Compartir

Actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos

 
Por Cristina Alavedra Barceló. 8 septiembre 2020
Actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos

Las habilidades sociales son una herramienta muy útil que desarrollamos las personas para poder relacionarnos con el resto de la gente. Aquellas personas que carecen de ellas observamos que mantienen dificultades a la hora de establecer vínculos con otras personas, les resulta complicado valorar la situación con la persona que tienen delante y saber cómo actuar o cuál es la mejor forma de interactuar, si es momento de ser más cordial porque la persona frente a ti es por ejemplo tu jefe o jefa o bien un amigo o amiga con quien puedes ser más coloquial. El objetivo de este artículo de Psicología-Online es ofrecer actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos.

También te puede interesar: Ejemplos de dinámicas de grupo para adultos

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales (HHSS) son un conjunto de hábitos que nos permiten comunicarnos y relacionarnos con otras personas de forma sana y satisfactoria, ellas nos ayudan a que nuestras relaciones interpersonales sean fructíferas y nos hagan sentir bien. La falta habilidades sociales nos lleva a conflictos y a mantener relaciones que presentan muchas carencias con otras personas así como malestar con nosotros/as mismos/as.

Estos hábitos que engloban las habilidades sociales son actitudes que adoptamos entorno a las relaciones interpersonales en base a nuestras creencias, pensamientos, emociones y forma de actuar ante diferentes situaciones. Cabe mencionar que las HHSS incluyen componentes como la comunicación verbal (tono de voz, etc.) y no verbal (postura de nuestro cuerpo, mirada, sonrisa, etc.).

Para tener unas buenas habilidades sociales es necesario también mostrar:

¿Por qué son importantes las habilidades sociales?

Las habilidades sociales son esenciales para relacionarnos con otras personas, establecer vínculos y poder mantenerlos. Son el motor de las relaciones humanas y de nuestro día a día, ya que somos seres sociales por naturaleza, eso significa que necesitamos relacionarnos para vivir. Ser una persona con habilidades sociales no solo incrementa la calidad de vida y un buen desarrollo y mantenimiento de autoestima sino que a su vez nos protege de padecer ciertas alteraciones psicológicas como ansiedad y depresión. La falta de habilidades sociales hace que la persona sea más propensa a tener reacciones de rabia, ira y frustración, genera sentimientos de rechazo e infravaloración que repercuten en la autoestima y estado de ánimo.

¿Sabes qué tan están tus habilidades sociales? Con este test de habilidades sociales puedes conocer el nivel de tus competencias sociales.

Dinámicas y ejercicios para trabajar las habilidades sociales

Tal y como se ha mencionado anteriormente, las habilidades sociales (HHSS) también implican la empatía, la asertividad, la autoestima, las creencias, la inteligencia emocional, el autoconcepto y autoestima, por lo que si queremos trabajar las HHSS también debemos trabajar todo lo anterior, para ello vamos a proponer una serie de ejercicios que permitan conocerse más y a la vez reforzar las habilidades sociales a través del autoconocimiento de uno/a mismo/a.

1. Flexibilizar las relaciones

Este ejercicio para adultos de habilidades sociales consiste en dibujar una pirámide, dividirla entre dos y en un lado poner “yo” y en otro poner “los demás”. Una vez hecho esto, debes reflexionar sobre tus relaciones y en la parte donde pone los demás debes reflexionar sobre el nivel de compromiso que tienen tus relaciones contigo y marcarlo en la pirámide. En el apartado donde pone “yo” debes reflexionar sobre el nivel de compromiso que has adquirido tú hacía los demás.

Esa actividad te permitirá flexibilizar tus relaciones, puede ser útil para todas aquellas personas que presentan creencias muy marcadas sobre ciertos valores como la amistad, etc., y se muestran muy rígidos ante todas sus relaciones o bien ante una situación relacional que está bloqueada. Al ser gráfico, te permite hacer un análisis mucho más visual. Esta tarea parte tiene como referencia a la psicología positiva y fue diseñada por Hervás (2008).

2. Sanear las relaciones bloqueadas

Quizás un hecho que nos esté dañando nuestras HHSS es una relación bloqueada, algo que nos hizo daño y aún no hemos sabido reponernos. Para ello, esta tarea expuesta desde el planteamiento narrativo puede ser muy útil. Se trata de escribir los sentimientos que te genera aquella relación que quieres sanear.

  1. Primeramente, se va a escribir todo lo negativo que provoca hasta sentir que ya se ha expresado todo al respecto.
  2. Es entonces cuando se puede pasar al siguiente punto, escribir todo lo positivo que tiene la relación.

Realizar este ejercicio para trabajar las habilidades sociales en adultos ayuda a regular las emociones negativas hacia otras personas. En este artículo puedes ver 15 técnicas para gestionar las emociones. Cabe mencionar que esta actividad está indicada en los casos en que se quiera seguir o retomar la relación con una persona o en el caso de que la pérdida de esa persona afecte a tu día a día y afecte al humor con rabia o ira.

3. Abordar los problemas des de las necesidades

Una de las cosas más útiles para que las personas puedan comprender un problema y estos no supongan una fuente de conflicto es abordarlo desde las necesidades. En general, privar a alguien de lo que se está necesitando no es algo muy común, por lo que la propuesta de esta actividad es plantear y abordar los problemas y conflictos desde las necesidades. Además, este ejercicio también permite explorar nuestro interior y conocernos mejor. Antes de empezar esta actividad es importante tener en cuenta que existen 6 necesidades para el bienestar psicológico:

  • Control del entorno (sabiendo que no todo está bajo nuestro control y haciendo referencia a aquello en el que la persona puede ser proactiva)
  • Crecimiento personal
  • Autonomía
  • Propósito en la vida
  • Autoaceptación
  • Relaciones positivas

Cuando las necesidades se fortalecen, el problema deja de tener tanto peso. A partir de aquí, ante un problema la persona deberá reflexionar sobre las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué cosas me hacen sentir bien?
  • ¿Cuáles son mis necesidades?
  • ¿Cómo veo el problema en relación a mis necesidades?
  • ¿Qué puedo hacer para satisfacer mis necesidades?

A la hora de expresar todo lo hallado a otra persona recuerda hacerlo de forma asertiva: “entiendo lo que me dices, cuando tú haces esto yo me siento…

4. Soy la otra persona

Otro de los elementos que no podemos olvidar cuando hablamos de habilidades sociales es la empatía, por ello propongo esta dinámica para trabajar las habilidades sociales. El objetivo de esta dinámica es apreciar los sentimientos y emociones de otra persona. A su vez buscar puntos en común ante el conflicto y reforzar la convivencia, el respeto y la tolerancia.

Para que sea más fácil integrarse en la piel de la otra persona, es necesario que se elija un complemento o una prenda de ropa de la otra persona (collar, bufanda, gorro, jersey, chaqueta, pañuelo, corbata, etc.), con la prenda puesta se pedirá a la persona que describa lo que siente y las sensaciones que tiene siendo la otra persona.

5. Escucha activa

Una de las actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos es poner consciencia y practicar. La escucha activa es una de las HHSS más básicas e importantes presentes en cualquier taller de habilidade sociales o entrenamiento en habilidades sociales. Con tu entorno más cercano dedica un tiempo a practicar la escucha activa, esta te permitirá conocer mejor a tu entorno así como también mostraste una persona más cercana.

6. Autorregistro de habilidades sociales

Otra de las actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos es llevar un registro de las HHSS que se utilizan o que se querría utilizar. De ese modo podremos detectar de forma gráfica qué conductas han podido causar algún conflicto, el por qué y buscar solución. Al empezar el autorregistro, es importante primero que se recuerde una situación que creó incomodidad o que no te hizo sentir bien. Es importante que una vez se recuerde, se anote el día y en qué momento sucedió y el contexto. Una vez se tenga toda esta información, es importante recordar cómo se resolvió esta o cómo se actúa ante esta (asertivamente, evasiva, agresividad, etc.).

Cuando hayas visto el estilo de afrontamiento que se utilizó en aquella interacción, en el caso que no fuese asertivo sería bueno plantear como se hubiese podido actuar para que aquel conflicto fuera menor, genera alternativas a cómo afrontar el conflicto.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Beyebach, M.; Herrero, M. (2010). 200 tareas en terapia breve. España: Herder.
  • Roca, E. (2008). Como mejorar tus habilidades sociales. ACDE.

Escribir comentario sobre Actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos
Actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos

Volver arriba