Compartir

Cómo controlar las emociones negativas en los niños

 
Por Marissa Glover. Actualizado: 9 abril 2018
Cómo controlar las emociones negativas en los niños

Las emociones son una parte fundamental de todas las personas e influyen en todo lo que hacemos diariamente. Debido a que influyen en nuestro quehacer diario, las emociones se convierten en un aspecto sumamente importante en nuestra vida y el saber cómo lidiar con ellas y controlarlas de la manera adecuada, nos ayudará a tener un buen equilibrio emocional. Por eso, es importante que los niños reciban una buena educación emocional y que adquieran esas herramientas necesarias para aumentar cada vez más su bienestar y calidad de vida. Pero, ¿cómo controlar las emociones negativas en los niños? Existen algunas maneras en las que como adultos podemos ayudar a fomentar en los niños el control adecuado de sus emociones negativas y que, sin duda, si las llevamos a la práctica, logramos aumentar su inteligencia emocional.

En este artículo de Psicología-Online, vamos a darte a conocer una serie de consejos sobre cómo gestionar las emociones negativas en los niños que te serán de gran utilidad para lograrlo.

¿Cómo saber cuándo se vuelve negativa una emoción en los niños?

Como sabemos, las emociones tanto positivas como negativas son normales en todos los seres humanos y cada una cumple una función específica en nuestra vida cotidiana. Las emociones como la ira, el miedo, la angustia, la rabia, etc., a pesar de causarnos malestar, también son consideradas normales hasta cierto punto. Pero, ¿cómo saber hasta qué punto es normal una emoción? Para que podamos identificar cuando una emoción se vuelve negativa en los niños, es necesario darnos cuenta qué tanto esa emoción está perjudicando su bienestar, es decir, qué tanto lo está incapacitando y paralizando para lograr lo que desea simplemente para alcanzar su bienestar.

Tenemos que darnos cuenta también de la manera en la que manifiestan esas emociones negativas, ya que en la mayoría de las ocasiones no las expresan de manera verbal, sin embargo, siempre nos podemos dar cuenta de lo que les sucede por lo que expresan con su lenguaje corporal. Por ejemplo, un niño que tiene que hacer una presentación delante de sus compañeros y padres de familia puede que al hacerlo sienta algo de miedo y ansiedad y que se vea reflejado en su lenguaje corporal, sin embargo, eso no le impide hacerlo. Cuando la emoción es sumamente negativa, ese miedo y ansiedad en el niño le va a impedir incluso intentar hacer la presentación. Otro ejemplo de emociones negativas en los niños puede ser la rabia, por lo que puede que el niño comience a tener problemas con sus compañeros, tener rabietas constantemente y encontrarse enfadado gran parte del tiempo.

Es importante primero aprender a identificar en qué momento una emoción del niño se convierte en negativa y las consecuencias que esto le genera para después comenzar a hacer un cambio para que vaya a mejor.

Cómo controlar las emociones negativas en los niños - ¿Cómo saber cuándo se vuelve negativa una emoción en los niños?

¿Cómo gestionar las emociones negativas en los niños? - 5 consejos

A continuación, te presentamos algunos consejos que te serán de gran utilidad para controlar las emociones negativas en los niños. Recuerda que es importante que lleves a cabo estos consejos de manera constante:

  1. Conoce muy bien a tu hijo. Es importante conocer a tu hijo con una mayor profundidad. Obsérvalo, date cuenta de cómo es su manera de actuar y proseguir e interésate en él, ya que de esta manera vas a poder detectar cuáles son las emociones negativas que más le están limitando y haciendo daño.
  2. Enséñale a identificar sus emociones. Ayúdale a que reconozca sus estados emocionales y tenga consciencia de sus emociones negativas. Por ejemplo, para que aprenda a identificar la tristeza, puedes decirle que piense en cómo reacciona cuando se siente triste, qué es lo que más le provoca tristeza, como actúan los demás ante su tristeza y de qué manera la expresa. Esto se debe de hacer con cada emoción negativa para que el niño se vuelva cada vez más consciente de ella y de lo que conlleva sentirla.
  3. Enséñale a expresar sus emociones. Una vez que el niño sabe reconocer sus emociones negativas, es necesario enseñarle también a expresarlas de la manera más asertiva posible. Por ejemplo, en caso de que se trate del enojo, podemos decirle que en lugar de comenzar a hacer berrinches, gritar, golpear, etc., tiene que expresar de manera verbal su enojo, por lo que el niño tiene que aprender a decir cosas como por ejemplo: “estoy enojado porque me prometiste que me llevarías a jugar al parque y no me has llevado”, “estoy enojado porque me dejaste solo en casa”, etc.
  4. Enséñale a saber reaccionar ante emociones fuertes y a mantener la calma. Es necesario brindarle herramientas al niño para que aprenda de qué manera puede regular las emociones negativas y así mismo evitar que caiga en frustración o pierda totalmente el control de sí mismo. Para ello, después de haberle enseñado a identificar sus emociones y a expresarlas, se le debe decir qué es lo que puede hacer cuando sienta que sus emociones son demasiado intensas. Por ejemplo, en caso de la ira, si está sumamente enojado, algo que se le puede enseñar a hacer cuando eso ocurra es apartarse e irse a un lugar donde pueda estar a solas, como una habitación por ejemplo, que haga unas cuantas respiraciones profundas para mantener la calma y analice la situación antes de actuar. En caso de la tristeza, por ejemplo, se le debe de enseñar que el llorar y expresar lo que siente no es malo, que es necesario que se desahogue para que pueda después sentirse mejor y más tranquilo, en caso de que no pueda llorar, puede expresar su tristeza escribiendo o dibujando, etc. Así con todas las demás emociones negativas que experimente de manera que aprenda a gestionar cada una de ellas.
  5. Sé un buen ejemplo para él. Hay que recordar que los padres son el ejemplo a seguir de los hijos, por lo que si les estás enseñando a controlar sus emociones para que puedan actuar de manera más asertiva y sentirse mejor, es necesario que tú también aprendas a controlar las tuyas. Si les enseñas la manera en cómo las pueden controlar y tú haces todo lo contrario en tu vida cotidiana, por más que lo intentes, finalmente, no van a poner en práctica lo aprendido.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo controlar las emociones negativas en los niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Escribir comentario sobre Cómo controlar las emociones negativas en los niños

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo controlar las emociones negativas en los niños
1 de 2
Cómo controlar las emociones negativas en los niños

Volver arriba