Compartir

Qué son las funciones cognitivas básicas y superiores

 
Por Sonia Silgado. 3 noviembre 2020
Qué son las funciones cognitivas básicas y superiores

El cerebro es el órgano principal de nuestro cuerpo ya que se encarga de regular la mayoría de funciones del cuerpo y mente. Entre estas funciones nos encontraríamos con las funciones cognitivas que se encargan de recibir, seleccionar, almacenar y elaborar la información del ambiente que nos rodea. Por tanto, gracias a ellas nos podemos relacionar con los demás y con los objetos de nuestro entorno.

Estas funciones están continuamente activadas y ayudándonos que realicemos cualquier tipo de actividad, como la lectura, la escritura, hablar con alguien, escuchar música... Hay muchos tipos de estas funciones que, aunque son diferentes entre sí, en muchas ocasiones se solapan y dependen mucho unas de otras, es decir, si tenemos una función alterada, es posible que las otras sean afectadas también.

A continuación en Psicología-Online veremos qué son las funciones cognitivas básicas y superiores y las explicaremos con el fin de que podamos entender más sobre nuestro cerebro y las capacidades cognitivas.

Funciones cognitivas básicas

¿Qué son las funciones cognitivas básicas? En este grupo se encuentran aquellos tipos de funciones que nos ayudan a captar y filtrar la información que después será tratada por el resto de funciones cognitivas del cerebro. A continuación veremos cuáles son las funciones cognitivas básicas:

Atención

A través de este proceso seleccionamos la información y separamos aquella que nos es útil de aquella que no lo es. Con la atención podemos estar alerta ante peligros, también podemos estar concentrados durante largos periodos de tiempo, escuchar una conversación...

Hay diversos tipos de atención:

  • Atención focalizada: estar alerta.
  • Atención sostenida: estar concentrado en algo.
  • Atención selectiva: elegir algo sobre lo que concentrarnos omitiendo el resto de estímulos a nuestro alrededor.
  • Atención alternante: pasar de un foco de atención a otro.

Funciones visoperceptivas y visoespaciales

Con estas capacidades cognitivas podemos reconocer y clasificar los estímulos. Gracias a ellas reconocemos caras o distinguimos un perro de un gato. Es decir, nos ayuda a interpretar la información.

Memoria

La memoria es el proceso cognitivo de almacenar la información. En el futuro, además, podemos recuperar dicha información facilitando así, nuestra anticipación ante determinadas atenciones. Por ejemplo, si has tenido un accidente de coche por mirar el móvil, en el futuro seguramente no volverás a mirarlo ya que recuerdas lo que ocurrió la última vez que lo hiciste. Hay muchos tipos de memoria. En función del espacio temporal tendríamos:

  • Memoria a corto plazo.Puede ser de 2 tipos. Por un lado, la memoria inmediata: recordar algo en el momento en el que ocurre. Por otro lado la memoria de trabajo: aquella más centrada en el almacenamiento de información a corto plazo y el trabajo de la misma. Ejemplo, memorizar un número de teléfono hasta que encontramos un papel para escribirlo.

  • Memoria a largo plazo. Almacenar la información por largos periodos de tiempo. En función del tipo de recuerdos, encontramos dos tipos de memoria a largo plazo. Por un lado, la memoria declarativa que es aquella memoria más consciente que nos permite evocar recuerdos en el momento que lo decidimos. Por ejemplo, recordar el día de nuestra boda. Por otro lado, la memoria no declarativa, aquella memoria más inconsciente como recordar cómo se monta en bici cada vez que montamos en una.

Funciones cognitivas superiores

A continuación veremos cuáles son las funciones cognitivas superiores y ejemplos.

Funciones ejecutivas

Son el grupo más complejo de procesos cognitivos ya que se encargan del control de la cognición y la regulación de pensamientos y de nuestra conducta. Por ello, abarcan todo tipo de funciones cerebrales. como por ejemplo el elegir hacia donde dirigimos nuestra atención, nuestra capacidad de planificación, la motivación, la comprobación y regulación de nuestros actos, la conciencia de nosotros mismos, la capacidad de plantearse distintos puntos de vista y considerar futuros alternativos. En definitiva, en este grupo están todas funciones más conscientes y más elaboradas y relacionadas con el razonamiento. Así, podríamos dividirlas en los siguientes subgrupos:

  • Formulación de metas: aquí nos encontraríamos con la motivación, conciencia de uno mismo y modo de percibir nuestra relación con el mundo.
  • Planificación de estrategias y etapas para lograr objetivos: capacidad de abstracción, de elaboración de pensamientos alternativos y de evaluar diferentes posibilidades.
  • Ejecución de la conducta: otras funciones cognitivas superiores son la capacidad de iniciar, mantener y secuenciar conductas de modo ordenado e integrado.
  • Eficacia: entre las funciones cognitivas superiores hay el control del tiempo, el uso del feedback y la autorregulación de la conducta.
  • Razonamiento: dentro de las funciones cognitivas superiores nos encontraríamos, por lo tanto, con el razonamiento, que a su vez, puede dividirse en varios tipos. Por un lado, el razonamiento argumentativo, que se relaciona con la capacidad lingüística de dar argumentos. Y por otro lado el razonamiento lógico, que es la capacidad de, al recibir un razonamiento, poder cuestionar la validez y la posibilidad o no de que haya una hipótesis distinta. Hay varios tipos, el razonamiento deductivo sería completamente lógico y el inductivo, el cual incluiría conjeturas.

Lenguaje

Esta función cognitiva es la capacidad para comunicarnos y relacionarnos con otras personas. Además, gracias a él se estructuran nuestros pensamientos. Lógicamente tiene dos fases, la fase de interpretación del lenguaje, es decir, lo que nos dicen los demás, y la fase de producción del lenguaje, en la que nosotros somos los que transmitimos una información a los demás.

Para qué utilizamos las funciones ejecutivas

Como habrás podido deducir, constantemente estamos haciendo empleo de varias de las funciones cognitivas del cerebro, tanto de las funciones cognitivas básicas como superiores. Detrás de los actos más cotidianos hay infinitos tipos de procesos que nos permiten llevar a cabo la acción. Por ejemplo, al cocinar, estamos empleando una atención alternante entre las distintas preparaciones de la comida. Además, estamos empleando varios tipos de memoria y funciones ejecutivas en muchas ocasiones con el fin de poder decidir si hace falta, por ejemplo, más sal.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son las funciones cognitivas básicas y superiores, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Bibliografía
  • Arranz, A. A. (2017, 18 octubre). Procesos cognitivos: Qué son y cómo podemos mejorar nuestros procesos mentales.
  • Preiss, S.; Cermakiva, R. y Flesher, I. (2013). El entrenamiento cognitivo personalizado en el trastorno unipolar y bipolar: un estudio del funcionamiento cognitivo.
  • Rivas, M. R. N. (2008). Procesos cognitivos y aprendizaje significativo.
  • Ruiz Limón, R. (2000) El conocimiento silencioso. ¿Qué es el razonamiento?

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué son las funciones cognitivas básicas y superiores
Qué son las funciones cognitivas básicas y superiores

Volver arriba