Compartir

Cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes

 
Por Zoraida Luque. Actualizado: 25 mayo 2020
Cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes

El consumo de alcohol está muy aceptado en nuestra sociedad y asociado a las reuniones sociales y al ocio en general. El alcoholismo es una enfermedad que puede tener graves consecuencias en la salud física y mental del consumidor y en las relaciones sociales de éste. En este artículo de Psicología-Online vamos a contarte cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes, ya que es la mejor solución para evitar caer en la adicción. Encontrarás argumentos en contra del alcohol para los jóvenes y los efectos negativos y las consecuencias del consumo de alcohol excesivo.

Consecuencias del alcoholismo en jóvenes

En primer lugar es necesario conocer los efectos del alcohol. El consumo de alcohol tiene consecuencias a cualquier edad, sea su consumo puntual (bebedor social) o continuado. En el caso de los jóvenes estas son algunas de las consecuencias del consumo de alcohol ocasional:

  • Perder el control.
  • Responder de manera violenta.
  • Olvidar lo que se ha hecho o dicho mientras estaba ebrio.
  • Perder la consciencia.
  • Causar accidentes de tráfico.
  • Poner en riesgo su salud e integridad física y moral.
  • Disminución del rendimiento en la escuela.
  • Tener problemas con la ley.
  • Embarazos no deseados y ETS.
  • Alto riesgo de volverse adictos.
  • Arrepentimiento posterior de la forma de actuar, sentirse avergonzado o ridículo.
  • Facilitar el consumo de otras drogas.

Las consecuencias en general del consumo continuado van desde problemas puntuales, al desarrollo de enfermedades e incluso la muerte. Vamos a ver algunas de esas consecuencias:

  • Pérdidas de memoria.
  • Depresión, inseguridad y baja autoestima.
  • Disminución de las capacidades cognitivas.
  • Delirium tremens como consecuencia de la abstinencia: alucinaciones visuales, delirios, labilidad emocional y estupor. Pueden aparecer también temblores y convulsiones.
  • Cirrosis hepática.
  • Aumento de la probabilidad de padecer algunos tipos de cáncer.
  • Gastritis.
  • Úlceras.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Problemas familiares y laborales.
  • Dependencia física con los correspondientes síntomas de abstinencia cuando se para el consumo.
  • Accidentes de tráfico.
  • Problemas sexuales como la disminución del deseo o impotencia.
  • Cambios en el ciclo menstrual.
  • Aumento de la violencia.
  • Problemas económicos.

Según los datos de la OMS el consumo de alcohol mata a 3 millones de personas al año.

Si te preguntas por qué empiezan a consumir alcohol los adolescentes, aquí puedes ver las causas del alcoholismo en los jóvenes.

Medidas para prevenir el alcoholismo en los jóvenes

¿Cómo evitar el alcoholismo en los jóvenes? Algunas de las estrategias para controlar, prevenir y disminuir el consumo de alcohol son las siguientes:

  • Regulación de la venta de alcohol a través de impuestos. En la mayoría de los países ya existen altos impuestos a las bebidas alcohólicas.
  • Dificultar el acceso al alcohol. Aumentar la edad en la que está permitido comprar o consumir alcohol como ya hacen otros países puede ayudar a impedir que se comience a consumir a edades tempranas. Disminuir los comercios que tienen permitida la venta de alcohol, como ha sucedido con el tabaco también dificultaría el acceso de los jóvenes a esta sustancia.
  • Programas de concienciación en la escuela. Aplicar un programa de prevención y concienciación de manera regular en los cursos desde el comienzo de la adolescencia.
  • Establecer más espacios de ocio sin alcohol. Prohibir el consumo de alcohol en ciertos espacios de ocio como los relacionados con el deporte. Además, fomentar la organización de actividades sin alcohol como por ejemplo discotecas sin alcohol para jóvenes, conciertos sin alcohol, etc.
  • Prevención a través de la educación y el ejemplo. ¿Cómo reducir el consumo del alcohol en los jóvenes? Enseña a tus hijos e hijas valores incompatibles con el alcohol y otras drogas. Pero recuerda ser un ejemplo, de nada sirve hablarle a un adolescente del consumo de alcohol con una cerveza en la mano.
  • Informarles de las consecuencias. Explícales detenidamente la gravedad de las consecuencias del consumo de alcohol tanto a corto como a largo plazo. Siempre lo entienden mejor utilizando ejemplos o contándoles casos cercanos.
  • Disminuir los factores de riesgo fortaleciendo algunas habilidades. Muchos jóvenes y en general muchas personas beben porque se sienten más seguros bajo los efectos del alcohol. Fortalecer sus habilidades sociales y su autoestima evitará que esto suceda.
  • Enseñarles alternativas al alcohol. Cuantas más alternativas al alcohol conozcan tus hijos o hijas más lejos estarán de consumirlo. Lectura, cine, baile, música, videojuegos, deportes, hobbies… Favorece la realización de esas actividades todo lo posible para reducir las probabilidades de consumir alcohol.
  • Hábitos saludables. Para conseguir que las personas jóvenes consuman menos bebidas alcohólicas, se pueden aplicar medidas como establecer hábitos saludables. Es una de las estrategias más efectivas contra el consumo de alcohol. Las comidas saludables están de moda, así como las rutinas de ejercicios.
  • Dinámicas para trabajar las drogas con adolescentes. Desde los centros educativos se pueden realizar talleres y actividades para exponer y sensibilizar a los y las jóvenes con las consecuencias del alcoholismo. También se pueden realizar ejercicios de role-playing para aprender a gestionar las situaciones de riesgo como la presión de grupo para consumir alcohol.

Actividades para prevenir el alcoholismo en jóvenes

Comenzar a beber en la adolescencia es uno de los factores de riesgo para convertirse en adicto al alcohol. El alcoholismo es una enfermedad con graves consecuencias para la salud. Por eso es importante establecer actividades incompatibles con el consumo de alcohol en la rutina de los jóvenes.

  • Deporte. Deporte y alcohol son incompatibles al menos en su realización. Favorecer la realización de deporte puede resultar fundamental para la prevención del consumo de alcohol. Organizar ligas, competiciones y jornadas deportivas pueden fomentar la realización de deportes y las reuniones y a disminuir la relación ocio-alcohol.
  • Ocio sin alcohol. Como ya hemos visto en el caso del deporte, con otras formas de ocio se puede disminuir la asociación diversión-alcohol. Por ejemplo, con eventos relacionados con la música, los videojuegos, el baile, etc. Establecer un precio más bajo para los jóvenes en algunos lugares como el cine les facilita el acceso. Para prevenir el alcoholismo en adolescentes, es importante promocionar el ocio sin alcohol.
  • Espacios de reunión. Ya sea en espacios públicos o cediendo la casa a tus hijos para que se reúnan con sus amigos para ver una película, jugar a juegos de mesas o hablar de sus cosas. Todo sin alcohol.
  • Concursos. Se pueden hacer concursos de casi cualquier cosa. Si fomentamos la organización de concursos alejaremos a los jóvenes del alcohol y así disminuiremos el alcoholismo adolescente.

Aquí puedes ver otros consejos para prevenir la adicción a las drogas en los adolescentes.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Adicciones.

Bibliografía
  • Dollon, P. (2001). Adolescentes, alcohol y drogas. Barcelona: Medici.

Escribir comentario sobre Cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes
Cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes

Volver arriba