Compartir

Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento

 
Por Marta Menéndez. Actualizado: 5 noviembre 2018
Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento

¿Tú hijo tiene miedo a la oscuridad? ¿Retrasa el momento de ir a la cama y dice cosas como que hay un monstruo escondido en su armario? Nictofobia o miedo a la oscuridad es una de las fobias especificas más comunes en niños. Entre los 6 y 12 años muchos niños tienen miedo a la oscuridad, algo considerado normal en esas edades, pero en algunos casos este miedo puede convertirse en fobia. Un niño puede tener miedo a la oscuridad por muchas razones pero, generalmente, suele deberse por la emoción natural de miedo. En este artículo de Psicología-Online, hablaremos sobre el miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento.

También te puede interesar: Encopresis en niños: causas y tratamiento

Qué es la nictofobia o miedo a la oscuridad

Es un miedo extremo a la noche o la oscuridad que puede causar síntomas intensos de ansiedad y depresión. Un miedo se convierte en fobia cuando es excesivo, irracional o interfiere en la vida diaria de la persona, en este caso, el niño.

Sentir miedo a la oscuridad suele comenzar en la infancia y es visto como algo normal en el desarrollo evolutivo. Los estudios muestran que tener miedo a la oscuridad, frecuentemente, se debe a que no podemos ver lo que nos rodea.

Síntomas del miedo a la oscuridad en niños

Los síntomas varían de una persona a otra en función de la gravedad del caso. Los síntomas de la nictofobia suelen ser:

  • Nerviosismo en un ambiente oscuro.
  • Llantos, gritos, temblores.
  • Disminución del apetito.
  • Dormir con una luz encendida.
  • Los síntomas fisiológicos incluyen una frecuencia cardíaca elevada, temblores, náuseas, dolores de cabeza.

Los síntomas psicológicos pueden ser:

  • Pensamientos de muerte.
  • Miedo a ser atacado por fantasmas y monstruos.
  • Comprobar que no hay nada debajo de la cama y en los armarios de forma repetida.
  • No dormir solo e intentar mantenerse despierto toda la noche.
Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento - Síntomas del miedo a la oscuridad en niños

Causas del miedo a la oscuridad en niños

El miedo a la oscuridad y la noche suele empezar entre los 3 y 6 años y se considera parte del desarrollo. A estas edades. es común tener miedo a fantasmas, monstruos, a dormir solo, ruidos extraños… Cuando el miedo impide dormir con normalidad. causa ansiedad o continúa hasta la adultez, se puede considerar nictofobia.

Algunas causas del miedo a la oscuridad en niños son:

  • Una experiencia traumática: cualquier experiencia traumática o estresante relacionada con la oscuridad puede ser una razón para que el niño tenga miedo a esta. Por ejemplo, si un niño es castigado en una habitación oscura, hay muchas probabilidades de que desarrolle miedo a la oscuridad. De forma similar, otro evento traumático que ocurra durante la noche como puede ser un acto violento, un abuso, perderse o un accidente puede causar miedo a esta y a dormir solo, ya que el niño tiene malos recuerdos y pensamientos sobre la oscuridad y su peligro.
  • Un cuidador ansioso: algunos niños aprenden a tener miedo observando la ansiedad de sus padres ante determinados problemas.
  • Un cuidador sobreprotector: otros niños desarrollan ansiedad generalizada si se vuelven muy dependientes de sus padres o cuidadores, o si se sienten indefensos.
  • Películas, libros de terror, fantasmas…, relacionados con ausencia de luz pueden desarrollar miedo a la oscuridad.

Tratamiento para superar el miedo a la oscuridad en niños

Algunas fobias no necesitan necesariamente tratamiento, especialmente, si el estímulo que se teme es poco frecuente en la vida diaria, como las serpientes, pero en el caso de la nictofobia puede afectar a la salud del niño y puede dar lugar a trastornos como insomnio.

Puedes considerar la adecuación de tratamiento al miedo a la oscuridad si:

  • El miedo de tu hijo le genera ansiedad.
  • Si su miedo es excesivo o irracional.
  • Si evita situaciones debido al miedo.
  • Estos síntomas duran 6 meses o más.

La tasa de tratamiento exitoso para fobias específicas es de aproximadamente 90%. Algunas opciones de tratamiento son:

Terapia de exposición

Consiste en exponer al niño a sus miedos de forma repetida. Por ejemplo, permanecer en una habitación oscura hasta que esa situación no desencadene ansiedad o pánico.

Terapia cognitiva

Este tipo de terapia ayuda a identificar los sentimientos de ansiedad y reemplazarlos por otros pensamientos positivos o realistas. Por ejemplo, al niño se le muestra información de que estar en una habitación oscura. no necesariamente tiene consecuencias negativas. Este tipo de terapia en las fobias se suele emplear como complemento.

Relajación

El tratamiento de relajación incluye respiración profunda. Puede ayudar al niño a manejar el estrés y los síntomas físicos relacionados con el miedo a la oscuridad. En el siguiente artículo, mostramos algunos ejercicios de relajación para niños.

Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento - Tratamiento para superar el miedo a la oscuridad en niños

Qué puedo hacer para que mi hijo no tenga miedo

¿No sabes cómo ayudar a tu hijo a superar el miedo a la oscuridad y a dormir solo? Aquí te mostramos algunos consejos:

Valida el miedo de tu hijo

Es habitual que un padre cuando ve a su hijo mal, le diga que todo va bien. Por ejemplo, cuando tu hijo tiene miedo a la oscuridad, solemos decir que todo está bien, no pasa nada…, pero este mensaje no concuerda con lo que siente tu hijo, él no está bien. Decirle que entiendes su miedo y explicarle la normalidad de tener miedo a la oscuridad puede ayudarle a comprender lo que le pasa. Coméntale que la oscuridad puede dar miedo porque no vemos lo que nos rodea y ahí juega un papel importante la imaginación para completar lo que no vemos. Puedes decirle que cuando su imaginación comience a funcionar, encienda la luz y así comprobará que todo está bien.

Ayúdale a tomar el control

Si tu hijo piensa que hay un monstruo escondido en su habitación, en lugar de decirle que haremos algo para que los monstruos se vayan, le decimos a nuestro hijo que le diga al monstruo que se vaya. De esta forma, tu hijo se sentirá en una posición de control de la situación y, así, siente que tiene el poder de controlar a situación.

Interruptores de luz accesibles para tu hijo

Permitir que tu hijo tenga interruptores de luz accesibles hacen que sienta un mayor control de la situación.

Cena sana antes de ir a la cama

Alimentos muy ricos en azúcar o snacks por la tarde incrementan la actividad cerebral. Cuando un niño se va a la cama después de haber consumido dulces, su cerebro está más activado y puede estresarse más con su miedo a la oscuridad que si hubiera comido verduras, queso, lácteos…

Ver televisión antes de dormir puede causar ansiedad o estrés

La ansiedad es una sobreactivación de una respuesta adaptativa necesaria para la supervivencia en un mundo peligroso, pero esta ansiedad antes de ir a la cama puede causar horas sin dormir debido a que el niño está muy afectado por sus miedos y por el estrés causado por la televisión, ordenador… Por tanto, antes de ir a la cama, el niño no debe exponerse a estos niveles de activación.

Finalmente, recuerda tu propia infancia. A veces, la mejor información para nuestros hijos son nuestras propias vivencias.

Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento - Qué puedo hacer para que mi hijo no tenga miedo

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Escribir comentario sobre Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento
1 de 4
Miedo a la oscuridad en niños: causas y tratamiento

Volver arriba