Compartir

Qué es la discalculia: síntomas, causas y tratamiento

 
Por Nerea Babarro Rodríguez. Actualizado: 22 marzo 2019
Qué es la discalculia: síntomas, causas y tratamiento

Usamos las matemáticas diariamente, ya que son fundamentales para la economía diaria (ir al supermercado, pagar o dar el cambio correctamente...), interpretar el tiempo (calendario, horario…), orientarse en el espacio (recordar direcciones, número de la puerta…), incluso son necesarias para cocinar atendiendo a las cantidades marcadas por una receta, además de muchas otras situaciones cotidianas. Así pues, la discalculia afecta a la vida cotidiana de las personas que la padecen y, por lo tanto, es muy importante tratarla.

Es importante diferenciar las personas a las que les resultan difíciles las matemáticas y las personas que padecen discalculia, sobretodo, teniendo en cuenta que la asignatura de matemáticas acostumbra a tener una gran cantidad de suspensos en relación a otras asignaturas. Si quieres saber más sobre la discalculia sigue leyendo este artículo de Psicología-Online: qué es la discalculia: síntomas, causas y tratamiento.

También te puede interesar: Cómo detectar la discalculia en el niño

Síntomas de la discalculia

¿Qué es la discalculia? La discalculia es un trastorno del desarrollo que se caracteriza por una alteración en la capacidad del cálculo (y en general de manejar los números) que afecta al aprendizaje. La prevalencia de la discalculia se encuentra entre el 3-6% dentro de la población escolar, por lo tanto, es bastante frecuente.

Los síntomas de la discalculia hacen referencia a habilidades que requieren una buena coordinación temporal y espacial, que están muy relacionadas con la adquisición y el manejo de las operaciones matemáticas. Son varios los síntomas de la discalculia:

  • Dificultades para reconocer el significado de los números.
  • Dificultades para agrupar objetos en cantidades determinadas.
  • Dificultades para reconocer y comparar grupos usando conceptos de tamaño.
  • Dificultades para aprender a contar, reconocer y emparejar números con determinadas cantidades.
  • Aumento de los errores del niño a medida que avanza el aprendizaje escolar.
  • Dificultades para resolver problemas matemáticos básicos, que implican sumas, restas, multiplicaciones y divisiones.
  • Dificultad para realizar el cálculo de distintas operaciones matemáticas.
  • Dificultades para recordar las tablas de multiplicar, las unidades de medida, entre otros.
  • Rotación, inversión de números.
  • Dificultad para escribir los números.
  • Dificultades en la interpretación de las cantidades.
  • Dificultad en la comprensión aritmética y, en consecuencia, dificultades en las operaciones en las que requieren esta comprensión.
  • No escriben de forma correcta los números.
  • Dificultades a la hora de realizar series numéricas.

Estos son los síntomas que permiten detectar la discalculia.

Tipos de discalculia

Podemos distinguir tres tipos de discalculia distintos que explicamos a continuación:

  1. Discalculia anarritmia: este tipo de discalculia se caracteriza por la presencia de dificultades para sumar, restar y multiplicar.
  2. Discalculia atencional-secuencial: se caracteriza por presentar dificultades en el aprendizaje y en la memorización de las tablas de multiplicar.
  3. Discalculia espacial: las personas que padecen este tipo de discalculia muestran dificultades en el manejo de problemas aritméticos que presentan múltiples columnas.

Causas de la discalculia

El origen de la discalculia se considera multifactorial, por lo tanto, existen distintos factores que podrían ser causantes de la discalculia:

  • Causas biológicas determinadas por la herencia genética de la persona como malformaciones neurológicas. Estas malformaciones se manifiestan en la persona en forma de dificultades para realizar operaciones matemáticas, clasificar números y colocarlos en secuencias.
  • Daño cerebral en caso de la discalculia adquirida. La discalculia adquirida es debida a una lesión cerebral, es decir, la pueden padecer las personas tras una lesión cerebral y que antes de esa lesión no presentaban ninguno o casi ninguno de los síntomas de la discalculia. Sufrir una lesión cerebral no implica sufrir una discalculia adquirida, sino que esta se da cuando la lesión afecta a una determinada zona del cerebro. Aunque también se da en personas que se encuentran en el proceso natural de aprendizaje de las matemáticas, en este caso, se trataría de la discalculia evolutiva.
  • Causas ambientales, como el tipo de educación y estimulación.

Tratamiento de la discalculia

La discalculia es un trastorno no curable, pero sí que es tratable. En cambio, cuando se trata de dificultades consideradas normales con las matemáticas, sí que hay solución para resolver el problema.

Es interesante procurar prevenir este trastorno desde las etapas infantiles, por ello, sería conveniente construir una base sólida en la adquisición y desarrollo del aprendizaje del cálculo mediante estrategias de aprendizaje. Es importante corregir los errores que los alumnos cometen en cuanto al vocabulario matemático para poder consolidar un vocabulario adecuado que permita construir conocimientos matemáticos posteriores.

Ya que la cotidianidad se ve afectada por la discalculia, es importante trabajar todo aquello que se ve afectado durante el día a día de las personas. En este caso se trataría de memorizar los días de la semana, los meses del año, las estaciones, las tablas de multiplicar, la dirección de su casa y de familiares y cercanos, entre otros.

Para que el tratamiento sea efectivo se recomienda guiar a los pacientes en el aprendizaje numérico durante la educación primaria, ya que se trata de la etapa en la que el tratamiento es más efectivo. Se debe introducir a los pacientes en ejercicios para trabajar el sistema numérico, números de cifras grandes, estrategias de cálculo, entre otros. Para trabajar cada uno de estos aspectos existen distintas actividades de carácter lúdico, con la intención de hacer más placentero el tratamiento, como por ejemplo, lanzar dados al azar con la finalidad de descifrar la cantidad de puntos que tienen y anotar el número en vocabulario matemático (en el dado se ven cuatro puntos, por lo que el paciente deberá escribir el número 4).

También es necesario tener en cuenta posibles consecuencias. Por ejemplo, padecer un trastorno del aprendizaje, puede afectar a la autoestima del niño. Aquí proponemos actividades para fortalecer la autoestima en niños.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la discalculia: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos de aprendizaje.

Bibliografía
  • Andreu, L., Serra, J.M., Soler, O., y Tolchinsky, L. (2013). Trastorns d’aprenentatge de l’escriptura i de les matemátiques. Universitat Oberta de Catalunya.
  • Artigas, J. (2002). Problemas asociados a la dislexia. Revista neurológica, 34, 7-13
  • Calderán, I.M., y Zamorano, F. (1998). Dificultades en la adquisición de la lecto-escritura y otros aprendizajes.

 

 

Escribir comentario sobre Qué es la discalculia: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la discalculia: síntomas, causas y tratamiento
Qué es la discalculia: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba