Compartir

Manifestaciones clínicas de la anorexia nerviosa

Manifestaciones clínicas de la anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es un trastorno alimenticio que puede ser muy peligroso para la vida de quien lo padece. Se caracteriza por la privación de comer y por la pérdida de peso. Si la persona que padece este trastorno pesa el 15% menos del peso normal para su condición física, es cuando se suele diagnosticar este desorden. La anorexia nerviosa puede conducir a problemas peligrosos de salud y puede incluso ocasionar la muerte

Manifestaciones clínicas de la anorexia nerviosa

La presentación típica de la anorexia nerviosa es la siguiente:

  • Tiempo de inicio preciso: el inicio de la anorexia nerviosa puede ser identificado con el momento preciso en que la paciente decide adelgazar. A veces la decisión de bajar de peso puede ser precedida por un evento significativo, tal como una pérdida afectiva, un fracaso académico o un conflicto familiar, que actúa como gatillante. El comienzo suele ser insidioso y con frecuencia pasa desapercibido por la familia.
  • Deseo incontrolable de adelgazar: la baja de peso se logra fácilmente, a veces reforzado por la familia y el grupo de pares quienes admiran la fuerza de voluntad de la adolescente para hacer una dieta.
  • Ritos alimentarios: Además de la restricción alimentaria estas pacientes pueden manipular en forma interminable los alimentos sobre el plato o trozarlos en formas diminutas, pueden además almacenar el alimento en la boca y posteriormente, en forma clandestina expulsarlo. La mayoría elude comer en familia o en situaciones públicas
  • Interés exagerado por la alimentación: Aunque comen menos e ingieren aquellos alimentos de menor contenido calórico (ejemplo comen ensaladas con vinagre y sin aceite), el paciente anoréxico típico está pensando todo el día en la comida, coleccionando recetas, cocinando y preparando alimentos para los demás, si bien ellas se contentan con sólo contemplarlo.
  • Amenorrea: Ocurre en todas las pacientes, en un 25% de los casos esta precede la baja de peso. En el hombre hay una pérdida de interés sexual. Actividad física aumentada: La actividad física aumenta a medida que bajan de peso. Las pacientes anoréxicas multiplican sus actividades físicas, caminan sin cesar, hacen abdominales y en general no descansan jamás. Vómitos y uso de laxantes. Algunas pacientes anoréxicas se auto provocan vómitos, ingieren laxantes y/o diuréticos.
  • Rendimiento escolar: Las pacientes anoréxicas generalmente tienen un rendimiento escolar promedio o sobre el promedio y generalmente son descritas como alumnas muy motivadas.
  • Contacto con sus pares: Generalmente los pacientes con anorexia se aíslan de su grupo de pares. Estos les permite evitar la confrontación respecto al peso y alimentación y por otro lado puede ser una manifestación de baja autoestima.
  • Apatía: La pérdida de peso progresiva está generalmente acompañada por una apatía sobre el aspecto emaciado de su cuerpo.
  • Comida como campo de batalla: Con la baja de peso persistente, la comida comienza a ser un tema de conversación y discusión central en la familia. Esta situación se hace cada vez más difícil, a medida que la frustración y preocupación de los padres por la baja de peso de su hija aumenta, asociada a la conducta cada vez más rígida de la adolescente sobre las comidas.

Los síntomas físicos habituales de la anorexia nerviosa están relacionados con la pérdida de peso. Ellas se quejan de dolor abdominal, estreñimiento, intolerancia al frío. Durante el examen físico se observa atrofia de las mamas y un color amarillento de la piel relacionado con una hipercarotinemia. Lanugo, que se localiza especialmente en las mejillas, el cuello, la espalda, el antebrazo y el muslo. Las manos y los pies están fríos y presentan a veces acrocianosis, probablemente por vasoconstricción. Las uñas se vuelven quebradizas y no es raro que se produzca caída del cabello. La presencia de bradicardia, hipotensión e hipotermia dependen del grado de desnutrición. A veces puede haber hipertrofia de las glándulas salivares, especialmente las glándulas parótidas en pacientes vomitadores y se pude observar edemas periféricos al recuperar peso.

Complicaciones en la anorexia nerviosa

La disminución de la ingesta conduce a una desnutrición crónica que pone en marcha los mecanismos fisiológicos compensatorios frente a un ayuno prolongado-descenso del metabolismo basal y modificaciones hormonales, además de alteraciones cardiovasculares, renales, gastrointestinales, hematológicas y del sistema inmunológico. Estas últimas dependen de la duración y severidad de la restricción dietética, del grado de disminución del peso corporal y de la velocidad de disminución de peso. En general, descensos del peso corporal del 25% (P/T menor 75% para la talla) o un IMC menor P 5 de las curvas de Must et al conducen a estas manifestaciones.

Los exámenes de laboratorio de rutina incluyen electrólitos plasmático, gases venosos, glicemia y hemograma. En general los electrólitos plasmáticos están normales salvo en los casos de consumo de diuréticos o laxantes, cuando puede haber una hipokalemia con un aumento de bicarbonato. La hipoglicemia es frecuente en éstos pacientes pero es usualmente sintomática. El hemograma habitualmente presenta leucopenia que puede asociarse además a neutropenia, anemia y trompocitopenia. En pacientes con amenorrea por más de 6 meses es necesario solicitar un densitometría ósea con el fin de evaluar la presencia de osteopenia.

Diagnóstico diferencial. Debe hacerse con enfermedades somáticas que producen pérdida de peso y con otros trastornos mentales que presentan alteraciones en la conducta alimentaria. Enfermedades somáticas:

  • Gastrointestinales: Síndrome de malabsorcíon Enfermedad inflamatoria (Crohn, colitis ulcerosa) Endocrinas: Hipertiroidismo Diabetes mellitus Enfermedad de addison Hipopituitarismo Neurológicos: Tumores del sistema nervioso central.
  • Trastornos mentales: Depresión Esquizofrenia

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Manifestaciones clínicas de la anorexia nerviosa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología Clínica.

Escribir comentario sobre Manifestaciones clínicas de la anorexia nerviosa

¿Qué te ha parecido el artículo?

Manifestaciones clínicas de la anorexia nerviosa
Manifestaciones clínicas de la anorexia nerviosa

Volver arriba