menu
Compartir

Adicción al café: nombre, síntomas, consecuencias y cómo eliminarla

 
Por Iván Piquero. 10 marzo 2021
Adicción al café: nombre, síntomas, consecuencias y cómo eliminarla

Nuestro ritmo de vida puede hacer que, en ocasiones, nos sintamos cansados, fatigados o faltos de energía. Muchas personas recurren al café por sus enérgicos efectos para hacer frente a su día a día.

Tomar café, además, tiene un componente social. Seguro que en algún momento has quedado con alguien para tomar café y conversar o has tomado café tras una comida con amigos.

Por todo ello, no es extraño escuchar a personas decir “hasta que no me tomo el café no soy persona” o “necesito un café para afrontar el día”. ¿Sabías que el café puede provocar adicción? Y ¿Conoces las consecuencias negativas que tiene sobre la salud? Sigue leyendo este artículo de Psicología-Online en el que te contamos cómo se llama la adicción al café, sus síntomas, consecuencias y cómo eliminarla.

¿Por qué el café puede provocar adicción?

El café es una semilla que contiene una alta cantidad de cafeína, sustancia responsable de provocarte adicción. El consumo continuado de cafeína puede provocar dependencia en pocos días y volverse adictiva. ¿Cómo se llama la adicción al café? Esta adicción recibe el nombre de “cafeinomanía”.

La cafeína estaría presente, aunque en menor cantidad, en el café descafeinado. Además, podemos encontrarla en otros productos como algunos refrescos, bebidas energéticas, chocolate o té.

A continuación, te contamos qué síntomas deben aparecer para considerar el café como una adicción, sus consecuencias y cómo eliminarla.

Síntomas de la adicción al café

Los trastornos relacionados con sustancias que aparecen en la clasificación de trastornos mentales DSM-5, clasificación de la Asociación Americana de Psiquiatría, incluyen diez sustancias entre las que se encontraría la cafeína.

Esta clasificación no contempla la adicción al café como trastorno, aunque sí la intoxicación provocada por la cafeína y el síndrome de abstinencia al reducir o eliminar su consumo.

La clasificación de la Organización Mundial de la Salud (CIE-11) tampoco habla de adicción pero sí identifica un trastorno llamado “patrón de consumo continuo de cafeína”, cuyos síntomas serían:

  • Consumo de cafeína diario o casi diario.
  • Daño físico o mental a la salud provocado por el consumo.
  • El consumo es continuado y evidente durante al menos un mes.
  • El daño a la salud estaría provocado o bien por la vía de administración (que pueda ser perjudicial) o bien por los efectos tóxicos de la cafeína.

Efectos provocados por el consumo de cafeína

La cafeína es una sustancia cuyo consumo tiene efectos en nuestro organismo tales como:

  • Activación del sistema nervioso central. Se trata de una sustancia psicoestimulante que provoca un aumento en el nivel de alerta y una reducción de la sensación de cansancio.
  • Influye negativamente en los ciclos de sueño y puede provocar insomnio.
  • Como sustancia adictiva, actúa sobre el sistema cerebral de recompensa, un sistema que es fundamental en el desarrollo de adicciones.
  • Su consumo prolongado puede provocar tolerancia, es decir, la misma dosis ya no te provoca el mismo efecto y necesitas dosis más elevadas.
  • Puede provocar síntomas depresivos, ansiosos e irritabilidad.
  • A nivel vascular, aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Mejora levemente la función respiratoria.
  • Disminuye el cansancio y la fatiga y provoca vasodilatación a nivel muscular.
  • Puede provocar molestias gastrointestinales e incluso úlceras.
  • Supone un factor de riesgo en la infertilidad tanto de mujeres como de hombres.

En este artículo hablamos de qué es una adicción y de los tipos de adicciones que hay.

Consecuencias de la adicción al café

Consumir altas dosis de cafeína puede provocar intoxicación, cuyos síntomas serían, según la Organización Mundial de la salud (CIE-11):

  • Alteraciones cognitivas, perceptivas y de consciencia.
  • Alteraciones comportamentales, afectivas y de coordinación.
  • Inquietud
  • Ansiedad
  • Excitación
  • Insomnio
  • Diursesis
  • Enrojecimiento facial
  • Molestias gastrointestinales
  • Espasmos musculares
  • Agitación psicomotora
  • Sudor o escalofríos
  • Náuseas o vómitos.

Como en cualquier adicción, el cese de su consumo provoca síndrome de abstinencia cuyos síntomas, recogidos en la CIE-11 pueden ser:

  • Dolor de cabeza
  • Fatiga o somnolencia
  • Ansiedad
  • Estado de ánimo disfórico (experimentación de emociones desagradables)
  • Náuseas o vómitos
  • Dificultades de concentración

Cómo superar la adicción al café

A continuación, ofrecemos las principales pautas la a dejar la adicción al café.

1. Tomar la decisión

En primer lugar, deberás tomar la decisión de querer reducir el consumo de café. Si no lo tienes aún muy claro puedes leer acerca de los efectos perjudiciales que su consumo continuado tiene sobre la salud y los beneficios de su abandono.

2. Tomar consciencia de la adicción

En segundo lugar, una vez hayas decidido querer reducir y/o eliminar el consumo, deberás ser consciente y analizar cómo es tu adicción y qué magnitud tiene. Para ello, sería interesante ir completando un autorregistro de la cantidad de café que tomas. Este debería incluir:

  • Cada café que bebes al día y de qué tipo es (si es descafeinado, cortado, etc.)
  • Qué cantidad tomas en cada uno de ellos.
  • En qué lugar o situación lo consumes.
  • A qué hora tomas cada uno.
  • Por último, puedes hacer una valoración de 0 a 10 de la necesidad y/o el grado de placer que tiene para ti cada uno de los cafés que tomas.

3. Plantear metas realistas

Si el objetivo que te has planteado es demasiado costoso, como abandonar por completo el consumo, puedes dividirlo en objetivos más pequeños (por ejemplo, comenzar reduciendo una sola toma de café). Durante todo el proceso, no dejes de lado el registro. Fíjate metas que sean realistas y trata de cumplirlas.

4. Planificar recompensas

Por supuesto, deberás recompensarte una vez alcanzadas, por ejemplo, realizando alguna actividad que te agrade o cocinando alguna comida que te guste especialmente.

5. Reducir el consumo

Conociendo cómo funciona tu adicción y teniendo claro cuál es tu meta, puedes empezar a trabajar en tu adicción aplicando alguno de estos consejos para reducirla de forma gradual:

  • Comienza eliminando aquellos cafés que has valorado como menos necesarios o menos placenteros.
  • Si no puedes eliminarlo, al menos reduce la cantidad de cafeína sustituyéndolos por cafés descafeinados.
  • Si alguna de tus tomas se produce en un entorno social, es decir, consumes porque sales a tomar café con otra u otras personas, sustituye el café por otras bebidas libres de cafeína como por ejemplo la manzanilla o determinados tés como el rooibos.
  • Continúa eliminando o sustituyendo cafés hasta alcanzar tu objetivo.

6. Eliminar estímulos asociados

En casos más graves, puedes intervenir sobre los estímulos asociados al café. Por ejemplo, no tengas a la vista la cafetera o, en caso de abandono total, deja de comprar café en las últimas fases.

7. Preparar alternativas

Otra pauta clave para superar la adiccion al café es anticiparte a las situaciones que más te predispongan al consumo. Ya sabes en qué situaciones te apetece más tomarte un café, por lo que puedes tratar de evitarlas o prepararlas. Por ejemplo, piensa qué vas a pedir en vez de tomar café.

8. Distracción y relajación

Para combatir esta abstinencia y superar la adiccion al café, realiza tareas placenteras y agradables y utiliza técnicas de relajación como la respiración diafragmática o el yoga. Al final de este artículo encontrarás una relajación guiada para empezar a practicar.

9. Tener en cuenta las recaídas

Por último, ten en cuenta que cualquier adicción conlleva recaídas. No te culpes, analiza cuales han sido sus causas y trata de prevenirlas en futuras ocasiones.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Adicción al café: nombre, síntomas, consecuencias y cómo eliminarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Adicciones.

Bibliografía
  • Pardo Lozano, R., Álvarez García, Y., Barral Tafalla, D. y Farré Albaladejo, M. (2007)Cafeína: un nutriente, un fármaco o una droga de abuso. Adicciones 19(3) 225-238
  • Uddin, S., Sufian, M.A., Hossain, F., Kabir, T., Islam, T., Rahman, M. y Rafe, R. (2017) Neuropsychological Effects of Caffeine: Is Caffeine Addictive? Journal of Psychology and Psychotherapy. 7 (2) doi: 10.4172/2161-0487.1000295
  • Asociación Psiquiátrica Americana (2014). DSM-5. Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5-Breviario. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • Organización Mundial de la Salud (OMS) (2018) Clasificación Internacional de Enfermedades, 11.a revisión. Recuperado de https://icd.who.int/es

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Adicción al café: nombre, síntomas, consecuencias y cómo eliminarla
Adicción al café: nombre, síntomas, consecuencias y cómo eliminarla

Volver arriba