Compartir

Qué es la musicoterapia y sus beneficios

 
Por Júlia Ortiz, Educadora y editora. Actualizado: 11 junio 2019
Qué es la musicoterapia y sus beneficios

Desde la gestación ya se recomienda el uso de la música como un factor beneficioso para el desarrollo del bebé. A partir de la semana 20 de embarazo ya tiene la capacidad de oír y a través de la música pueden captar el estado de animo de la madre, así como potenciar la creación de nuevas conexiones neuronales.

La musicoterapia es el uso de la música como terapia en sus distintas vertientes para estimular, desarrollar y/o ayudar a disminuir distintos factores que se presentan, ya sea a causa de una patología o un desarrollo lento. Aunque la musicoterapia está enfocada en el ámbito adulto e infantil con necesidades especiales o diversidad funcional, también se usa, en la escuela, para fomentar un óptimo desarrollo en los niños y niñas. Otro ámbito donde la musicoterapia es muy utilizada y tiene múltiples aplicaciones es en la vejez.

En este artículo de Psicología-Online explicamos qué es la musicoterapia y sus beneficios.

También te puede interesar: Qué es el miedo en psicología

Qué es la musicoterapia

La musicoterapia la podemos definir como el uso de la música y sus múltiples beneficios, ya sea, en adultos, como en el ámbito infantil, también conocida como estimulación musical temprana. El uso de la musicoterapia está enfocado en el ámbito de las personas con diversidad funcional, en la vejez y niños con un desarrollo más lento o diferente. La música en sus distintas vertientes, entre muchos más beneficios, ayuda a estimular y desarrollar distintas capacidades. Es beneficiosa ya que estimula la concentración, la percepción auditiva, visual y táctil y propicia el desarrollo de la psicomotricidad, la coordinación y el movimiento del cuerpo. Además, si hay capacidad de lenguaje, con las canciones se favorece la práctica y conocimiento del lenguaje, así como la movilidad de la boca y la emisión de los diferentes sonidos.

Además de los múltiples beneficios citados anteriormente, los talleres pueden ser individuales o grupales. Es aún más enriquecedor un taller de musicoterapia junto a otros adultos o niños, ya que estimula las relaciones sociales, afectivas y emocionales. Favorece el desarrollo de las habilidades sociales.

Musicoterapia: beneficios

Los beneficios de la musicoterapia más importantes son: facilitar, desarrollar y dar soporte a distintas áreas del desarrollo. Entre otros beneficios, la musicoterapia sirve para:

  • Potencia el desarrollo del cerebro y la creación de nuevas conexiones neuronales.
  • Estimula los sentidos.
  • Establece a un estado de ánimo positivo y alegre.
  • Ayuda a la coordinación del cuerpo y la posición espacio-temporal.
  • Favorece la expresión, emocional y afectiva.
  • Favorece la expresión y el movimiento corporal.
  • Incentiva el desarrollo de la psicomotricidad del cuerpo y de las manos.
  • Favorece el desarrollo de la percepción auditiva, visual y táctil.
  • Ayuda a reconocer e identificar sonidos provenientes de instrumentos, canciones, o sonidos corporales.
  • Ayuda a gestionar la ansiedad y el estrés.

Musicoterapia: sesiones

¿Sabes cómo son las sesiones de musicoterapia? Es interesante saber en qué factores centrarnos y cómo debe estar organizado un taller para que sea efectivo. Los puntos explicados a continuación pueden ser de gran ayuda en el momento de escoger entre las distintas ofertas del mercado.

Hay tres factores que se deben observar antes de organizar un taller de musicoterapia:

  1. A quién va dirigido: número de integrantes.
  2. Tipos o grados de diversidad funcional: dependiendo del tipo o del grado de diversidad funcional que presenten las personas del taller, las propuestas serán unas u otras.
  3. El espacio donde se imparte el taller: medidas, materiales, mobiliario, accesibilida y la zona. El espacio debe estar adaptado al grupo sin barreras arquitectónicas en el caso de que hubiera una persona con movilidad reducida.

El diseño debe estar organizado dependiendo de distintos factores. Es recomendable guiarnos de algunos aspectos que podrán servirnos de gran ayuda:

Expectativas ajustadas

Si tenemos altas expectativas y muchos objetivos, puede que el grupo no los llegue a alcanzar y que se cree un sentimiento de fracaso. Ajustar las expectativas a las posibilidades y necesidades del grupo será de vital importancia para un buen desarrollo del taller.

Observar los intereses y necesidades del grupo

Cada grupo tendrá unos intereses distintos y para una implicación por parte de los integrantes es importante establecer las propuestas a través de sus intereses y necesidades. Habrá grupos que tendrán más interés por la expresión corporal y otros por tocar instrumentos de percusión. Si no atendemos a los intereses grupales, puede que no muestren interés y que la musicoterapia no aporte sus beneficios.

Flexibilidad

Las sesiones pueden tener una estructura establecida pero también es aconsejable dejar cierta flexibilidad. Puede que ese día estén más cansados o simplemente tengan interés por otro aspecto. No hay que forzar nada. Debemos observar y ser conscientes de cuándo se debe cambiar de propuesta o por el contrario si no es adecuada a las necesidades del grupo.

Experimentación, exploración y creatividad

Las sesiones y sus propuestas es recomendable que estén organizadas de manera que den posibilidad a experimentar, explorar y exteriorizar la creatividad. Propuestas vivenciales que permitan, por ejemplo, conocer los instrumentos en sus diferentes vertientes: la forma, el peso, el tacto que tienen, si son fríos, de metal o de madera, cómo lo tocamos para emitir un sonido, etc. En los talleres de musicoterapia es recomendable evitar el uso de fichas, ejercicios repetitivos, poco dinámicos o forzados.

Dar importancia necesaria al juego

Cuando se realiza un taller de musicoterapia, especialmente con niños, es vital que se le de la importancia necesaria al juego. El juego infantil es una necesidad y es de esta forma que a través del juego los niños y niñas se desarrollan de manera integral. Las propuestas es recomendable que estén enfocadas des del el juego y para el juego, pues de esta manera, jugarán aprendiendo y aprenderán jugando. Si les intentamos saturar de información o se ven forzados, recibiremos un rechazo por parte del niño dejando de implicarse activamente.

Qué es la musicoterapia y sus beneficios - Musicoterapia: sesiones

Musicoterapia: actividades

Hay múltiples propuestas para llevar a cabo en una sesión de musicoterapia. A continuación veremos algunas de las propuestas o ejercicios de musicoterapia:

Expresión corporal

  1. En esta propuesta podemos presentar cintas o telas a los integrantes del grupo.
  2. Con la música que elijamos, más o menos movida, ellos se moverán por el espacio fomentando la expresión corporal y la coordinación de su cuerpo.
  3. No hace falta dar demasiadas instrucciones o imponer reglas, simplemente dejamos fluir. Habitualmente, podremos observar que hay quién se tira por el suelo o quien se ata las cintas a la cabeza. En este caso, está fluyendo la creatividad y la espontaneidad, cada uno a su manera. Siempre que esté dentro de una buena convivencia, todo es válido.

Experimentación con instrumentos

  1. Podemos preparar un ambiente con distintos instrumentos de percusión, agrupados entre ellos o simplemente colocados de manera neutral.
  2. Los niños y niñas o adultos tendrán la posibilidad de experimentar y explorar el instrumento que sea de su interés y descubrir diferentes características como por ejemplo: ¿de qué está hecho?, ¿pesa?, ¿es frío porqué es de metal, o es de madera?, ¿cómo huele?, ¿cómo lo hago para que suene?, ¿emite varias tonalidades?, etc.
  3. Otra propuesta, podría ser tocar la guitarra, la batería, el piano, etc. Instrumentos que son un poco más complejos por su tamaño y estructura, pero que con acompañamiento (o no), puede ser una propuesta con un alto nivel de interés y de participación activa.

De esta manera el objetivo no es que aprenda a tocar el instrumento sino que se enriquezca de la experimentación y exploración propia, autónoma.

Cantar y bailar

¡Algo tan simple como cantar y bailar son dos propuestas muy completas y fantásticas! Simplemente poniendo música al gusto y dejando libertad de movimiento, se potencian múltiples aspectos como son el desarrollo de la psicomotricidad, el control de la coordinación o la expresión corporal. Si además, hay la capacidad de lenguaje, y se introducen las canciones, se practica el lenguaje y la movilidad bucal. Si las canciones son de interés para los integrantes, aún tendrá un mayor grado de participación. Aquí la importancia de escuchar los deseos, motivaciones e intereses grupales.

Juegos preestablecidos

Juegos como el de las estatuas:

  1. Cuando la música suena nos mantenemos en movimiento bailando.
  2. Cuando la música deja de sonar (la pausamos nosotros), nos quedaremos como si fuéramos estatuas, parados.
  3. No hace falta eliminar si alguien se mueve, se suele hacer pero intentaremos evitar los factores negativos y los sentimientos de fracaso.

El juego del semáforo. Necesitamos dos cartulinas, una roja y una verde:

  1. Cuando mostramos la cartulina verde, bailamos al ritmo de la música.
  2. Cuando mostramos la cartulina roja, el semáforo se vuelve rojo y mientras la música suena, nos paramos.

Este tipo de ejercicios son muy válidos ya que ayudan a saber gestionar los impulsos y aprender autocontrol. En la vida real es importante saber en qué momentos debemos controlarlos.

Juegos de tonos e intensidad

  1. Pondremos una canción en que los cambios de tono o intensidad sean muy notables, también podemos tocar una melodía con el piano o la guitarra marcando registros más agudos/graves o más fuertes/flojos.
  2. Cuando la canción suene floja, nos ponemos agachados moviéndonos a cuclillas.
  3. Cuando la canción suba de tono, nos ponemos de pie estirando bien los brazos tocando el cielo.

Otra opción es separar en dos el aula y que dependiendo del tono, nos tengamos que desplazar de un lado al otro. Cuando suene aguda nos posicionaremos a la derecha y cuando suene grave nos posicionaremos a la izquierda.

Estas propuestas potencian el desarrollo de la percepción auditiva, la distinción de tonalidades e intensidades. Además se trabaja la lateralidad y la coordinación del cuerpo en relación al espacio. En general funcionan muy bien durante un período de tiempo no superior a los 5 o 10 minutos, dependiendo del grupo.

Creación de instrumentos

La creación de instrumentos a partir del reciclaje es una propuesta muy válida. En la elección de los materiales debemos observar las características del grupo para evitar accidentes. Si son niños o adultos que se llevan cosas a la boca no escogeremos elementos pequeños ya que se pueden producir atragantamientos.

Por ejemplo, las maracas hechas con botes de yogur son una propuesta muy común. Necesitamos dos botes de yogur e introducir arroz, garbanzos o lentejas dentro. Una vez introducidos, juntamos las partes internas y las pegamos con cinta adhesiva. Podemos decorar las maracas al gusto.

Relajación y respiración

Puede que algunos niños o adultos sean nerviosos o muy movidos. Los ejercicios de relajación y respiración les pueden servir para volver a la calma al inicio o al final de la sesión. Una propuesta puede ser poner colchonetas en el suelo, nos tumbaremos, cerraremos los ojos y con una música relajante de fondo respiraremos. Podemos proponer levantar las piernas, los brazos, ponerse de lado, o imaginarse una situación en concreto. En este articulo encontrarás 15 ejercicios de relajación para niños.

En conclusión...

Como hemos podido comprobar, la musicoterapia es muy amplia y muy válida como soporte para varios ámbitos. La música en sus distintas vertientes tiene múltiples beneficios tanto en niños/as y adultos con diversidad funcional, como en la vejez y, en definitiva, para todas las personas. Si la práctica se realiza correctamente y se respetan las necesidades e intereses del grupo, puede ser un proceso de enriquecimiento y diversión.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la musicoterapia y sus beneficios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • AA, V. (2001). Fundamentos de musicoterapia.
  • Gold, C., Wigram, T., & Elefant, C. (2007). Musicoterapia para el trastorno de espectro autista. La biblioteca Cochrane Plus, (4), 9.
  • Ortega, E., Esteban, L., Estévez, A. F., & Alonso, D. (2015). Aplicaciones de la musicoterapia en educación especial y en los hospitales. European Journal of Education and Psychology, 2(2).

Escribir comentario sobre Qué es la musicoterapia y sus beneficios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la musicoterapia y sus beneficios
1 de 2
Qué es la musicoterapia y sus beneficios

Volver arriba