Trastorno esquizoafectivo: causas, síntomas, tratamiento y pronóstico

Trastorno esquizoafectivo: causas, síntomas, tratamiento y pronóstico

El trastorno esquizoafectivo hace referencia a un trastorno de salud mental que se caracteriza por la manifestación combinada de síntomas psicóticos, como delirios o alucinaciones, y síntomas de trastornos del estado de ánimo, como depresión o manía. Su padecimiento puede hacer que el afectado tenga serios problemas en su desempeño ocupacional y académico y en la interacción con los demás. Los síntomas que se presentan pueden ser de mayor o menor intensidad por periodos y pueden abarcar delirios, alucinaciones, tristeza, cambios en el apetito, descuido del aspecto físico, problemas de concentración, problemas de comunicación, aislamiento, discurso ilógico, trastornos del sueño, entre otros. Estos pacientes requieren de un tratamiento médico que combine la terapia farmacológica con la psicoterapia con el fin de reducir los síntomas y ser capaz de gestionar las emociones y conductas. En este artículo de Psicología-Online, explicamos con detalle cuáles son las causas, los síntomas, el tratamiento y el pronóstico del trastorno esquizoafectivo.

Qué es el trastorno esquizoafectivo

El trastorno esquizoafectivo puede definirse como un trastorno mental en el que las personas que lo presentan padecen una combinación de síntomas asociados a la esquizofrenia, como las alucinaciones o los delirios, y síntomas asociados a un trastorno del estado de ánimo o bipolar (síntomas depresivos severos o maníacos).

Se trata de un padecimiento de salud mental que se encontraría entre el diagnóstico del trastorno bipolar y la esquizofrenia, ya que los síntomas de ambos trastornos suelen estar presentes. No obstante, su evolución puede ser distinta en cada individuo y quienes lo sufren y no reciben tratamiento, pueden tener problemas en el ámbito social, escolar, laboral. Además de esto, también suelen presentar problemas de percepción, en los procesos psicológicos de índole emocional y complicaciones para cuidarse a sí mismos.

Trastorno esquizoafectivo: causas

Las causas del trastorno esquizoafectivo no se han identificado, pero los especialistas han señalado que hay una serie de factores que en combinación pueden favorecer su desarrollo y aparición. Entre estos factores de riesgo, se encuentran los que detallamos a continuación:

  • Factores de origen genético: aquellas que personas que tienen familiares directos con esquizofrenia, bipolaridad o trastorno esquizoafectivo tienen más probabilidades de sufrir este trastorno en su vida que aquellas personas que no los tienen.
  • Factores físicos: se han observado variaciones en la química y estructura del cerebro de las personas que sufren este trastorno mental como, por ejemplo, que presentan un volumen cerebral menor. También se ha señalado que aquellos que sufren retrasos del desarrollo tienen más riesgo de padecer esta enfermedad.
  • Factores ambientales: se ha demostrado que el hecho de estar expuesto a toxinas o virus cuando se está dentro del útero de la madre puede aumentar el riesgo de desarrollar este trastorno a lo largo de la vida. Además de esto, los daños cerebrales que pueden ocurrir debido a complicaciones en el parto o las situaciones de abuso y abandono también pueden ser determinantes en la aparición de este padecimiento de salud mental.

Otros posibles factores de riesgo del trastorno esquizoafectivo son los siguientes:

  • Haber sufrido de una enfermedad mental anteriormente.
  • Haber pasado por una experiencia traumática.
  • Consumo y abuso de drogas y/o alcohol.
  • Haber experimentado episodios muy estresantes.

Cuándo aparece y quién sufre el trastorno esquizoafectivo

El trastorno esquizoafectivo puede desarrollarse en cualquier etapa de la vida, aunque se ha señalado que se da con mayor frecuencia en la etapa adulta temprana. Según la edad de la persona afectada, también se ha podido observar que se manifiesta un tipo de trastorno esquizoafectivo u otro, pues en las personas adultas jóvenes se suele presentar el trastorno esquizoafectivo de tipo de bipolar, mientras que en las más mayores se manifiesta con más frecuencia el de tipo depresivo.

En cuanto a su prevalencia en la población, podemos decir que afecta a una tercera parte de las personas que tienen esquizofrenia y que se da con más asiduidad en mujeres que en hombres.

Trastorno esquizoafectivo: síntomas

Los signos y síntomas del trastorno esquizoafectivo varían considerablemente de una persona a otra y su evolución está caracterizada por periodos de síntomas intensos y graves con otros periodos de mejora y de síntomas de menor intensidad. Por lo general, son personas que presentan al mismo tiempo síntomas psicóticos y síntomas del trastorno bipolar o de tipo depresivo. Seguidamente, mostramos cuáles suelen ser los síntomas del trastorno esquizoafectivo que las personas afectadas presentan a nivel físico, de conducta, cognitivo y psicosocial:

Síntomas físicos

  • Trastornos del sueño.
  • Cambios en los hábitos alimentarios.
  • Subida o bajada de peso.
  • Falta de higiene.
  • Cambios en el aspecto físico y despreocupación por la propia imagen.

Síntomas conductuales

  • Deficiencias en el desempeño ocupacional, social y académico.
  • Comunicación difícil o nula: como por ejemplo no responder a lo que se le ha preguntado o responder de forma parcial.
  • Comportamientos desordenados.
  • Aislamiento.
  • Alternancia de movimientos rápidos y lentos.
  • Intentos de autolesión.
  • Intentos suicidas.
  • Ausencia de voluntad y movilidad.

Síntomas cognitivos

  • Delirios.
  • Alucinaciones: como por ejemplo visualizar cosas que no existen o escuchar voces.
  • Síntomas depresivos como tristeza profunda, sentirse vacío o inútil.
  • Pensamiento rápido, acelerado y desordenado.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Problemas de percepción.
  • Paranoia.
  • Problemas de memoria.

Síntomas psicosociales

  • Episodios maníacos.
  • Episodios depresivos.
  • Ansiedad elevada y excesiva.
  • Alternancia de autoestima muy alta o excesivamente baja.

Trastorno esquizoafectivo: tratamiento farmacológico

El tratamiento del trastorno esquizoafectivo debe establecer en función del tipo de esta enfermedad que se presenta, así como de la gravedad de los síntomas manifestados. Por lo general, los pacientes suelen responder bien a una intervención clínica en la que haya una combinación de medicación con psicoterapia para tratar de reducir los síntomas y poder llegar a controlar sus emociones y gestionar positivamente sus conductas sociales y de autocuidado.

El tratamiento farmacológico del trastorno esquizoafectivo puede abarcar lo siguiente:

  • Antidepresivos: fármacos que ayudan al afectado a reducir y gestionar la tristeza profunda, la angustia, el insomnio y las dificultades para concentrarse.
  • Antipsicóticos: como es el caso del antipsicótico atípico paliperidona, el cual modifica algunas sustancias naturales en el cerebro y permite disminuir los síntomas de la esquizofrenia.
  • Eutimizantes: fármacos que ayudan a estabilizar el estado de ánimo y reducir los episodios eufóricos y los episodios depresivos.

Tratamiento esquizoafectivo: tratamiento psicológico

Como ya hemos comentado, debe hacerse una combinación de tratamiento farmacológico con psicoterapia, y en este caso el tratamiento psicológico más adecuado sería la terapia cognitiva-conductual. Los objetivos de la misma son los siguientes:

  • Ayudar a la persona afectada a identificar todos los síntomas depresivos o maníacos para poder trabajar sobre ellos.
  • Ayudarle a aclarar de qué manera construye su realidad y cómo le da significado a sus experiencias de vida a partir de sus errores cognitivos y de su historia personal.
  • Mejorar su comunicación y la interacción social.
  • Desarrollar nuevas habilidades personales y sociales.

Tratamiento esquizoafectivo: pronóstico

Las personas que tienen trastorno esquizoafectivo presentan una mejor evolución que, por ejemplo, las que tienen esquizofrenia. No obstante, su pronóstico es más negativo que el de otros trastornos del estado de ánimo debido a los problemas de percepción que se desarrollan. Además, es importante señalar que cuantos más síntomas psicóticos se manifiestan, más crónica es esta enfermedad. Frecuentemente, se necesita de un tratamiento farmacológico y psicológico prolongado para controlar los síntomas y la evolución puede variar mucho de una persona a otra.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trastorno esquizoafectivo: causas, síntomas, tratamiento y pronóstico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.