Compartir

Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento

 
Por Marissa Glover. 12 febrero 2018
Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento

La enuresis nocturna infantil es un problema que suele presentarse con frecuencia y ser más común de lo que parece, se trata de la emisión repetida de orina durante la noche. El niño tiende a hacerse pis en la ropa o en la cama de manera involuntaria algunos días o durante toda la semana. Lo que sucede es que el niño(a) puede estar teniendo dificultades para reconocer cuando está llena su vejiga y no logra percibir esa necesidad de ir hacer pis, incluso cuando está despierto. Hay que tomar en cuenta que existe otro problema cuando la incotinencia urinaria le ocurre durante el día que se llama enuresis diurna y, por lo tanto, hay que diferenciarlo.

En este artículo de Psicología-Online, sobre enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento, vamos a darte a conocer con más detalle acerca de este padecimiento y descubrirte el tratamiento más adecuado para remediarlo.

Síntomas de la enuresis nocturna infantil

No existe una edad específica en la que los niños logren tener el control completo de la vejiga. Se considera normal que un niño menor de 5 años aún no se encuentre totalmente entrenado para ir al baño, sin embargo, de los 5 años en adelante ya se considera un problema. Los síntomas que presenta un niño con este padecimiento son los siguientes:

  • Es mayor de 5 años y se sigue orinando en la cama de manera repetida, ya sea 2 o más veces por semana o toda la semana.
  • Muchos niños que padecen de enuresis nocturna tienen un sueño profundo.
  • Puede aparecer en el niño cierta preocupación por moja la cama, lo que disminuye su deseo por irse a dormir.
Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento - Síntomas de la enuresis nocturna infantil

Enuresis nocturna infantil: causas

Existen varios factores que pueden influir para que se presente este tipo de trastorno en los niños. Entre los más comunes, se encuentran los siguientes:

  • Factores fisiológicos: alteraciones en el sueño, tener una vejiga con la musculatura débil o pequeña. También puede existir algún retraso en la maduración del sistema nervioso central, que exista déficit en la producción de la hormona antidiurética o anomalías en la médula espinal.
  • Factores hereditarios: se ha demostrado que los hijos de padres que han padecido del mismo trastorno tienen más probabilidad de que lo padezcan también.
  • Factores psicológicos: estar atravesando por situaciones estresantes para el niño constantemente, como por ejemplo, el divorcio de sus padres, un ambiente familiar tenso y problemático, cambio de colegio, nacimiento de un nuevo hermano, muerte de un ser querido, vivir en un ambiente desfavorecido, entre otros. Se ha encontrado también que la personalidad del niño influye para que sea más propenso a desarrollar este tipo de problema, por ejemplo, niños sumamente dependientes, temerosos, pasivos, tímidos y que tienen padres muy controladores o sobreprotectores.

Consecuencias de la enuresis nocturna infantil

Los niños con este padecimiento sufren consecuencias a nivel emocional que los limitan en su desarrollo personal y deterioran su bienestar. Algunas de las principales consecuencias psicológicas que trae este tipo de trastorno a los niños que lo padecen son los siguientes:

  • Aparecen problemas de autoestima en el niño debido a la impotencia que sienten de no poder controlarlo. En muchas ocasiones, los adultos pueden llegar a ridiculizarlos hablándoles en tono de burla acerca del tema o castigarlos cada vez que se orinen en la cama, lo que genera que su autoestima aún decaiga más.
  • Pueden aparecer síntomas de depresión y/o ansiedad en el niño.
  • Este problema puede influir para que el niño comience a presentar dificultades de aprendizaje y problemas de falta de concentración.
  • Temor de realizar actividades fuera de casa, como por ejemplo irse con sus amigos de camping, dormir en casa de algún amigo, etc.
  • Sentimientos de culpabilidad causado por la consciencia que tienen acerca de la situación y el saber que no pueden controlarla.
Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento - Consecuencias de la enuresis nocturna infantil

Enuresis nocturna infantil: tratamiento

En la mayoría de los casos, este problema desaparece en la segunda infancia. Sin embargo, para lograr la eliminación de este problema, es necesario que los padres tomen ciertas medidas para ayudar a los niños a superarlo.

Consejos para tratar la enuresis nocturna infantil

  • Es necesario que los padres eviten los castigos y las bromas acerca de este tema tan delicado para el niño, ya que de no hacerlo, se propicia a que el malestar emocional del niño vaya cada vez más en aumento, lo cual también influye para que se presente con mayor intensidad el problema.
  • Establecer la causa exacta que origina este problema, ya que puede variar en cada niño. Una vez establecida la causa específica, se pueden tomar las medidas necesarias para erradicarlo. No es lo mismo tratar una causa fisiológica que una psicológica, por ejemplo.
  • Evitar que el niño consuma líquidos antes de acostarse, lo cual aumentaría el riesgo de orinarse en la cama. Se recomienda que la ingesta de líquidos se realice por última vez por lo menos 1 hora antes de que el niño se vaya a la cama.
  • Enseñar al niño a que vaya al baño antes de irse a la cama aún sin tener ganas de hacer pis.
  • Llevar al niño al baño durante la noche cada 2 o 3 horas.
  • Educar al niño para que cuando se orine en la cama se cambie de pijama, cambie las sábanas y/o vaya al baño en caso de que siga teniendo ganas de hacer pis.
  • Programar alarmas al niño para que se levante al baño en ciertos horarios durante la noche. Existen también unos aparatos de alarma que se activan cuando se moja la cama.
  • Durante el día, se puede enseñar al niño a practicar entrenamientos de la vejiga en donde contenga la orina por períodos de tiempo más prolongados.

Acudir con un profesional

Hay que recordar que en el caso de que a pesar de tomar las medidas necesarias para erradicar este problema, el mismo continúa en aumento y el niño ha comenzado a tener problemas psicológicos como, por ejemplo, síntomas de depresión o ansiedad, entre otros, es necesario acudir a un profesional para que evalúe la situación individual del niño y de acuerdo a ello establezca el tratamiento más adecuado para él. En algunas ocasiones, aunque son mínimas, aproximadamente en el 1% de los casos, es necesario que se le administren algunos fármacos para ayudarlo a superar este problema.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Escribir comentario sobre Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento
1 de 3
Enuresis nocturna infantil: causas y tratamiento

Volver arriba