menu
Compartir

Omfalofobia: qué es, síntomas causas y tratamiento

 
Por Iván Piquero. 16 abril 2021
Omfalofobia: qué es, síntomas causas y tratamiento

Existe un gran número de personas que no se sienten del todo cómodas con alguna parte de su anatomía. En la medida que pueden, tratan de evitarlas mediante la aplicación de productos, operaciones o cualquier otro remedio que hagan mejorar este aspecto que no les gusta.

Más allá de que haya partes de nuestro cuerpo que nos gusten más o menos, lo cierto es que hay personas que presentan un rechazo hacia alguna parte de su anatomía, como pueden ser las cicatrices. Las cicatrices están asociadas a un daño o herida. En este sentido, todos presentamos al menos una cicatriz, que es el ombligo, cuya fobia relacionada recibe el nombre de “omfalofobia”. Continúa leyendo este artículo de Psicología-Online en el que hablamos de qué es la omfalofobia, sus síntomas, causas y tratamiento.

Qué es la omfalofobia

La omfalofobia se refiere al miedo excesivo e irracional que nos provoca ver o tocar nuestro propio ombligo o el de los demás. Pero ¿por qué es irracional y excesivo este miedo? El miedo es una emoción inherente al ser humano sin la que las personas y/o la especie humana no hubieran podido sobrevivir. En ocasiones, sin embargo, hay estímulos que nos provocan un miedo elevado y que no suponen una amenaza real para nuestras vidas o, al menos, no una amenaza tan grave como el paciente considera.

Por supuesto el ombligo, lejos de presentar una amenaza para nosotros, tuvo un papel fundamental durante el embarazo para nuestra supervivencia. ¿El propio ombligo o el de los demás supone algún peligro real para nosotros? Realmente no y por lo tanto experimentar una respuesta de intenso miedo ante el ombligo no sería adaptativa.

Las fobias son aquellos trastornos en los que la persona muestra un miedo excesivo e irracional hacia alguna situación, objeto, animal, etc. Por lo tanto la omfalofobia, dentro de las principales clasificaciones diagnósticas DSM-5 (Asociación Americana de Psiquiatría) y CIE-11 (Organización Mundial de la Salud), estaría incluida en la categoría de fobia simple.

Para el diagnóstico de fobia simple, el miedo debe ser irracional y excesivo y, además, interferir en la vida cotidiana del paciente. La omfalofobia tiene la particularidad de que el estímulo fóbico no puede separarse del paciente. Este hecho podría provocar exposiciones continuas al ombligo, lo que haría más complicado el desarrollo de la propia fobia.

Síntomas de omfalofobia

¿Cómo saber si tengo omfalofobia? Los síntomas de las fobias simples, siguiendo a Sosa, C.D. y Capafóns, J.I. (2014)[1] se agrupan en tres áreas: el área fisiológico, cognitivo y motor.

  • Síntomas fisiológicos: la persona experimentará taquicardia, incremento de la tensión arterial, sudoración, náuseas o diarrea, etc. debido a la presencia o el tacto del ombligo. Estos síntomas también podrían aparecer sin necesidad de exponer al paciente al estímulo temido (el ombligo), nos referimos a situaciones de anticipación o imaginación del estímulo fóbico.
  • Síntomas cognitivos: la persona presentaría creencias negativas respecto a la presencia o interacción con su ombligo y su propia capacidad de afrontamiento. Por ejemplo podría pensar que si lo toca “se podría reabrir la herida” o “podría provocar problemas de salud”.
  • Síntomas motores: la persona trataría de evitar mirarse el ombligo (en vivo o a través del espejo) y tocárselo. En caso de no poder evitarlo, la persona resistiría esta situación con gran malestar.

Causas de la omfalofobia

El desarrollo y mantenimiento de las fobias específicas se ha tratado de explicar utilizando diferentes teorías, como las teorías cognitivo-conductuales, las teorías biológicas o las teorías integradoras (que asumen la participación de factores biológicos, psicológicos y sociales en su explicación).

Teorías cognitivo-conductuales

La teoría cognitivo conductual establece que la aparición de una fobia se produce como consecuencia de la asociación del ombligo a estímulos aversivos (como por ejemplo dolor, sensaciones corporales desagradables, etc.), es decir, se adquiere mediante condicionamiento clásico. La fobia, una vez adquirida, se mantiene mediante condicionamiento operante. Esto es, se evita la exposición al ombligo tanto de forma visual como de forma táctil y esto refuerza la conducta evitativa.

En una dimensión cognitiva, la persona podría presentar pensamientos o creencias irracionales relacionados con el estímulo fóbico, tal y como hemos presentado en el apartado anterior.

El condicionamiento vicario podría también explicar el surgimiento de fobias. Este condicionamiento consiste en el desarrollo de omfalofobia mediante la observación de este miedo en otras personas.

Teorías biológicas

Las teorías biológicas proponen la existencia, por un lado, de una predisposición evolutiva y, por otra, una predisposición genética.

  • La predisposición evolutiva asume que es más común desarrollar fobias ante estímulos que han sido potencialmente peligrosos a lo largo de la evolución.
  • Los estudios con familias arrojan la existencia también de cierta predisposición genética para el desarrollo de las fobias.

Tratamiento de la omfalofobia

¿Cómo se cura la omfalofobia? El tratamiento para las fobias específicas incluye técnicas cognitivo-conductuales y estas pueden estar acompañadas de tratamiento farmacológico.

Técnicas cognitivo-conductuales

En primer lugar, la técnica de exposición es la indicada en estos casos. La exposición prolongada al ombligo (tanto en modalidad visual como táctil) hará que la respuesta ansiosa disminuya. La exposición podrá ser gradual si el caso lo requiere.

La técnica de exposición irá acompañada de técnicas de relajación previamente aprendidas y que serán útiles en el momento de exponer al paciente al estímulo temido.

Por otro lado, la evaluación del caso arrojará la existencia o no de creencias e ideas irracionales referentes al estímulo temido, en este caso el ombligo. Si estas están presentes deberán ser tratadas mediante técnicas cognitivas.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico se basa en la utilización de fármacos ansiolíticos. Su administración deberá evitarse durante la aplicación de la técnica de exposición.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Omfalofobia: qué es, síntomas causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias
  • Sosa, C.D. y Capafóns, J.I. (2014) Fobia específica. En Caballo, V.E., Salazar, I.C. Y Carrobles, J.A. (2014) Manual de Psicopatología y Trastornos Psicológicos. Madrid. Pirámide.
Bibliografía
  • Asociación Psiquiátrica Americana (2014). DSM-5. Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5-Breviario. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • Organización Mundial de la Salud (OMS) (2018) Clasificación Internacional de Enfermedades, 11.a revisión. Recuperado de https://icd.who.int/es

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Omfalofobia: qué es, síntomas causas y tratamiento
Omfalofobia: qué es, síntomas causas y tratamiento

Volver arriba