menu
Compartir

Cómo ayudan las terapias contextuales

 
Por Alba Martinez Villa. Actualizado: 2 noviembre 2023
Cómo ayudan las terapias contextuales

La terapia contextual se encarga de proporcionar herramientas para que así puedas dirigir y enfocar tu vida con mayor flexibilidad, de forma que vayas haciendo ajustes y equilibrando tus experiencias en función de los acontecimientos o de tu valoración en cada ocasión.

En la actualidad, existen diferentes programas de formación bastante completos que pueden llevarte a ser la terapeuta que deseas y sobre todo, el terapeuta que tus consultantes necesitan. Sin embargo, la mejor opción la ofrece la Universidad Europea con el Máster en Terapias Contextuales.

De esta manera, podrás aprender los diferentes modelos y construir un sinfín de programas destinados a la prevención e intervención de diferentes desórdenes conductuales.

Origen de la terapia contextual

Buscando soluciones científicas y objetivas a los trastornos mentales, surge la psicoterapia basada en el modelo lógico positivista. Su objetivo principal era curar los trastornos mentales aplicando el método científico.

Anteriormente se creía que los problemas mentales se formaban únicamente en la mente de los individuos enfermos, pero la psicología se interesó, no solo en estudiar al individuo, sino también el ámbito relacional, incluyendo el contexto.

Los mayores avances en este sistema de creencias los introdujo el filósofo Martin Buber, destacando la idea de que la realidad está compuesta de relaciones. Para el momento, las terapias individuales eran comunes, reconociendo sus límites, específicamente en pacientes psicóticos.

El instituto de Psiquiatría en Filadelfia en 1957 dirigido por el psiquiatra Ivan Boszormenyi - Nagy, puso en marcha un proyecto de investigación sobre terapias familiares. Gracias a estos estudios, Boszormenyi - Nagy es considerado el padre de la terapia contextual y es que su trabajo enfatiza la unión de las generaciones, las relaciones interpersonales y los procesos de la psique.

Los modelos cognitivos integradores de pensamiento para el tratamiento de trastornos mentales han avanzado desde su creación, y durante los estudios de los últimos veinte años, ha quedado demostrado que los modelos terapéuticos no deben permanecer estáticos, pues las personas necesitan tratamientos que respondan a las necesidades de la sociedad, y por eso son necesarias terapias específicas del contexto.

Las terapias contextuales o de tercera generación, ofrecen una nueva perspectiva sobre el tratamiento y representación de los trastornos mentales, es decir, de los problemas psicológicos en general.

Qué son las terapias contextuales

Las terapias contextuales, las cuales se conocen también como de tercera generación, se encargan de examinar el comportamiento de las personas en el contexto que estén, en vez de separarlo de él. Esto significa examinar lo que una persona valora, lo que dice y cómo lo dice, incluyendo un análisis del comportamiento verbal en cada individuo a la hora de interactuar con los demás.

Para predecir mejor la conducta de un paciente, los psicoterapeutas deben comprender el contexto que afecta su comportamiento y de esta manera, proporcionar el tratamiento de terapias efectivas. De forma puntual, la terapia contextual busca una comprensión del significado detrás de las emociones, acciones y pensamientos de las personas donde se incluye el contexto como un parámetro.

Conductismo radical

Algunos autores afirman que las terapias contextuales son descendientes directas del conductismo radical, sin embargo, estar de acuerdo con esta afirmación sería reduccionista, ya que implica que los postulados de las terapias de tercera generación son los mismos de Skinner.

Las terapias de tercera generación incluyen hallazgos de la ciencia, que han demostrado resultados en el ámbito psicoterapéutico para determinar el efecto del contexto y sus elementos en la conducta. Estas intervenciones psicoterapéuticas examinan de forma precisa las diferencias entre la realidad y la realidad construida por cada persona.

Así, la terapia contextual tiene una carga filosófica, y se centra en gran parte en temas como el perdón, la moralidad, la justicia y la ética. Incluye además, la curación a través de las generaciones llevándolos a la reconciliación y el reconocimiento.

También busca conciliar estos aspectos que se encuentran en disonancia y dirigirlos a una cura, bien sea del dolor que provocan o para mejorar la relación del paciente con su entorno. A todas las personas y cosas involucradas en el proceso hace referencia el término contextual.

Cuáles son las terapias contextuales

En la terapia contextual, se consideran cuatro aspectos de interacción: los hechos, las interacciones conductuales, la psicología individual y las consideraciones éticas relacionadas con las relaciones. Existen muchos exponentes de terapia contextual, sin embargo, los principales modelos terapéuticos incluyen:

  • La terapia dialéctico - conductual (DBT): esta terapia tiene como objetivo reducir los comportamientos y pensamientos autodestructivos de los pacientes. Se desarrolló para tratar sobre todo el trastorno límite de la personalidad. Este método busca aliviar el dolor emocional, realizar comprobaciones de la realidad y mantener la plena conciencia a la vez que promueve la tolerancia.
  • La terapia de aceptación y compromiso (ACT): es uno de los modelos más extendido dentro de los ejemplos relacionales, basado en una amplia teoría filosófica que tiene como base para este tipo de psicoterapia. Busca definir los valores personales del individuo y cómo aceptar los acontecimientos.
  • La terapia basada en mindfulness: esta terapia sugiere que necesitamos aceptar radicalmente el momento presente, destacando que debemos seleccionar activamente nuestras experiencias, sean insatisfactorias o dolorosas, permitiendo operar al individuo en el aquí y en el ahora. Esta terapia permite evitar que los pensamientos sobre el pasado o el futuro se apoderen de la mente, para poder decidir en el momento actual.
  • La psicoterapia analítica funcional: esta terapia se centra en la relación psicoterapeuta. Su foco es la relación del paciente con su psicoterapeuta y las oportunidades de aprendizaje que surgen dentro de las sesiones. En este modelo de terapia, cambiar ciertos comportamientos depende de la estrecha relación que se crea entre paciente y terapeuta.

¿Quieres formarte como terapeuta en terapias contextuales?

En esta área conocerás fundamentos teóricos-prácticos, con una amplia posibilidad de formarte mediante máster y posgrados. Como ya indicamos, el más destacado entre las opciones es el máster universitario en terapias contextuales que ofrece la Universidad Europea, el cual dispone de la modalidad online con clases en vivo y se desarrolla a lo largo de 12 meses.

Podrás conocer aspectos como las habilidades de comunicación y de escucha que se usan en las terapias contextuales, las técnicas y estrategias que se utilizan, el marco teórico en el que se basan y la intervención en pacientes individuales y en grupos. Al finalizar se realizan prácticas profesionales y luego, obtienes un título oficial emitido por este centro de estudio.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ayudan las terapias contextuales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Cómo ayudan las terapias contextuales
Cómo ayudan las terapias contextuales

Volver arriba