependerá de cada persona, sin embargo es habitual que en los casos más leves su duración sea de 2 o 3 días, pudiendo alcanzar una duración de dos semanas en los casos más graves y de meses en casos extremos.

Depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla - Depresión postvacacional: síntomas

Consejos para evitar la depresión postvacacional

Para prevenir la aparición del síndrome postvacacional lo más importante es actuar en la transición de las vacaciones a la vuelta al trabajo, con el fin de que sea lo más amena posible. Para ello, existen varias medidas que pueden ayudarte evitar la depresión postvacacional.

1. Horario de sueño

Es recomendable, sobretodo en aquellas personas que tienen la costumbre de levantarse y acostarse tarde durante las vacaciones, ajustar en la medida posible sus horarios de sueño a los horarios que tendrán que asumir al iniciar el trabajo de forma progresiva.

2. Transición progresiva

Por otro lado, para aquellas personas que disfrutan de sus vacaciones en un viaje o en una segunda residencia, es aconsejable que regresen del lugar de vacaciones unos días antes de la vuelta al trabajo, para habituarse de nuevo al entorno rutinario y para poder recuperar paulatinamente sus actividades cotidianas habituales.

3. Repartir las vacaciones

En la medida posible, también es positivo poder fraccionar las vacaciones, es decir, aquellas personas que disponen por ejemplo de un mes de vacaciones, pueden dividirse en dos períodos de dos semanas, con el objetivo de no establecer hábitos en torno a las vacaciones y que con ello sea más sencillo volver a la rutina.

4. Actitud positiva

Pero, por encima de todo lo más importante en la reincorporación es la actitud positiva. Pensar en todas las connotaciones negativas que supone la vuelta al trabajo causa que se agudicen todos sus efectos a la vuelta. En este artículo encontrarás cómo tener una actitud positiva en el trabajo.

Superar la depresión postvacacional: consejos

¿Cómo superar la depresión postvacacional? Existen algunas pautas para superar el síndrome postvacacional. Puedes combatir la depresión postvacacional aplicando los siguientes consejos al volver al trabajo después de las vacaciones.

1. Levantarse antes

Aunque a primera instancia pueda parecer contraproducente, levantarse más temprano de lo que se debe para ir a trabajar y disponer de más tiempo libre por la mañana, puede contribuir a afrontar el día con una mayor motivación y sin estrés.

2. Ser progresivo y realista

Debemos ser conscientes de que la vuelta al trabajo tras un período vacacional aumenta las exigencias, debido a la carga acumulada de trabajo. Tratar de enfrentarse a todas las demandas laborales de golpe aumentaría los niveles de estrés y sensación de descontrol, por ello es recomendable realizarlas progresivamente.

3. Organizarte

En relación a la cuestión anterior, es recomendable establecer una lista de prioridades, para organizar todas tus tareas en función de su urgencia, para poder hacer una buena gestión del tiempo.

4. Recuperar tus hábitos

Es normal que nuestros hábitos se vean alterados en períodos vacacionales y aunque el más notorio sea tal vez los horarios del sueño, otros hábitos como la alimentación y/o el ejercicio físico también se ven afectados. Por ello, es recomendable que sin presionarte y gradualmente, recuperes tus hábitos cotidianos.

5. Emociones positivas

Es importante centrar la atención en las emociones positivas que nos produce la vuelta al trabajo, como priorizar los sentimientos de realización personal o focalizarnos en la ilusión de volvernos a encontrar con nuestros compañeros de trabajo. En este artículo encontrarás técnicas de motivación personal en el trabajo.

6. Emociones negativas

La aparición de emociones negativas como sentimientos de tristeza, desmotivación o rabia son muy habituales en la vuelta al trabajo. No busques cambiarlos o evitarlos, pues permitirte sentirlos te ayudará a aceptarlos y a vivenciarlos de un modo más sereno y no tan desbordante.

7. Tiempo libre

Tal vez lo que más contribuya a la aparición de la depresión postvacacional sea el cambio de poder destinar nuestras horas al ocio a al deber del trabajo. Por ello, es importante que sigas manteniendo espacios para poder disfrutar de tu tiempo libre.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Bajatierra, L. (2006). Síndrome postvacacional. El reencuentro con la realidad. Cambio 16, (1815), 44-45.
  • Bello, M. N. (2008). Depresión postvacacional: la cuesta emocional de septiembre. Sesenta y más, (272), 18-23.
  • García, M. J. G. (2001). El síndrome postvacacional. Gestión en la empresa familiar, 3(25), 44-45.
  • Lozano, J. A. F. (2000). Síndrome postvacacional. Medicina integral: Medicina preventiva y asistencial en atención primaria de la salud, 36(4), 121-124.
  • Yoldi, C. L. (2004). Superar la vuelta al trabajo. Integral: Vive mejor en un mundo mejor. (297), 64-66.

Escribir comentario sobre Depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla

¿Qué te ha parecido el artículo?

Depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla
1 de 2
Depresión postvacacional: síntomas y consejos para superarla

Volver arriba