Compartir

Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento

Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento

Los niños ven numerosas muertes en la televisión, pero cuando se trata de un familiar cercano una tendencia bastante común es ocultarlo. Sin embargo, el niño es capaz de comprender la muerte desde los 5 años y puede dar una definición bastante precisa a parir de los 9 años. Para ellos, todo lo que se mueve, se alimenta, bebe y se reproduce está vivo.

La adquisición de la noción de irreversibilidad es más tardía, la muerte se ve como algo lejano relacionado con la vejez. En este artículo de Psicología-Online, describiremos el duelo patológico en niños, sus síntomas y tratamiento.

Duelo patológico en los niños: síntomas

El duelo patológico puede describirse como una tristeza prolongada (duración mayor de lo que normalmente esperaríamos) e intensa que afecta al funcionamiento normal del niño a nivel emocional, cognitivo, físico y social. En consecuencia, el niño presenta una incapacidad prolongada para hacer cosas que hacía antes de la muerte.

A medida que la investigación sobre el duelo patológico en niños ha aumentado, se ha ido reconociendo que es poco frecuente que los niños experimenten síntomas de duelo extremos que producen una angustia y deterioro muy persistentes en el funcionamiento del niño. Algunos profesionales sugieren agrupar los síntomas en diferentes dominios. Según esta clasificación, los principales síntomas del duelo patológico son:

Pensamiento

  • Rumia sobre las circunstancias de la muerte
  • Frecuente incredulidad o incapacidad para aceptar la muerte

Angustia de separación

  • Persistencia e intenso anhelo por la persona difunta
  • Sentimientos frecuentes de soledad o vacío
  • Pensamientos negativos sobre la vida sin el fallecido o necesidad recurrente de unirse al difunto
  • Pensamientos preocupantes sobre el difunto que perjudican al funcionamiento diario

Sentimientos

  • Persistente sensación de shock, aturdimiento o entumecimiento emocional desde la muerte
  • Sentimientos recurrentes de ira o amargura con respecto a la muerte
  • Dificultad para confiar o preocuparse por los demás desde la pérdida
  • Experimentar dolor u otros síntomas somáticos, escuchar la voz del difunto o ver a la persona fallecida
  • Reacciones emocionales intensas ante los recuerdos del fallecido

Comportamiento

  • Preocupación excesiva o evitación de los lugares, las personas y las cosas relacionadas con la muerte.
Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento - Duelo patológico en los niños: síntomas

Tipos de duelo patológico según la edad

Hay que tener en cuenta que estos síntomas se manifiestan de diferente forma y proporción en función de la edad que tenga el niño. Entre los más pequeños, el duelo puede suponer una afectación relativamente importante. En aquellos niños más grandes, el duelo es similar al del adulto, pero el niño sigue siendo un niño, y por eso integra la muerte en sus juegos: hablando con el padre imaginario, jugando en un funeral para luchar contra la irreversibilidad, etc.

Niños de edades preescolar y escolar

  • Miedo exagerado
  • Problemas de apego con los cuidadores principales
  • Juego traumático
  • Regresión persistente

Preadolescentes y adolescentes

  • Comportamientos de riesgo
  • Ideación y comportamiento suicida
  • Incapacidad para crear una historia sobre la pérdida
  • Perspectiva muy negativa sobre el futuro e incapacidad para establecer objetivos

Algunos estudios sugieren que de forma general, en niños más pequeños se describe con mayor frecuencia miedo y problemas de apego mientras que niños mayores son más comunes las conductas de riesgo.

Diferencia entre duelo normal y patológico

Los procesos de duelo ante pérdidas significativas pueden seguir un curso relativamente normal, sin embargo, cuando el duelo se complica, es decir, es patológico, lo síntomas se caracterizan por ser:

  • Más intensos
  • Más persistentes
  • Generan una interferencia con el funcionamiento diario del niño
  • Reducción significativa de la autoestima
  • Sentimientos de inseguridad, pudiendo afectar a la identidad del niño

Controversia

Algunas corrientes psicológicas critican el diagnóstico del duelo patológico, argumentando que la pena es una reacción humana emocional normal y, por lo tanto, no debe ser medicalizada o patologizada, es decir, no debe clasificarse como un trastorno psicológico. El criterio fundamental empleado hoy en día para discriminar entre clínico y no clínico es la persistencia de los síntomas y estudiar el nivel de interferencia con el desarrollo normal de la vida que haya en cada caso.

Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento - Diferencia entre duelo normal y patológico

Actividades y consejos para trabajar el duelo en niños

  • Recuerda que el proceso de duelo difiere de una persona a otra. Además, a veces es difícil identificar que el duelo se está complicando.
  • Anima al niño a hablar sobre sus sentimientos o pensamientos, ya que le puede ayudar a afrontar el proceso de duelo.
  • No dudes en buscar ayuda de un especialista en caso necesario

Consejos desde la psicología

  • Un duelo se complica cuando el niño queda atrapado en el dolor
  • Hay una serie de factores que aumentan o disminuyen la probabilidad de un duelo patológico, como la relación que el niño tenía con la persona fallecida o la presencia de una buena red de apoyo.
  • El duelo patológico es aquel entorno al cuál gira la vida del niño
  • El duelo es una respuesta natural ante la muerte de un ser querido, pero cuando de complica convirtiéndose en patológico es perjudicial para la vida del niño. En estos casos, es importante acudir a un especialista.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Escribir comentario sobre Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento
1 de 3
Duelo patológico en niños: síntomas y tratamiento

Volver arriba