Compartir

Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento

Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento

¿Tu hijo no es capaz de presentarse a sí mismo ante otras personas y se siente inferior a otros compañeros o amigos? La mayoría de nosotros hemos pasado por épocas en las cuales nos hemos sentido inferiores, las hemos afrontado y hemos seguido hacia delante, pero hay algunos niños que no son capaces de hacerlo sin ayuda y desarrollan un complejo de inferioridad que interfiere en su desarrollo y, por tanto, en su vida adulta. Los niños que tienen este complejo tratan de mantenerse alejados de aquellos niños a los que consideran superiores. Para ellos, el resto de niños son mucho más superiores y, por eso, evitan el contacto con cualquiera y optan por el aislamiento. En este artículo de Psicología-Online, te mostramos los síntomas y el tratamiento del complejo de inferioridad en niños.

¿Qué es el complejo de inferioridad?

El complejo de inferioridad es un sentimiento que experimenta la persona que se considera inferior a otras de una u otra forma. Este sentimiento puede ser ficticio y no llegar a existir nunca. Si el complejo de inferioridad persiste a lo largo del tiempo puede desanimar al niño a intentar alcanzar sus objetivos y, por tanto, le lleva a fracasar en su vida, haciendo que prefiera estar solo toda su vida a vivir con otros. Así, evita exponerse ante otros.

Normalmente el complejo de inferioridad se divide en dos tipos:

  • Complejo de inferioridad primario: el niño se siente inferior a otros basándose en su propia experiencia personal. Esta experiencia puede ser resultado de cualquier acontecimiento en el cual se ha percibido a sí mismo más débil que el resto.
  • Complejo de inferioridad secundario: el niño comienza a sentirse inferior a otros basándose en experiencias relacionadas con otras personas, especialmente, adultos. Esto hace que el niño haga una valoración negativa de sí misma con experiencias de los adultos como, por ejemplo, comentarios.
Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento - ¿Qué es el complejo de inferioridad?

Síntomas del complejo de inferioridad en niños

Algunos de los síntomas que puede tener un niño con complejo de inferioridad son:

  • Evitar hacer nuevos amigos.
  • Preferir quedarse en casa en vez de salir y jugar en la calle.
  • Evitar participar en actividades que implican exponerse ante un público.
  • Evitar salir de fiesta o eventos sociales.
  • Sentimientos de inutilidad cuando se compara con los demás.
  • Excesiva sensibilidad a las críticas.
  • Idea preconcebida de que no le gusta a la gente.
  • Suelen ser sumisos y perfeccionistas.
  • Con frecuencia, hacen referencia a la mala suerte en lugar de asumir sus propios errores.
  • Evitar participar en cualquier competición deportiva mediante excusas.
  • Pueden negarse a hablar con otras personas por creer no estar lo suficientemente preparados para impresionarles.
  • Solo comenten errores que saben que pueden corregir. Por tanto, evitan actividades en las que creen que puede fallar sin posibilidad de arreglarlo.

Tratamiento para el complejo de inferioridad en niños

La psicoterapia es un tratamiento efectivo para trabajar los sentimientos de inferioridad, ya que el complejo de inferioridad puede producirse como resultado de una serie de patrones de pensamiento inadecuados y falsas creencias. El objetivo de la terapia es modificar esos patrones de pensamiento y modificar las creencias erróneas.

Cuando los sentimientos de inferioridad se deben a un déficit en determinadas habilidades, como pueden ser las sociales, el terapeuta puede ayudar al niño a desarrollar esas habilidades. Algo que hay que tener en cuenta es que el complejo de inferioridad puede darse por un déficit percibido, es decir, el niño se compara con un modelo irreal y perfecto donde él siempre es inferior.

En ocasiones, los sentimientos de inferioridad están asociados con depresión y ansiedad. En estos casos, la terapia debe contemplar estas condiciones también.

De forma complementaria al tratamiento, algunas actividades que se pueden llevar a cabo para superar el complejo de inferioridad en niños son:

  • Realizar actividades en grupo como, por ejemplo, estudiar con compañeros, juegos de mesa…
  • Ejercicio físico al aire libre, preferiblemente, con otros niños.
  • Animar al niño a participar en conversaciones o actividades familiares.
  • Incitar al niño a establecer contacto visual con otras personas mientras va caminando.
  • Prevenir al niño de no culparse a sí mismo por fallos y animarle a analizar las razones del fracaso para mejorar.
Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento - Tratamiento para el complejo de inferioridad en niños

Cómo superar el complejo de inferioridad en niños: consejos para padres

No comparar ni criticar a tu hijo con otros niños

Los padres deben valorar los logros de sus hijos sin importar lo pequeños que sean, motivarles y animarles a aprender y a mejorar sus habilidades. De esta forma, el niño desarrolla su autoestima de forma sana e incrementa su nivel de confianza. Sin embargo, muchos padres no entienden este hecho y suelen comparar a sus hijos con otros haciendo comentarios poco adecuados, favoreciendo que su hijo se sienta inferior.

Focaliza tu atención en los intereses y habilidades del niño

Observa a tu hijo o interactúa con él para tratar de entender sus intereses y habilidades. Por ejemplo, si tu hijo muestra interés en la música y muestra habilidades para ello, anímalo a aprender a tocar un instrumento. Debes recordar que un niño no es bueno en todo. Todos tenemos nuestros puntos fuertes y débiles.

Construye una relación basada en el amor y la confianza

Los niños solos no son capaces de resolver o solucionar algunos problemas. Para ello, necesitan ayuda de sus padres, pero para que los padres les puedan ayudar, el niño debe contarles lo que le está pasando. Para esto, debe haber una buena relación padre-hijo en la que haya confianza y en la que no se juzgue, así el niño se sentirá querido y respetado.

Enseña a tu hijo a pensar de forma positiva

Pasa algo de tiempo con tu hijo cada día. Durante ese tiempo, comparte con él tus pensamientos, pregúntale por su opinión, pídele ayuda para hacer algo o ayúdale si encuentra alguna tarea difícil. Dile lo mucho que te gusta su forma de hacer las cosas y premia sus esfuerzos. Comunicarte de forma positiva con tu hijo puede incrementar su autoestima y confianza en sí mismo, aspectos esenciales para pensar de una forma positiva.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Escribir comentario sobre Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento
1 de 3
Complejo de inferioridad en niños: síntomas y tratamiento

Volver arriba