Compartir

Por qué no puedo dormir del tirón por la noche

 
Por Júlia Puigbó Vivas. 14 diciembre 2018
Por qué no puedo dormir del tirón por la noche

Son muchas las personas que tienen problemas para dormir, gran parte de ellas por el alto estrés al que estamos expuestos hoy en día. Dormir mal afecta negativamente a nuestra salud, estado de ánimo y productividad. ¡La calidad del sueño incide directamente en la calidad de tu vida!

Si eres de las personas que se preguntan "¿por qué no puedo dormir del tirón por la noche?", te aconsejo que sigas leyendo este artículo de Psicología-Online. Conocerás posibles causas del por qué no puedes dormir bien y cómo puedes conseguir dormir mejor, ¡seguro que cambiando algunos hábitos conseguirás dormir mejor!.

Por qué no puedo dormir del tirón por la noche: posibles causas

¿Por qué no puedo dormir del tirón por la noche? Muchas personas se preguntan eso a diario y es que las causas del insomnio y otros trastornos del sueño pueden ser varias y deben identificarse a tiempo.

¿Por qué no duermo seguido?

Un síntoma siempre tiene una causa que lo origina. Puede ser una causa física, emocional, bioquímica…

En el caso del insomnio podría ser un origen médico, por determinada enfermedad o un trastorno hormonal. Sin embargo, la mayoría de las personas que duermen mal no tienen ninguna justificación médica y por lo tanto el hecho de no dormir del tirón está causado por el estrés mental (relacionado con la autoexigencia, el control, el perfeccionismo, etc.) o por tener unos malos hábitos.

Antes de nada, te aconsejo que si estás tomando algún tipo de fármaco revises sus efectos secundarios. Algunos antihipertensivos, corticoides o antidepresivos pueden tener como efecto secundario el insomnio.

Por qué no puedo dormir del tirón por la noche - Por qué no puedo dormir del tirón por la noche: posibles causas

Hábitos y remedios caseros para dormir mejor

Lo que hagas durante el día influye en cómo vas a dormir por la noche. Unos pequeños cambios de hábitos pueden ser el mejor remedio:

  • Mantén un horario regular. Si cada mañana suena el despertador a la misma hora, tu cerebro interioriza cuándo tiene que estar más activo. Lo mismo ocurre por la noche: si tienes un horario regular al acostarte a tu cuerpo le cuesta mucho menos relajarse.
  • Evita dormir de día. Si te cuesta conciliar el sueño, mejor no hagas la siesta. Y si la haces que no sea más de 20 minutos.
  • Practica ejercicio. Practicar ejercicio físico con regularidad, te ayudará a dormir bien. Es mejor hacerlo por la mañana pero si sólo puedes por la tarde deja pasar al menos 4 horas antes de dormir: si te ejercitas muy tarde puede que te actives demasiado y el estado de excitación no favorece el sueño.
  • Evita tomar cafeína por la tarde. ¿Sabías que nuestro cuerpo necesita ocho horas para eliminar la cafeína de una taza de café?
  • Evita tomar alcohol horas antes de ir a la cama. El alcohol provoca somnolencia pero afecta a la calidad del sueño impidiendo disfrutar de un sueño profundo.
  • Toma infusiones. Las infusiones de valeriana, de tila, de amapola, entre otras, son aconsejables para relajarse.
  • Desconecta de la tecnología antes de acostarte. Evita el ordenador, el móvil o la tele hasta tarde ya que incrementan tu estado de alerta.
  • Ve al baño antes de acostarte para que las ganas de ir al baño no interrumpan tu sueño.
  • No cenes demasiado tarde y evita cenas copiosas. (El yogurt, la leche y el plátano, son alimentos ricos en triptófano y pueden ayudarle a conciliar el sueño).
  • Practica técnicas de relajación antes de ir a dormir, cómo la respiración diafragmática o la relajación muscular. Descubre aquí más técnicas de relajación para adultos.
  • Controla la temperatura de la habitación: Ni frío ni calor. La temperatura debe ser de 17 a 22º C.
  • ¡Silencio! Aísla tu habitación o prueba con tapones en los oídos para que el ruido no interrumpa el sueño.
  • ¡No mires la hora! Ir mirando la hora lo único que hará es ponerte más nervioso/a pensando en lo que tardas en dormir o el tiempo que queda para levantarse.
Por qué no puedo dormir del tirón por la noche - Hábitos y remedios caseros para dormir mejor

Acciones que te ayudarán a despejar tu mente

Disminuir tu estrés mental permitirá a tu mente entrar en un proceso de descanso. Algunos consejos que pueden ayudarte a ello:

  • Resuelve tus “tareas” pendientes (conversaciones pendientes, pedir perdón, compartir algo, saldar una deuda…).
  • Intenta disminuir tu necesidad de control.
  • Descubre qué te genera tensión respecto a tu personalidad: “soy muy responsable”, “soy muy insegura”, “necesito que salga todo perfecto”.
  • Planifica tu semana en objetivos concretos.
  • Borra la palabra “fracaso” de tu vocabulario y sustitúyela por “aprendizaje".
  • Dedica unos minutos a esa música que te permite equilibrar tu energía.
  • Reserva un espacio para ti, sin obligaciones ni responsabilidades.

Tu cuerpo necesita descansar para recuperar su energía. Dormir bien te beneficia en todos lo sentidos. ¿Empezamos?

Si, a pesar de todo, sigues sin poder dormir bien, podrías estar sufriendo un trastorno del sueño que requiera la consulta de un especialista.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no puedo dormir del tirón por la noche, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Meditación y relajación.

Bibliografía
  • Llamazares, E. Guía anti-insomnio. Vivir sin estrés mental.
  • Estivill, E. (1999). Dormir sin descanso: Trastornos del sueño. Barcelona.

Escribir comentario sobre Por qué no puedo dormir del tirón por la noche

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué no puedo dormir del tirón por la noche
1 de 3
Por qué no puedo dormir del tirón por la noche

Volver arriba