Compartir

Cómo ayudar a un niño con dislexia

 
Por Nerea Babarro Rodríguez. Actualizado: 1 abril 2019
Cómo ayudar a un niño con dislexia

La dislexia es un trastorno del neurodesarrollo que se sitúa dentro de las dificultades específicas de aprendizaje y se caracteriza por la presencia de alteraciones y dificultades en la lectoescritura. Pero, ¿qué podemos hacer si nuestros hijos o alumnos padecen dislexia? ¿Cómo los podemos ayudar? Puedes encontrar respuesta a estas preguntas en este artículo de Psicología-Online: cómo ayudar a un niño con dislexia.

También te puede interesar: Cómo saber si mi hijo tiene dislexia

Cómo ayudar a un niño con dislexia en el aula

Las necesidades de los niños con dislexia dentro del aula son muy variables, siempre dependen de las dificultades que presente cada niño en su caso particular. Pero todos ellos tienen en común una necesidad y es que requieren métodos de enseñanza distintos a los tradicionales, por lo que en muchas ocasiones se les debe dar más tiempo para que puedan realizar un buen aprendizaje significativo, darles apoyo emocional y un método de enseñanza multisensorial que les proporcione distintos medios de estimulación que puedan reforzar e integrar sus habilidades básicas. Así pues, os proponemos una serie de recomendaciones sobre cómo ayudar a un niño con dislexia en el aula:

  • Mostrarse positivo y constructivo.
  • No juzgar las capacidades del alumno.
  • Usar recursos tecnológicos para mejorar la habilidad lectoescritora.
  • Dar premisas y órdenes, ya que los niños que padecen dislexia acostumbran a responder mejor cuando su entorno es estructurado, ordenado y previsible.
  • Transmitir las explicaciones e instrucciones de forma clara y, si es necesario, de forma más lenta y repetidas veces.
  • Felicitar sus capacidades, sus fortalezas, su esfuerzo y sus avances para aprovechar esta base y seguir avanzando en su aprendizaje. Por lo contrario, no se recomienda para nada amenazar ni castigar al alumno para que mejore, pues esto no dará resultados, sino que tendrá efectos negativos sobre su autoestima, rendimiento y la confianza establecida con el profesor.
  • Ofrecer adaptaciones curriculares con la ayuda de la opinión y consideración del profesional de la psicopedagogía de la escuela.
  • Mantenerse en contacto con la familia del niño, para traspasar información de la situación.
  • Realizar un trabajo conjunto con la familia y el profesional externo a la escuela.

Consejos para padres de niños con dislexia

Si sospechas que tu hijo/a pueda padecer dislexia o se la han diagnosticado recientemente, se recomienda que te informes tanto como puedas o consideres necesario acerca de la dislexia, siempre basándote en fuentes fiables, como artículos de investigación, libros, consultando a profesionales, entre otros. En este artículo explicamos cómo saber si tu hijo tiene dislexia. Es importante conocer bien la situación de tus hijos, ya que de este modo te permite poder ayudarle con más conocimiento y seguridad. A continuación, anotamos consejos para padres de niños con dislexia:

  • Infórmate sobre ejercicios o actividades que potencien o favorezcan el desarrollo de la capacidad lectoescritora y que puedas realizar con tus hijos, ya sea de forma lúdica o no.
  • Informa al colegio. Es importante que los profesores sepan que están tratando con niños que padecen dislexia, por ello, es importante comunicar al profesorado el diagnóstico del niño, de modo que desde el colegio trabajen con recursos adaptados para estos niños. También es importante hablar con los profesores sobre los apoyos y servicios que puede recibir el niño dentro del colegio.
  • Explícale a tu hijo qué es lo que le sucede, en que aspectos tendrá dificultades y que beneficios puede sacar de todo ello. No le hables a tu hijo de la dislexia como si se tratara de algo malo, intenta que vea el lado positivo dentro de sus limitaciones y, que al mismo tiempo sea consciente de sus dificultades en la lectoescritura. Si no se le explica al niño que padece dislexia ni en que consiste este trastorno del aprendizaje, probablemente presentará intolerancia a la frustración, ya que no sabrá de dónde vienen sus dificultades a la hora de leer y escribir. En cambio, si el niño está informado, entenderá que probablemente escriba y lea peor que sus compañeros de clase y no se sentirá inferior por ello. Además, también es importante demostrarle al niño que el hecho de padecer dislexia no implica fracasar en la vida, que no es distinto a los demás niños y que si se propone algún objetivo lo logrará.

Tener el máximo conocimiento posible sobre la dislexia permite que los padres sepan cómo deben tratar a sus hijos con dislexia y puedan tratar la situación de forma conjunta con un especialista y el colegio.

Cómo ayudar a un niño con dislexia en casa

¿Cómo ayudar a un niño con dislexia en casa? Existen diversas actividades que pueden ayudar a los niños que padecen dislexia a mejorar su nivel de capacidad lectoescritora. Se trata de actividades a través del juego que se pueden hacer en casa, con la ayuda y el apoyo de los padres. Aquí os dejamos algunos ejemplos:

  • Hacer sopas de letras.
  • Jugar a hacer rimas.
  • Leer un libro de forma conjunta: por ejemplo, el niño empieza leyendo la primera página, la segunda la lee el adulto que lo acompaña, en la tercera página vuelve a ser el niño el que lee, y así sucesivamente. Aquí explicamos cómo ayudar a tu hijo a leer.
  • Ejercicios de lateralidad: dar órdenes al niño, como por ejemplo, “tócate la oreja izquierda con la mano derecha”.
  • Ejercicios para trabajar las sílabas: estos ejercicios son útiles para fomentar la conciencia de las sílabas. Por ejemplo, jugar al encadenamiento de palabras, que se trata de empezar con una palabra y seguir diciendo palabras empezándolas con la última sílaba de la anterior (ejemplo: puer-ta, ta-pa, pa-dre,…). Otro ejemplo es separar las palabras en sílabas, el niño puede ayudarse dando una palmada por cada sílaba que separa (ejemplo: separa las sílabas de la palabra escalera, ¿cuántas tiene? es-ca-le-ra: 4). Jugar a omitir, añadir y/o sustituir sílabas (ejemplo de omisión: ¿qué quedaría si a la palabra escalera le quitamos la tercera sílaba? es-ca-ra). Jugar al veo-veo con sílabas (ejemplo: veo-veo una cosita que empieza por la sílaba “es”), entre otros.
  • Ejercicios para trabajar los fonemas (sonidos): se pueden usar los mismos juegos que en el caso de las sílabas pero adaptándolos a los sonidos, por ejemplo, decir una palabra “lazo” y preguntarle al niño si esa palabra tiene el sonido “z”, jugar al veo-veo con sonidos (veo-veo una cosita que empieza por el sonido “s”). Se trata de juegos que fomenten que el niño practique los distintos sonidos de las letras de forma divertida.
  • Ejercicios para trabajar los campos semánticos: nombrar una palabra y jugar a nombrar otras palabras derivadas de su mismo campo semántico (ejemplo: pastel, pastelero, pastelería).
  • Ejercicios para trabajar la composición de frases: contar las palabras que contiene una frase mentalmente. Escribir una frase sin espacios y que el niño separe con rallas las palabras (ejemplo: hoy/hace/calor). Proponerle una frase al niño y jugar a sustituir unas palabras por otras o jugar a eliminar una palabra de la frase para ver el resultado de final de la frase.
  • Ejercicios para trabajar la discriminación visual: se trata de realizar actividades que favorezcan la capacidad del niño de diferenciar letras por su orientación similar (ejemplo: hacer una sopa de letras con las letras “b”, “p” y “d”, el niño debe marcar todas las letras “b” de un color, y así con cada letra).

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ayudar a un niño con dislexia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos de aprendizaje.

Bibliografía
  • Asociación Andaluza de Dislexia (ASANDIS). (2010). Guía general sobre dislexia.
  • Silva, C. (2011). ¿Cómo ayudar a mi hijo disléxico?

Escribir comentario sobre Cómo ayudar a un niño con dislexia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo ayudar a un niño con dislexia
Cómo ayudar a un niño con dislexia

Volver arriba