Neuropsicología

Tipos de ataxia y sus características

 
Alejandro Garcia Mingrone
Por Alejandro Garcia Mingrone. 23 agosto 2022
Tipos de ataxia y sus características

Suele decirse que los seres humanos no somos coordinados, no solo al relacionarnos con otras personas, sino también en algunos proyectos a los que nos enfrentamos. En ocasiones, lo que se decimos que vamos a hacer no está coordinado con nuestras acciones. Esto mismo podría trasladarse al cuerpo, ya que es posible que no haya coordinación entre las diferentes partes que lo componen.

 

En ciertas ocasiones, el cansancio y el estrés diario producen movimientos involuntarios que no se corresponden al pensamiento que habíamos tenido. No obstante, existen otras situaciones que representan problemas importantes que debemos tomar en consideración. En este artículo de Psicología-Online, te brindaremos información acerca de los tipos de ataxia y sus características.

También te puede interesar: El cerebelo: partes, funciones y enfermedades

Índice

  1. Qué es la ataxia y sus efectos
  2. Ataxias hereditarias dominantes y recesivas
  3. Ataxias no hereditarias

Qué es la ataxia y sus efectos

¿Qué es la ataxia? La ataxia es un trastorno de la motricidad que repercute en la coordinación adecuada de los movimientos de diferentes partes del cuerpo. En líneas generales, esto suele ocasionar dificultades en la precisión y la velocidad de la persona, ya puede afectar su forma de hablar, caminar o moverse dentro de un espacio determinado.

Al tratarse de un proceso degenerativo, los efectos de la ataxia pueden surgir a corto, medio y largo plazo, en función de las características de cada persona y de la intensidad del cuadro clínico. Asimismo, este tipo de afecciones puede deteriorar seriamente la calidad de vida de las personas si no reciben un tratamiento temprano basado en estudios clínicos reconocidos y avalado por la comunidad científica.

Ataxias hereditarias dominantes y recesivas

En primer lugar, debemos tener en cuenta que algunas ataxias pueden ser heredadas a través de la transmisión de información genética de los progenitores de una persona. A su vez, este tipo de ataxias hereditarias pueden clasificarse en dominantes o recesivas, según el carácter de cada una de ellas.

Seguidamente, te explicamos las características de las ataxias hereditarias dominantes y recesivas:

Ataxias hereditarias dominantes

Las ataxias hereditarias dominantes se corresponden con aquellos cuadros en los que predominan los genes dominantes que provocan la ataxia. Dicho de otro modo, en este tipo de ataxias hereditarias se manifiestan los genes que transmiten el trastorno motor de forma hereditaria.

Ataxias hereditarias recesivas

Si bien este tipo de afecciones también es producto de la herencia genética, la diferencia principal con respecto a las ataxias hereditarias dominantes radica en que los síntomas suelen aparecer de forma progresiva a partir de determinadas situaciones que actúan como desencadenantes. En general, estos síntomas pueden detectarse en la infancia o durante ciertos momentos de la adultez.

Podemos distinguir dos tipos principales de ataxias hereditarias recesivas:

  • Ataxia telangiectasia: suele comenzar antes de los cinco años de edad y puede provocar pérdida de masa muscular, dificultades en la coordinación de la mirada y la marcha e inmunodeficiencia, entre otros.
  • Ataxia de Friederich: también comienza en la infancia y los síntomas pueden incluir complicaciones en la coordinación motora y visual, falta de movilidad en las extremidades o dificultades en el habla y en la ingesta de alimentos, entre otros.
Tipos de ataxia y sus características - Ataxias hereditarias dominantes y recesivas

Ataxias no hereditarias

Este tipo de cuadro tiene la particularidad de que puede desarrollarse en cualquier momento de la vida de una persona tras haber sufrido alguna enfermedad de base orgánica, o bien haber estado expuesto/a a alguna situación estresante que desencadene los síntomas de la ataxia.

A diferencia de las hereditarias, las ataxias no hereditarias no son el resultado de la transmisión genética, sino que se pueden contraer por otras circunstancias. De este modo, existen casos en los que no se manifiesta el cuadro sintomático a pesar de que una persona pueda ser portadora de los genes que provocan la afección.

Cuándo aparecen los síntomas de ataxia

¿Cómo empieza la ataxia? A pesar de las características descritas con anterioridad, debemos saber que las ataxias no se desarrollan de la misma manera en todos los casos. En ocasiones, el origen de los síntomas comienza en los primeros años de vida, lo que puede afectar la coordinación motora, los movimiento oculares, la marcha, la motricidad fina y gruesa. En otras ocasiones, en cambio, el inicio de estos inconvenientes puede producirse en períodos más tardíos de la vida y su afección puede ser mayor o menor en cada persona.

No obstante, en todos los casos el diagnóstico debe ser realizado por un profesional de la salud mental especializado que evalúe las cualidades clínicas de cada paciente según aspectos como la edad, los antecedentes genéticos o las enfermedades preexistentes, entre otros.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de ataxia y sus características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Bibliografía
  • Betancourt Fursow, Y., Jiménez León, J.C., Jiménez Betancourt, C.S. (2013). Ataxias agudas en la infancia. Revista Actualización en Neurología Infantil IV, 73 (1), 30-37.
  • Palencia, R., Galicia, G., Alonso Ballesteros, M.J. (2004). Ataxias hereditarias. Revista de la Sociedad Boliviana de Pediatria, 44 (188), 120-127.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Tipos de ataxia y sus características