Compartir

Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago?

Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago?

Ser insultado o agredido por tu hijo puede ser muy frustrante y vergonzoso. En algunos padres puede generar gran desesperación, muchos se preocupan por el motivo de la agresividad de sus hijos y se sienten culpables, creen que han fallado en algo. La mayoría de los niños han pegado a alguien alguna vez, la forma en la que tú respondas a esa reacción agresiva influirá en que vuelvan a actuar de nuevo de ese modo. En este artículo de Psicología-Online vamos a mostrarte algunas pautas a seguir cuando tu hijo te pega o insulta.

También te puede interesar: Porqué mi hijo no tiene amigos

Reacciones de agresividad en los niños

Los niños pueden reaccionar con agresividad de forma física (pegando, empujando…) o verbal (gritando, insultando…). Estas reacciones son normales en los niños, sobre todo cuando tienen menos de 3 años, ya que muchas veces es su forma de comunicarse al no poder expresarse con palabras.

Pero cuando son más mayores (de 4 a 7 años) es frecuente ver estas reacciones cuando se encuentran cansados, frustrados o simplemente no se sienten escuchados o comprendidos. A medida que se van haciendo mayores este tipo de actitudes deben ir desapareciendo, ya que deben adquirir otras estrategias de respuesta más adecuadas (expresar sus emociones negativas de forma no agresiva). En el caso de que esto no se produzca el desarrollo social del niño se verá muy afectado.

En este otro artículo te contamos qué hacer cuando un niño no habla y solo grita.

Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago? - Reacciones de agresividad en los niños

Por qué mi hijo me pega y me insulta

Hay muchas posibles razones por las cuáles un niño pega o insulta a sus padres. Aquí te dejamos algunas de las causas más comunes y que pueden ayudarte a comprender mejor a tus hijos:

  • Algunas veces se debe a que se sienten frustrados porque no saben cómo afrontar sus sentimientos de una forma más adecuada.
  • Otros niños pueden hacerlo porque no son capaces de inhibir sus impulsos y reaccionan de forma agresiva sin haber pensado las consecuencias o en posibles alternativas de respuesta.
  • En ocasiones, pegar a los padres puede usarse como una forma de manipulación para conseguir aquello que quieren.

La principal razón por la que cualquier niño intenta pegarnos o nos insulta es por un intento de tener el control o sentirse poderoso en una situación. Esto ocurre, por ejemplo, cuando le dices “para ya”, “¿por qué estás gritando?” o “¿cuántas veces te tengo que decir que no hagas eso?” y sueles obtener como respuesta mayor agresividad, gritos o incluso que se ría de ti. De esa forma, el niño continúa intentando satisfacer su necesidad de poder que nunca obtiene.

En este otro artículo te contamos cómo tratar a un adolescente rebelde.

Consejos para actuar cuando nuestro hijo nos pega o insulta

Debido a la importancia de nuestra de forma de actuar en este tipo de situaciones, planteamos algunas pautas que nos pueden ayudar:

  • Establecer límites claros y firmes con nuestras acciones: debemos especificar qué es un comportamiento adecuado. Aquí no es tan importante la cantidad, no es necesario establecer muchas normas, pero las que decidamos poner en práctica deben ser específicas y comprensibles, y lo más importante, que nuestro hijo las respete.
  • Regular nuestras emociones y comportarnos con respeto: debemos aprender a reconocer y comprender nuestras emociones para poder enseñar a nuestro hijo a hacerlo. Estamos ahí para apoyarle y ayudarle a comprender estas nuevas emociones.
  • Debemos ser un modelo a seguir: si queremos que nuestro hijo no reaccione de forma agresiva, nosotros no debemos ser agresivos. Si nuestro hijo nos insulta, da voces o incluso nos pega, debemos comportarnos de forma consecuente con lo que deseamos, y por eso la mejor opción es mantener la calma y ser empáticos, para que la interacción abandone el tono agresivo y nuestro hijo no asuma el maltrato como algo normal.
  • Entrenar la empatía: aprender a ponerse en el lugar del otro y a comprender que las cosas se pueden ver desde diferentes perspectivas puede ser un factor de protección.
  • Reforzar cuando no responde de forma agresiva: así le mostramos que valoramos lo que hace y que sabemos ver la parte positiva, podemos preguntarle por sus gustos, mostrarle cariño…
  • Darle tiempo y espacio para calmarse: cuando se encuentra alterado no es apropiado hablar con él, no puede escuchar y no razona. Lo más conveniente puede ser darle un tiempo para que se relaje, y cuando esté más tranquilo, hablaremos con él sobre lo que ha hecho, y le explicaremos por qué no ha estado bien. Únicamente cuando esté calmado podrá expresar sus verdaderos sentimientos e intenciones.

Si tu hijo a menudo actúa agresivamente, hasta el punto que le asusta y perturba a toda la familia, es importante que busque ayuda profesional.

Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago? - Consejos para actuar cuando nuestro hijo nos pega o insulta

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Problemas de socialización.

Escribir comentario sobre Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago?

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Asunción
Tengo un niño de 11 años que no me respeta me pega grita y insulta por todo necesito ayuda porque cada vez está peor en casa en el colegio fatal
Nieves
Mi hija de 11 años ha cambiado y me pega e insulta pero por las noches porque
Su valoración:
Borja Lopez
Muy buen artículo, les felicito!

Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago?
1 de 3
Mi hijo me pega y me insulta ¿qué hago?

Volver arriba