Compartir

¿Por qué los niños se orinan en la cama según la psicología?

 
Por Sara Sanchis. 26 junio 2020
¿Por qué los niños se orinan en la cama según la psicología?

Por qué los niños se orinan en la cama es un tema que preocupa a muchas familias y a disciplinas científicas como la psicología. Desde este ámbito, son muchos los estudios que se han llevado a cabo para averiguar las causas que provocan este trastorno infantil para poder diseñar tratamientos efectivos para su corrección y definitiva eliminación.

Desde Psicología-Online daremos respuesta a por qué los niños se orinan en la cama según la psicología y exponemos las causas que los diferentes estudios han encontrado, como factores que ocasionan la enuresis nocturna infantil, remedios naturales para combatirla y actividades que propician el control de esfínteres en los niños afectados por este trastorno.

Causas de la enuresis nocturna en niños

¿Por qué los niños se orinan sin darse cuenta? La mayoría de los niños aprenden a controlar los esfínteres entre los 2 y 4 años, cada uno según su propio proceso de maduración personal. En muchos casos, el control nocturno de la vejiga y los intestinos puede durar meses e incluso años después de que el niño ya haya consolidado el control diurno.

Cuando hablamos de enuresis nocturna nos referimos a un trastorno de la eliminación por el cual el niño es incapaz de retener la orina en un momento evolutivo en el que es esperable que dicha capacidad esté establecida (a partir de los 5 años de edad) y sin causa orgánica aparente. Entre las causas que originan dicho trastorno existen múltiples factores psicológicos y biológicos que, además, interaccionan entre sí, dificultando en gran medida un tratamiento eficaz para este trastorno. Exponemos a continuación algunas de las posibles causas:

Disfunción neurológica

Un número elevado de niños con enuresis nocturna presentan simultáneamente algún trastorno neurológico como déficit de atención e hiperactividad, retraso de la marcha o el lenguaje y encopresis. Por este motivo, se plantea la disfunción neurológica como una de las posibles causas de la enuresis infantil. Aquí puedes ver más información sobre el retraso del lenguaje.

Factores urodinámicos

El aumento de la contractilidad del músculo detrusor de la vejiga se propone como causa pero no única de la enuresis, en tanto que no supone una deficiencia generalizada en todos los afectados.

Factor hormonal

La producción de la hormona antidiurética aumenta por la noche, en su funcionamiento normal. No obstante, se ha comprobado que no ocurre así en niños con enuresis nocturna dificultando, por tanto, la retención de orina por la noche.

Factores relacionados con el sueño

Los estudios parecen demostrar que los niños afectados de enuresis suelen llegar a momentos de sueño tan profundos que les es imposible alternar estos estados con otros más superficiales (como suele ser normal en un sueño no alterado) y, por tanto, no son capaces de percibir las señales de su cuerpo de necesidad de vaciar la vejiga o de retener la orina.

Enfermedades orgánicas del tracto urinario

Estudios recientes confirman que menos del 1% de los niños afectados padecen algún tipo de enfermedad orgánica de este tipo. Se ha visto, sin embargo, que las infecciones urinarias sí pueden ser causa (en un 29%) de este tipo de trastorno.

Factores psicológicos

Con frecuencia se atribuye la enuresis nocturna a la manifestación somática de algún trastorno psicológico o emocional de los niños, como expresión de su malestar, estrés o disconformidad ante algún hecho. Los hechos que se han localizado como posibles factores causantes de la enuresis en los niños son: separación de los padres, excesiva disciplina, vivencia de estrés en el ámbito familiar o escolar, muertes o enfermedades de personas cercanas, etc.

Remedios naturales para la enuresis nocturna infantil

Entre los distintos tratamientos más habituales para combatir la enuresis infantil están el tratamiento conductual utilizando un sistema de alarma que condiciona al niño a retener la orina al escuchar la alarma y el tratamiento farmacológico, que se aconseja utilizar únicamente en casos excepcionales por sus efectos secundarios.

A parte de estos dos tratamientos, existen otros más naturales que por sus diferentes efectos se pueden utilizar de manera efectiva para entrenar el control de esfínteres sin que el niños sufra ningún efecto secundario:

  • Efectos sedantes para tranquilizar al niño y, con ello, el efecto que los nervios tienen directamente sobre la vejiga: semillas de calabaza, hierba de San Juan, Melisa, etc.
  • Efectos astringentes: masticar una rama de canela antes de ir a dormir, zumo de arándanos por la mañana, infusión con una cucharadita de roble 2 veces al día, frotar aceite de oliva en la espalda baja y en el vientre y una cucharadita de azúcar moreno disuelto en agua antes de ir a dormir.
  • Efecto retención de líquidos: hinojo endulzado con miel antes de acostarse y una cucharada de vinagre de manzana en agua antes de dormir.
  • Otros: nueces, pasas, miel y infusión de perejil.

Actividades para el control de esfínteres en niños

Lo importante para promover el control de la enuresis es no castigar ni reprender a los niños por orinarse ya que se trata de un acto totalmente involuntario que, en ocasiones, es vivido con culpabilidad y vergüenza. Como ya es bien sabido, disciplina negativista y autoritaria aumenta el miedo del niño y la falta de autoestima y confianza en sí mismo. En este artículo hablamos sobre el castigo a los niños.

Por el contrario resulta fundamental, por muy difícil que pueda resultar en ocasiones esta situación, acompañar de manera calmada y respetuosa esta conducta anormal. Es importante transmitir al niño que se trata de una situación que será superada en el momento en el que él esté preparado y que, sin prisas ni presiones, iremos dando pasos hacia la resolución del problema. Junto la comunicación de este mensaje de calma, es conveniente realizar las siguientes acciones:

  • Limitar los líquidos antes de acostarse
  • Instaurar el hábito de ir al baño antes de acostarse
  • Elogiarle las mañanas que se despiertan sin orinarse
  • Evitar los castigos y represiones
  • Despertarle durante la noche para ir a orinar
  • En el caso de que se orinen, reaccionar y actuar desde la calma y permitiendo al niño que siga descansando para evitar la culpabilización

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué los niños se orinan en la cama según la psicología?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Bibliografía
  • American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (2014). Enuresis, el niño que se orina en la cama. AACAP. nº18 (revidado 5/99).
  • López, G. H. y cols. Enuresis nocturna en niños. Revista Mexicana Pediátrica (1999), 66 (1), 23-27.

Escribir comentario sobre ¿Por qué los niños se orinan en la cama según la psicología?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué los niños se orinan en la cama según la psicología?
¿Por qué los niños se orinan en la cama según la psicología?

Volver arriba