Compartir

Cómo mejorar la memoria a corto plazo

Por Marta Thomen Bastardas. Actualizado: 13 marzo 2019
Cómo mejorar la memoria a corto plazo

Cuando las personas pensamos en la memoria, pensamos en esta en un término general. Sin embargo, nos encontramos frente a distintos tipos de memoria, los cuales ejecutan funciones diferentes, como la memoria a largo plazo o la memoria a corto plazo. La memoria a corto plazo hace referencia a la retención temporal de la información, se mantiene durante unos segundos y tiene una capacidad limitada.

Es común que, con la edad, se produzcan alteraciones en la memoria a causa de cambios neuronales. Sin embargo, la edad no es el único factor implicado en las alteraciones producidas en la memoria, los fármacos, el alcohol, llevar una vida sedentaria, la falta de estimulación, la desnutrición, entre otros, son factores que producen un deterioro en la memoria. Por este motivo, es importante conocer cómo mejorar la memoria a corto plazo, si quieres aprender a hacer trabajar a tu memoria, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online.

También te puede interesar: Juegos para mejorar la memoria

Qué es la memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo hace referencia a la capacidad limitada de retención de la información. La información se retiene durante un espacio temporal breve, no pudiendo mantener esta información más de 30 o 40 segundos, con un máximo de 6-7 ítems a recordar, a menos que la información sea repetida reiteradamente o manipulada con técnicas, para que posteriormente sea almacenada en la memoria a largo plazo.

En la literatura, varios autores han denominado “memoria de trabajo” a la memoria de corto plazo, con el objetivo de abandonar la idea de que la memoria a largo plazo es dependiente de la memoria a corto plazo. Los autores más representativos de este concepto fueron Baddeley y Hitch (1974). Sin embargo, la memoria de trabajo hace referencia a los procesos que se encargan del almacenamiento temporal y la manipulación de la información. Frente a ello, cabe destacar la distinción entre estos dos procesos en la memoria, porque aunque los dos se caractericen por la corta duración del almacenamiento de la información, en la memoria de trabajo se manifiesta una manipulación o transformación de dicha información, posibilitando así procesos cognitivos más complejos como la comprensión, el lenguaje y el razonamiento. En el ámbito clínico, esta distinción se ejecuta en las pruebas de memoria realizadas en la evaluación. Por ejemplo, en el WAIS-IV la prueba de amplitud de memoria de trabajo se evalúa a partir de “Dígitos en orden inverso o en orden creciente” y por otro lado, la memoria a corto plazo se evalúa con la prueba “Dígitos en orden directo”. Si quieres evaluar tu memoria puedes hacer este test de memoria.

Pérdida de memoria a corto plazo

Como hemos señalado anteriormente, la memoria a corto plazo actúa como paso previo a la retención de la memoria a largo plazo, permitiéndonos retener la información que necesitamos en un determinado momento y eliminarla cuando ya no nos sea necesaria. Frente a ello, es importante destacar que un daño en el sistema de memoria a corto plazo dificultaría la adquisición de información almacenada en la memoria a largo plazo.

La memoria a corto plazo nos permite retener la información durante una duración determinada, permitiendo con ello la comprensión rápida del ambiente como una conversación o la facilitación del proceso de solución de problemas. El daño en la memoria a corto plazo produce que la persona pierda la capacidad de poder retener la información en el momento, impidiendo con ello, por ejemplo, poder comprender una conversación con frases de una longitud determinada, por falta de capacidad de retención de la información momentánea. La capacidad de resolución de problemas también se ve afectada, a causa de no poder retener el tiempo suficiente la información para entender lo sucedido, valorar las alternativas de solución en función del problema y tomar una decisión. La pérdida de memoria es un tema de recurrente preocupación para muchas personas.

Cuando pensamos en la pérdida de memoria, tendimos a asociarlo a la edad, pero muchos factores pueden condicionar en un deterioro de la memoria. Las causas de pérdida de memoria más frecuentes son el envejecimiento normal y en el transcurso de una demencia, así como las diferentes psicopatologias de la memoria, sin embargo otros factores que pueden causar estas dificultades son:

  • Traumatismos craneoencefálicos (TCE)
  • Ictus
  • Tumores cerebrales
  • Presión alta
  • Enfermedades neurodegenerativas
  • Deficiencia nutricional: carencia de las vitaminas B6, B9 y B12
  • Problemas de tiroides, riñones o hígado
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Problemas del sueño
  • Consumo de Alcohol
  • Vida sedentaria
  • Falta de estimulación

Mejorar la memoria a corto plazo

Para evitar las causas de pérdida de memoria mencionadas, se recomienda para prevenir los problemas de memoria con hábitos saludables. Por ejemplo, se aconseja llevar una alimentación adecuada, así como realizar ejercicio físico, tener un sueño adecuado, tener una vida social activa y realizar actividades cognitivas.

Además de ello, se puede mejorar la memoria a corto plazo si se trabaja practicando con tareas que requieran la activación de la memoria a corto plazo. Se puede trabajar la memoria a corto plazo, por ejemplo, tratando de aprenderse los números de teléfono de tu agenda, en vez de depender del dispositivo o las ayudas ajenas a la memoria, así como recordar listas. La lectura es otro hábito que nos ayudará a trabajar la memoria a corto plazo, además de sus múltiples beneficios. Estos hábitos y ejercicios también sirven para mejorar la memoria para estudiar.

5 ejercicios de memoria a corto plazo

Como ya hemos comentado, se puede mejorar la memoria a corto plazo practicando. A continuación, te proponemos 5 ejercicios de memoria a corto plazo ¿te animas?

1. Memorizando dígitos

Un ejercicio sencillo para estimular la memoria a corto plazo es la repetición de dígitos. Empieza por la primera fila, hasta la última, leyendo una vez los dígitos y repitiéndolos posteriormente hasta donde recuerdes.

546

5676

35894

137598

2479643

23457965

132443267

23425436136

2. Lista de la compra

Este ejercicio para mejorar la memoria a corto plazo consiste en observar durante medio minuto la siguiente lista de la compra. ¡A ver cuántos ingredientes puedes recordar tras 20 minutos!

  • Café
  • Manzanas
  • Leche
  • Pimientos
  • Bolsas de basura
  • Yogures
  • Salmón
  • Garbanzos
  • Lentejas
  • Lechuga
  • Aguacate
  • Judías

3. Recordando la imagen

Otro de los ejercicios para la memoria a corto plazo implica la memoria visual. Busca una imagen en la que se hallen distintos objetos, personajes o situaciones. Obsérvala durante un minuto y posteriormente, trata de describir todo aquello que recuerdes.

 

4. Animales de colores

Lee la siguiente lista de animales con sus respectivas características tres veces y seguidamente describe los que recuerdes.

  • Perro amarillo enfadado
  • Gato rojo hambriento
  • Hámster violeta gordo
  • Jirafa naranja larga
  • Cocodrilo rosa contento

 

5. Formar pares

El clásico juego de encontrar los dibujos pares de un conjunto de tarjetas giradas de los niños, es un ejercicio fenomenal para trabajar la memoria a corto plazo.

 

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo mejorar la memoria a corto plazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Aguado-Aguilar, L. (2001). Aprendizaje y memoria. Rev. Neurolo, 32, 372-381.
  • Gontier, J. (2004). Memoria de Trabajo y Envejecimiento. Revista de Psicología de la Universidad de Chile, 2, 111-124.
  • Ostrosky-Solís, F. & Lozano, A. (2003). Rehabilitación de la memoria en condiciones normales y patológicas. Avances en Psicología Clínica Latinoamericana, 21, 39-51.
  • Parker, A. y cols. (2013). Effects of Saccadic Bilateral Eye Movements on Episodic and Semantic Autobiographical Memory Fluency. Front Hum Neurosci; 7, 630.
  • Turrillo, M. (2014). Relación de la memoria a corto plazo en el rendimiento académico en educación primaria. UNIR: Universidad Internacional de la Rioja.

Escribir comentario sobre Cómo mejorar la memoria a corto plazo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Jose
Buenos dias es muy real lo que heleido
Perdida de memoria pos desnutricio
Un saludo muchas gracias
Marta Thomen
Buenas tardes, muchas gracias por su comentario. Sí, es muy recomendable una buena alimentación, horarios de sueño, hábitos saludables,... para prevenir la pérdida de memoria.

¡Gracias de nuevo!

Cómo mejorar la memoria a corto plazo
Cómo mejorar la memoria a corto plazo

Volver arriba