menu
Compartir

Imipramina: qué es, función, dosis y efectos secundarios

 
Por Iván Piquero. 12 julio 2021
Imipramina: qué es, función, dosis y efectos secundarios

Los trastornos depresivos constituyen un grupo de síndromes complejos que presentan diversa sintomatología. Para su tratamiento, se han propuesto intervenciones, como las psicológicas y/o las psiquiátricas. Dentro de las segundas, la terapia basada en administración de psicofármacos ha sido, sin duda, la más utilizada y más conocida.

En este momento existe un gran número de psicofármacos antidepresivos en el mercado que, según las características del paciente, son seleccionados por el profesional de la salud para tratar la depresión de la forma más eficaz. Uno de estos tipos son los antidepresivos tricíclicos, categoría a la que pertenece el fármaco protagonista del siguiente artículo de Psicología-Online. ¿Quieres saber qué es la imipramina y para qué sirve? A continuación, exponemos qué es la Imipramina, su función, dosis y efectos secundarios.

Qué es la Imipramina

Como ya hemos avanzado, la Imipramina es un psicofármaco del grupo de antidepresivos tricíclicos cuyo mecanismo de acción se basa en la inhibición de la recaptación de noradrenalina y serotonina.

Teniendo en cuenta la hipótesis monoaminérgica de la depresión que establece que en los pacientes deprimidos hay un déficit de las monoaminas biogénicas (noradrenalina, dopamina y serotonina), estos fármacos pueden conseguir la mejoría de dichos pacientes, ya que la inhibición de su recaptación hace, no solo que se prolongue su actividad, sino que su acción sea potenciada.

Más allá del efecto que tienen sobre la sintomatología depresiva, una característica a tener en cuenta respecto a los antidepresivos tricíclicos es que llevan asociados numerosos efectos secundarios como somnolencia, sequedad de boca, taquicardias, etc. No obstante, este hecho será tenido en cuenta siempre por el médico o profesional de la salud que supervise el tratamiento.

Función de Imipramina

¿Qué efectos tiene la Imipramina? Como antidepresivo tricíclico, la Imipramina es un fármaco utilizado en el tratamiento de los trastornos depresivos. Dichos trastornos aparecen recogidos y especificados en las clasificaciones diagnósticas DSM-5 (Asociación Americana de Psiquiatría) y CIE-11 (Organización Mundial de la Salud) y entre las que se encuentran el trastorno depresivo mayor o la distimia.

El tratamiento con Imipramina también estaría indicado para otros trastornos y problemas de salud. Siguiendo al Vademecum (2016), puede ser utilizada para:

  • Casos de crisis de angustia.
  • Síndrome doloroso crónico.
  • Enuresis nocturna.

Dosis recomendadas de Imipramina

A continuación, se exponen las dosis que el Vademecum (2016) recomienda para el tratamiento de los distintos problemas para los que está recomendado el uso de Imipramina. Esta exposición no pretende ser una guía para la autoadministración del fármaco, sino una breve explicación de su uso.

En primer lugar, las recomendaciones del Vademecum (2016) para el tratamiento de trastornos depresivos con Imipramina indican comenzar con pequeñas dosis iniciales e ir incrementándose hasta conseguir la mejoría deseada. Después de esta mejoría las dosis se irán reduciendo hasta alcanzar una dosis óptima de mantenimiento.

El profesional de la salud deberá tener en cuenta la edad del paciente a la hora de prescribir Imipramina. Se debe tener en cuenta que la prescripción del fármaco a personas mayores, niños y adolescentes debe seguir unas pautas específicas. Este hecho es importante si consideramos que la Imipramina puede utilizarse en casos de dolor crónico (que pueden padecer las personas mayores) y la enuresis (un trastorno relacionado con la infancia).

Contraindicaciones de la Imipramina

Además de los efectos secundarios, el tratamiento con Imipramina también presenta ciertas contraindicaciones, haciendo que se deba evitar la ingesta del fármaco si:

  • El paciente presenta hipersensibilidad a dicho medicamento.
  • El paciente presenta hipersensibilidad a los antidepresivos tricíclicos del grupo de dibenzoazepinas (grupo al que pertenece Imipramina).
  • El paciente se encuentra en estadio agudo de infarto de miocardio.
  • El paciente se encuentra en tratamiento con inhibidores reversibles selectivos de la monoaminooxidasa, IMAO.

Además no se recomienda conducir o manejar maquinaria pesada tras su ingesta, su uso en períodos de lactancia y se debe tener en consideración la situación de embarazo.

Dado lo aquí expuesto respecto a los efectos secundarios y contraindicaciones, es importante tener en cuenta que nunca deberemos automedicarnos. La Imipramina se trata de un fármaco cuya administración siempre debe estar bajo la supervisión de un profesional de la salud cualificado para ello.

Efectos secundarios de la Imipramina

Como todos los fármacos, la Imipramina también tiene una lista de reacciones adversas y/o efectos secundarios asociados. No todos los efectos adversos van a aparecer en todos los pacientes y, en caso de que aparezcan, pueden no aparecer con la misma intensidad.

No obstante, es normal que puedan surgir dudas respecto al tratamiento de imipramina al leer el prospecto. Si esto sucede, nuestra recomendación es consultar dichas dudas con el médico y/o el farmacéutico.

Con todo ello, entre los efectos secundarios de impramina que propone el Vademecum (2016) y que podrían estar presentes serían:

  • Aumento de peso.
  • Anorexia.
  • Inquietud.
  • Confusión.
  • Delirio.
  • Alucinaciones.
  • Ansiedad.
  • Agitación.
  • Manía.
  • Hipomanía.
  • Alteraciones de la libido.
  • Trastornos del sueño.
  • Desorientación.
  • Temblor.
  • Vértigo.
  • Cefaleas.
  • Somnolencia.
  • Parestesias.
  • Visión borrosa.
  • Trastornos de la acomodación visual.
  • Disminución del lagrimeo.
  • Taquicardia sinusales.
  • Cambios en el ECG.
  • Arritmias.
  • Palpitaciones.
  • Trastornos de la conducción.
  • Sofocos.
  • Hipotensión ortostática.
  • Sequedad de boca.
  • Estreñimiento.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Cambios en la función hepática.
  • Hiperhidrosis.
  • Dermatitis alérgica.
  • Erupción.
  • Urticaria.
  • Problemas de micción.
  • Fatiga.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Imipramina: qué es, función, dosis y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicofármacos.

Bibliografía
  • Asociación Psiquiátrica Americana (2014). DSM-5. Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5-Breviario. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • Bravo Ortiz, M.F. (2002) Psicofarmacología para psicólogos. Madrid: Síntesis
  • Organización Mundial de la Salud (OMS) (2018) Clasificación Internacional de Enfermedades, 11.a revisión. Recuperado de https://icd.who.int/es
  • Vademecum (2016) Imipramina. Recuperado de https://www.vademecum.es/principios-activos-imipramina-N06AA02-es

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Imipramina: qué es, función, dosis y efectos secundarios
Imipramina: qué es, función, dosis y efectos secundarios

Volver arriba