menu
Compartir

Apoyo emocional: qué es, ejemplos y cómo darlo

 
Por Gianluca Francia. 21 junio 2021
Apoyo emocional: qué es, ejemplos y cómo darlo

La comprensión de las emociones humanas está adquiriendo un nuevo valor y está cambiando la vida de las personas. La expresión de emociones como el miedo, la felicidad, la ira, la tristeza, y otras, ha sido, y a veces todavía lo es, confinada en momentos de intimidad o terapia. La salud emocional nos permite, de hecho, manejar nuestras frustraciones, nuestros contrastes, todo lo que nos afecta emocionalmente.

Cuando se trata de pasar por momentos particularmente fragantes en nuestras vidas, a menudo tendemos a olvidar que estas emociones y sentimientos negativos se viven de una manera muy diferente si tenemos el apoyo de los demás. En este artículo de Psicología-Online, veremos lo que es el apoyo emocional, unos ejemplos de ello y algunas sugerencias útiles sobre cómo darlo.

Qué es el apoyo emocional

Por apoyo emocional se entiende aquella capacidad de cuidar, escuchando de manera empática y activa al otro. Es una relación bidireccional e implica un intercambio emocional entre las partes; en muchas situaciones asistenciales, en cambio, el apoyo es unidireccional: un sujeto ofrece y uno recibe. El apoyo emocional se proporciona sobre todo por el contacto con una o más personas con las que está íntimamente ligado (su marido o su esposa, un hermano o los padres, por ejemplo) aunque, en determinadas condiciones, no se excluye que otras personas puedan ser también fuente de apoyo de este tipo (grupos de apoyo para pacientes con alcoholismo, drogodependencia, etc.). Dar una ayuda emocional incluye tres aspectos:

  1. Consejos e información.
  2. Ayuda concreta y tangible.
  3. Apoyo emocional (presencia, escucha, garantías y confirmación).

Por qué es importante el apoyo emocional

Esta necesidad existe desde el nacimiento: al principio, son precisamente las figuras de cuidado las que proporcionan nuestro apoyo emocional, y solo después este papel se busca también en otras personas, como la pareja y las amistades. Si esta necesidad no ha sido satisfecha adecuadamente durante la infancia, los adultos tendrán más dificultades para reconocer y manejar las emociones de los demás y, por tanto, para dar y recibir apoyo emocional.

El apoyo emocional no consiste necesariamente en palabras que decir, a menudo esta necesidad puede ser satisfecha a través de un abrazo o un gesto.

Sentir la presencia del otro y su apoyo auténtico puede favorecer la regulación de algunas emociones por las que la persona puede sentirse abrumada. Compartir se convierte, por tanto, en un medio importante para gestionar y validar la ira, la tristeza, el miedo, pero también la alegría. Este mecanismo contribuye a crear un vínculo más sólido y seguro.

Apoyo emocional: qué es, ejemplos y cómo darlo - Por qué es importante el apoyo emocional

Cómo dar apoyo emocional

Todo el mundo puede experimentar momentos en los que uno se siente inseguro e incapaz de manejar sus emociones, sentirse inadecuado o no preparado para tomar decisiones importantes. Lo importante es adquirir la seguridad necesaria para salir de estas situaciones y abordar los problemas con conciencia y eficacia. A veces, sin embargo, no es fácil encontrar por sí solos los recursos para cambiar nuestro enfoque, en estos casos el apoyo de un exterior puede ayudarnos a ver con mayor claridad las soluciones que hay que poner en práctica para recuperar la serenidad.

Saber cómo dar apoyo emocional no es fácil, y es fácil cometer grandes errores. He aquí algunos consejos útiles sobre cómo darlo:

  1. Elige el contexto correcto. Debes asegurarte de que aquellos que necesitan tu apoyo se sientan cómodos confiando en su problema. Si es posible, entonces, elige una habitación vacía y un momento que no sea transitorio. Pero incluso un rincón lejos de los ojos indiscretos es suficiente, solo garantizar la privacidad. Mucho mejor si se trata de un lugar con pocas distracciones y donde la comunicación sea fácil.
  2. Haz preguntas. Puedes preguntar a la otra persona qué pasó o cómo te sientes, y lo esencial es garantizar tu escucha. La otra persona tiene que entender que estás realmente interesado en lo que tiene que decir y que realmente quieres apoyarla.
  3. Escucha activamente. Mira a la otra persona mientras te habla y presta tu atención, ya que así se sentirá más importante. Por lo tanto, practica la escucha activa, y haz de este momento una interacción personal y simétrica, en la que una persona se expresa a sí misma y la otra la apoya tratando de entender cómo se siente. Por ejemplo: mantener el contacto visual, comentar sin interrumpir bruscamente, resumir la información proporcionada por el otro, etc.
  4. Reformula lo que te dicen. La empatía es un elemento esencial para ayudar a otros a sentirse apoyados, y para identificarte con tu interlocutor, tienes que entender claramente lo que está tratando de comunicar. Tendrás menos dudas sobre su punto de vista si tomas nota de lo que dice y reflexionas sobre su discurso; de esta manera la otra persona sentirá tu apoyo y tu comprensión. En este artículo explicamos Cómo practicar la empatía.
  5. Imagínate cómo se sienten. Trata de entender el verdadero estado de ánimo del otro mientras te habla. Si ayudas a quien te enfrentas a identificar lo que realmente está experimentando, le permitirás que reconozca y acepte sus sentimientos. Para ello, utiliza palabras de apoyo emocional.
  6. Sé comprensivo. Debes dejar de lado cualquier pensamiento o prejuicio sobre la situación: estar presente y prestar atención a lo que la otra persona está diciendo. Tu trabajo no es resolver sus problemas o encontrar una solución, sino pensar en ofrecer un terreno seguro en el que se sienta escuchada y comprendida.
  7. Sé tranquilizador. Es importante que la otra persona no tenga dificultad para expresar sus sentimientos. Por lo tanto, no es el momento de criticarlo ni a él ni a la situación en la que se encuentra, porque tu objetivo es comunicar apoyo y comprensión.
  8. Pregunta qué piensan hacer. Si la persona cree que necesita apoyo emocional, es probable que algo esté mal en su vida. Es una gran oportunidad para ayudarle a entender qué medidas puede tomar para restaurar su equilibrio emocional. Este es otro de los consejos importantes sobre cómo ofrecer apoyo emocional.
  9. Identifica medidas concretas. Probablemente, tu interlocutor no será capaz de responderte ahora mismo, y tendrás que ayudarle a resolver su problema gradualmente. Por lo tanto, es importante encontrar el siguiente paso, aunque sea trivial.
  10. Demuestra tu apoyo. Además de las bellas palabras, también debes demostrar concretamente tu apoyo emocional, sin abandonarla. Una vez que escuches a la otra persona, seguramente tendrás una idea más precisa de lo que puedes hacer para ayudarla a sentirse más protegida.

En el siguiente artículo, puedes ver palabras de aliento en momentos difíciles.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Apoyo emocional: qué es, ejemplos y cómo darlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • Mascia, D. (2009). L'organizzazione delle reti in sanità. Teoria, metodi e strumenti di social network analysis. Milán: Franco Angeli.
  • Torricelli, C. (2020). Il sostegno emotivo nella coppia. Recuperado de: http://www.amaepsicologiassociati.it/2020/02/06/il-sostegno-emotivo-nella-coppia/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Apoyo emocional: qué es, ejemplos y cómo darlo
1 de 2
Apoyo emocional: qué es, ejemplos y cómo darlo

Volver arriba