menu
Compartir

Test del reloj: qué es y cómo se hace

Test del reloj: qué es y cómo se hace
Imagen: El Credencial

El "test del reloj" es una evaluación cognitiva utilizada en el ámbito de la salud para ayudar a detectar posibles problemas cognitivos, especialmente en el área de la memoria y las funciones cognitivas complejas. Este examen se utiliza para evaluar aspectos como la orientación temporal, la capacidad de planificación y organización, y ofrece información valiosa sobre el estado cognitivo general de la persona evaluada.

A través de la tarea de dibujar un reloj que indique una hora específica, típicamente las 11:10, se pueden observar habilidades como la memoria, la atención y la ejecución de tareas simples. Este artículo de Psicología-Online vamos a explicar con detalle en qué consiste el test del reloj y cómo se hace, detallando su uso y la interpretación final de los resultados.

También te puede interesar: Qué son los test gráficos psicológicos

Qué es el test del reloj

El test del reloj, creado por Battersby y sus colaboradores a principios del siglo XX, surgió originalmente como una herramienta para detectar lesiones secundarias derivadas de ciertos traumatismos cerebrales. A lo largo de las últimas tres décadas, este instrumento ha evolucionado y se ha consolidado como una herramienta válida para analizar las funciones cognitivas superiores, así como para el cribado y la detección de posibles anomalías en estas funciones.

Su difusión y uso extendido se deben, en parte, a su administración sencilla y rápida, lo que lo convierte en una opción eficiente para realizar cribados y discriminar fácilmente los casos que presentan ciertas alteraciones cognitivas.

Así pues, el test del reloj se ha convertido en una herramienta valiosa debido a su capacidad para evaluar diversas funciones cognitivas superiores. Entre las funciones ejecutivas que aborda se encuentran las siguientes:

Este instrumento se utiliza en diversos contextos clínicos y de investigación, proporcionando información valiosa sobre el estado cognitivo de los individuos evaluados. Su aplicación se ha extendido a campos como la neuropsicología, la psiquiatría y la geriatría, siendo especialmente útil en la evaluación de trastornos neuropsiquiátricos y en la monitorización del deterioro cognitivo asociado al envejecimiento. Su versatilidad y capacidad para evaluar múltiples dimensiones cognitivas ha aumentado su relevancia en el ámbito de la evaluación neuropsicológica.

Cómo se hace el test del reloj

La aplicación del test del reloj es muy sencilla. A continuación, te explicamos cómo se realiza este test:

  1. Presentación del material: se entrega al individuo una hoja de papel en blanco con un círculo dibujado en el centro y un lápiz.
  2. Instrucciones iniciales: se pide a la persona que imagine que el círculo es la esfera de un reloj y que debe dibujar el reloj de manera que indique una hora específica.
  3. Prueba de la hora: se indica al individuo para que dibuje las manecillas del reloj indicando una hora específica, por ejemplo, "Dibuja las manecillas del reloj que marquen las 10:05". Es importante mencionarle que no hay un tiempo limitada para hacerlo, y que puede hacer la actividad con calma.
  4. Evaluación: observa cómo la persona hace el dibujo en términos de orientación espacial (¿Las manecillas están ubicadas correctamente en relación con los números del reloj?), planificación (¿Las manecillas están proporcionadas adecuadamente y muestran la hora indicada?) y ejecución motora (¿El dibujo es claro y legible?).
  5. Puntuación: se pueden asignar puntos basándose en criterios específicos, por ejemplo, otorgar puntos por cada manecilla correctamente dibujada y ubicada.

En la versión de Cacho-Gutiérrez y otros (1999), tras esta fase inicial, se aplica una segunda versión del test denominado el Test del reloj a la copia (TRC). En este segundo caso, se ofrece igualmente un lápiz y borrador a las personas. No todos los autores comparten la idoneidad de administrar esta segunda versión del test.

Test del reloj: qué es y cómo se hace - Cómo se hace el test del reloj

Cómo interpretar los resultados del test del reloj

La interpretación de los resultados del test del reloj puede variar según el enfoque específico del profesional de la salud mental o neuropsicólogo que lo administre. Sin embargo, aquí te mostramos algunas pautas generales para interpretar los resultados:

  • Distribución de los números: un reloj con todos los números correctamente distribuidos indica una buena orientación espacial y comprensión del formato del reloj.
  • Manecillas correctas: las manecillas correctamente dibujadas, ubicadas y proporcionadas sugieren habilidades de planificación y ejecución motora adecuadas.
  • Precisión en la hora indicada: la precisión al dibujar las manecillas según la hora indicada proporciona información sobre la función cognitiva relacionada con la memoria y la comprensión del tiempo.
  • Errores específicos: algunos errores comunes incluyen olvidar números, colocar manecillas incorrectas o dibujar solo una manecilla. Estos errores pueden indicar deficiencias en áreas específicas como la memoria, la atención o la percepción.
  • Símbolos adicionales: la inclusión de detalles innecesarios o símbolos adicionales en el reloj podría indicar distracción, confusión o problemas de concentración.
  • Evaluación del conjunto: es importante evaluar el conjunto del dibujo y no centrarse únicamente en errores específicos. La interpretación debe considerar la combinación de factores para obtener una comprensión más completa de las funciones cognitivas del individuo.
  • Comparación con la norma: algunas evaluaciones del test del reloj incluyen normas específicas para comparar los resultados del individuo con la población general. Esto puede proporcionar una referencia útil para identificar posibles deficiencias cognitivas.

Cómo se puntúa el test del reloj

En cuanto a la puntuación, se da en función de una gran variedad de criterios. Como máximo se da la siguiente puntuación:

  • 2 puntos al dibujo de la esfera
  • 4 puntos al dibujo de los números
  • 4 puntos al dibujo de las agujas.

Según lo establecido tras varios estudios científicos, el punto de corte que diferencia entre las personas sanas y las que presentan ciertos deterioros cognitivos se encuentra en el número 6. De este modo, las personas con una puntuación alta mayor o igual a 6 no presentan ningún tipo de alteración, mientras que una puntuación de un 6 o menos será claro indicativo de la presencia de ciertos desajustes y deterioros cognoscitivos.

A pesar de que el resultado final obtenido en la prueba es determinante para establecer la sospecha de deterioro cognitivo, la observación del proceso de ejecución revela diversas dificultades y alteraciones que son cruciales. Aunque el test del reloj ofrece numerosas ventajas en términos de administración y capacidad de cribado, es fundamental realizar estudios más profundos para detallar un diagnóstico preciso y definitivo de la condición cognitiva de la persona.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Test del reloj: qué es y cómo se hace, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Test Psicológicos.

Bibliografía
  • Mencacci, L.A. (2020). Test del dibujo del reloj: Nuevos criterios de puntuación. Areté, 1-8.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Noelia
¡Qué interesante!
Su valoración:
Maria
Entonces, un 6 ¿Qué es? Según dicen ustedes "las personas con una puntuación alta mayor o igual a 6 no presentan ningún tipo de alteración, mientras que una puntuación de un 6 o menos será claro indicativo de la presencia de ciertos desajustes y deterioros cognoscitivos."

Test del reloj: qué es y cómo se hace
Imagen: El Credencial
1 de 2
Test del reloj: qué es y cómo se hace

Volver arriba