Compartir

Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones

Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones

Las redes sociales constituyen una nueva forma de interacción, una nueva puerta que genera distintas posibilidades en el ámbito de las relaciones personales y profesionales. Las causas de la popularidad de las redes sociales se deben a muchos factores, lo que es innegable es que a día de hoy representa uno de los pilares de la comunicación.

Sin embargo, en ocasiones, el uso de las redes sociales comporta un riesgo importante. Así ocurre cuando las personas reducen su universo al filtro constante de las redes sociales, desplazando los vínculos presenciales a un segundo plano. La adicción a las redes sociales forma parte de un nuevo tipo de patología: las adicciones comportamentales, es un hecho real que produce mucho sufrimiento a quien lo padece. Una nueva realidad que requiere de un tratamiento integral y de nuevas formaciones profesionales como másteres y postgrados en adicciones comportamentales. Por esta razón, en Psicología-Online, abordamos las causas, consecuencias y soluciones de la adicción a las redes sociales.

5 causas de adicción a las redes sociales

Comenzamos este artículo sobre las causas, consecuencias y soluciones de la adicción a las redes sociales hablando de los motivos más habituales que condicionan esta situación. Las principales causas de la adicción a las redes sociales son las siguientes:

  1. Normalización del uso de las redes sociales. Uno de los factores que influye en el desarrollo de la dependencia hacia Instagram, por ejemplo, es la naturalidad con la que tantas personas comparten fotografías, escriben comentarios e interactúan con los demás. Una experiencia positiva y creativa que deja de serlo en el momento en el que la persona ya no disfruta de ello, sino que siente que su voluntad queda sometida por la necesidad constante de interacción.
  2. Soledad. Internet es una ventana de relación social para todos. Sin embargo, quienes viven un periodo de soledad son más vulnerables ante el riesgo de dependencia porque observan en este vehículo de comunicación un sustituto de esos vacíos y carencias emocionales.
  3. Alimento del ego. Algunas galerías de imágenes de Instagram proyectan un universo en el que la vanidad parece una constante a partir de imágenes protagonizadas por aquel que muestra sonrisas infinitas y un estilo de vida de ensueño. Pero, además, este deseo de mostrar una imagen de perfección también recibe un feedback en forma de “like”. Un tipo de lenguaje que ofrece una interacción inmediata y diferente a la de las relaciones presenciales. Es un riesgo confundir el número de seguidores con el valor de la autoestima.
  4. Falta de límites. La adolescencia es uno de los periodos en los que los jóvenes son más vulnerables ante la falta de discernimiento de los posibles riesgos de las redes sociales. La falta de formación sobre el uso positivo de las redes sociales puede incrementar la confusión. Esta es una de las razones por las que los padres tienen también la responsabilidad de formarse para conocer el potencial de las redes sociales y la tecnología con el fin de hacer un buen uso de ella, ya que, además, el propio ejemplo de los padres también influye en los hijos.
  5. Dificultades personales. Distintos factores, por ejemplo, barreras en el plano de las habilidades sociales pueden hacer que una persona se sienta aparentemente más cómoda al relacionarse a través de internet. El riesgo de esto es que el paciente desarrolla estrés y ansiedad cuando tiene que afrontar situaciones presenciales que salen fuera de su zona de confort.
Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones - 5 causas de adicción a las redes sociales

Consecuencias de la adicción a las redes sociales

  • Dificultades para mantener la concentración. Aunque una persona esté físicamente presente en un lugar, su mente puede estar en otro totalmente distinto. Quien sufre adicción a las redes sociales consulta de forma compulsiva cualquier detalle, dejando en un segundo plano la realidad directa del día a día.
  • Alteración de los hábitos de sueño y descanso. La tendencia de vivir pegado a una pantalla altera el ritmo de vida en factores tan esenciales como estos. Por ejemplo, la costumbre de consultar el teléfono por la noche retrasa la hora del sueño o interrumpe el descanso nocturno.
  • Distorsión de la realidad. La persona se comporta como si el teléfono móvil fuese una prolongación de su ser tan importante como una parte de su propio organismo. Por ejemplo, se produce una pérdida de intimidad. La persona llega a la conclusión de que un momento es más feliz si lo comparte con los demás.
  • Falta de cuidado de la privacidad. Como consecuencia de esta pérdida de la esfera de la intimidad, quienes sufren adicción a Internet pierden el control de aquella información que comparten de sí mismos, es decir, no se dan cuenta de la cantidad de datos sobre su propia vida que facilitan a los demás. Gente que, en muchos casos, ni siquiera conoce en persona.
  • Vacío interior. Las redes sociales están marcadas por la interacción constante pero, también, por lo efímero de esta forma de expresión. Una fotografía compartida en Facebook hace unas semanas es totalmente caduca a día de hoy. Por esta razón, este exceso de actividad que queda en el plano de la superficialidad, deja tras de sí una inmensa sensación de vacío ante la alta demanda emocional de reconocimiento ajeno.

Soluciones para tratar la adicción a las redes sociales

El primer paso es tomar conciencia del problema. Ser sincero con uno mismo para observar esta limitación al comprender cómo esta adicción está afectando al paciente no solo en su vida personal sino, también, en el plano académico o profesional.

Además, es conveniente pedir ayuda psicológica de un experto especializado en la materia para hacer terapia. El experto realizará un diagnóstico de la situación inicial para, a partir de ese momento, concretar un tratamiento individualizado que eleve la resiliencia del afectado frente a esos estímulos que generan algún tipo de malestar.

Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones - Soluciones para tratar la adicción a las redes sociales

Qué son las adicciones comportamentales

La adicción a Internet es algo muy frecuente entre los jóvenes y adultos que se han acostumbrado a usar el medio online, pero lo hacen de un modo obsesivo. Sin embargo, no es la única adicción sin substancia que existe, recientemente, se han empezado a estudiar diversas actitudes relacionadas con la adicción pero que no comportan el consumo de ningún tóxico externo, estas conductas son conocidas como adicciones comportamentales.

Hoy en día, se consideran uno de los trastornos mentales más abundantes en la sociedad occidental, podemos dividir estas adicciones según el estímulo que produce la dependencia:

  • Adicción al juego o ludopatía
  • Adicción al trabajo
  • Adicción al sexo
  • Compras compulsivas
  • Adicción a la comida
  • Adicción a las redes sociales e Internet

Para poder abordar estas conductas, es necesario poder estudiar su origen, mantenimiento y las diversas formas de tratarlo. A partir de este propósito, nacen las formaciones específicas para profesionales de la psicología, cursos y postgrados en adicciones comportamentales, cuyo objetivo es arrojar un poco más de luz a este fenómeno de reciente aparición.

Cómo prevenir la adicción a las redes sociales

Más allá del tratamiento específico que puede plantearse a modo de solución, es conveniente tomar medidas de prevención. ¿Cómo lograrlo?

  1. Prioriza siempre tus relaciones y conversaciones presenciales. Esta es una premisa de referencia para no hacer de un medio como las redes sociales un fin en sí mismo.
  2. Disfruta de la expansión de la intimidad desde la libertad. Es decir, cuando disfrutes de un plan, olvídate de fotografiar ese instante para subirlo a tus redes. Es mejor que observes los detalles de ese día para guardarlos y sentirlos en la memoria de tus retinas. ¿Significa eso que no puedes hacer nunca una fotografía? Significa que debes encontrar el equilibrio de vivir haciendo fotografías cuando realmente tengan un sentido.
  3. Apaga el teléfono móvil tres horas cada día o déjalo en otra habitación distinta cuando estés en casa. Es recomendable que entrenes ideas prácticas y concretas para disfrutar de las redes sociales con medida. Para ello, también puedes establecer un horario de uso y concretar un momento del día en el que las mires por última vez.
  4. Recuerda cómo era tu vida antes de la llegada de las redes sociales. En lo esencial, era exactamente igual que ahora. Si necesitas recordar aquel tiempo, entonces, disfruta de películas antiguas que te muestren un estilo de vida anterior a lo tecnológico.
  5. Formación educativa. Es recomendable que en los centros académicos se programen charlas sobre este tema para profesores, padres y alumnos. Charlas que traten la adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones.
Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones - Cómo prevenir la adicción a las redes sociales

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Adicciones.

Escribir comentario sobre Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Diego
Gracias
Su valoración:
Rosaura
la verdad es que las redes sociales son muy peligrosas, mi sobrina esta todo el dia con el movil y no hace nada. Informacion realmente util. Ojalá todos los jovenes lo leyeran.

Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones
1 de 4
Adicción a las redes sociales: causas, consecuencias y soluciones

Volver arriba