Psicología social

Cómo hablar con alguien que no quiere hablar

 
Sara Sanchis
Por Sara Sanchis. 21 marzo 2023
Cómo hablar con alguien que no quiere hablar

En ocasiones, puede ocurrir que una persona no quiera hablar. Es probable que necesite permanecer en este estado para resolver internamente algún conflicto y, una vez resuelto, retorne a su estado de interacción normal. Sin embargo, puede haber ocasiones en las que, debido a un gran bloqueo emocional a causa de alguna vivencia que ha generado un gran dolor, la persona se encierre en sí misma y no quiere hablar durante un largo periodo de tiempo. En estos casos, sí que resultará recomendable para quienes la rodean incentivar su vuelta al mundo para que salga de ese bloqueo emocional.

En este artículo de Psicología-Online, te proponemos 10 consejos sobre cómo hablar con alguien que no quiere hablar, teniendo en cuenta que con ello hacemos referencia a las personas que quedan bloqueadas emocionalmente y que necesitan, de algún modo, ayuda para salir de este estado de aislamiento.

Índice
  1. No forzar la situación
  2. Observar a la persona
  3. Acercarnos emocionalmente a la persona
  4. Crear un clima de confianza
  5. Ser pacientes
  6. Ser respetuosos
  7. Empatizar y escuchar
  8. Expresarle nuestra preocupación por su silencio
  9. Acompañar su silencio sin más
  10. Alegrarle y alegrarnos
Ver más >>

No forzar la situación

Forzar a alguien a hablar cuando, por el motivo que sea, no quiere produce precisamente el efecto contrario: refuerza más el mutismo de la persona. Por esta razón, tal como hemos comentado con anterioridad, respetar este momento de reflexión y reconstrucción personal es importante como herramienta que la persona está utilizando para resolver cierto conflicto personal.

Observar a la persona

Otra forma de hablar con alguien que no quiere hablar es observar a la persona y ver cómo actúa para diferenciar si este silencio es constructivo y adaptativo para ella o está convirtiéndose en algo que puede resultarle negativo y perjudicial.

Para saber si este mutismo empieza a ser algo negativo para la persona bastará con observar el conjunto de comportamientos que rodea a dicha conducta. Por ejemplo, una excesiva tristeza, aislamiento, indefensión (reflejan experiencias de gran tristeza o miedo), agresividad o impulsividad.

Cómo hablar con alguien que no quiere hablar - Observar a la persona

Acercarnos emocionalmente a la persona

En base a las conductas observadas, podremos comprobar si su silencio es adaptativo o está empezando a constituirse en un mecanismo perjudicial para su salud. En este segundo caso, con la intención de intentar sacarle de la trampa en la que se encuentra atrapada, intentaremos acercarnos emocionalmente a la persona.

Esto podemos hacerlo sin palabras o comunicándonos unidireccionalmente sin esperar, de momento, respuesta alguna por su parte pero mostrando compresión en todo momento por su estado alterado de conducta e indicándole, con nuestra propia conducta, nuestra intención de permanecer a su lado y ayudarle en lo que necesite.

Crear un clima de confianza

El objetivo final de acercarnos emocionalmente a la persona es conseguir crear un clima de confianza que le permita relajar el mecanismo de aislamiento que la está manteniendo alejada del mundo y ayudarla a volver de nuevo a la vida.

Cuando una persona se encuentra en un estado de disturbio emocional como sería este caso, la herramienta con mayor fuerza para ayudarla a salir de este estado negativo es crear un clima de confianza que le ayude a romper, poco a poco, las barreras que la mantienen bloqueada y separada del mundo.

Cómo hablar con alguien que no quiere hablar - Crear un clima de confianza

Ser pacientes

Los procesos de acompañamiento de personas que reaccionan alejándose del mundo y dejando de hablar como consecuencia de una fuerte vivencia emocional no resultan para nada sencillos, tal como ocurre con la mayor parte de acompañamientos de trastornos o crisis psicológico emocionales.

En estos casos, ser pacientes constituye una gran virtud de los acompañantes que puede ayudar a sobrellevar mejor el camino de las personas afectadas. De este modo, acompañar pacientemente los desequilibrios y vaivenes emocionales le otorgará una base de seguridad y confianza sobre la que intentar iniciar un nuevo camino más positivo y esperanzador.

Ser respetuosos

La paciencia implica una actitud de respeto hacia la persona herida. Sin embargo, respetar o significa tolerar agresiones de la persona hacia ella misma o hacia nosotros o cualquier otra persona, de ningún modo. Los límites en este caso son, por supuesto, necesarios.

Ser respetuoso significa adoptar una mirada compasiva que ve más allá de la conducta manifiesta y entiende que la persona no se encuentra en un buen momento y que, a pesar de su voluntad de cambio, el camino presenta obstáculos y dificultades a vencer que provocarán respuestas desajustadas en muchos momentos.

Empatizar y escuchar

Para conseguir hacer hablar a una persona que no quiere y se ha encerrado fuertemente en sí misma resulta fundamental empatizar e intentar escuchar y ver realmente a la persona y todo lo que está sufriendo. En este artículo verás cómo practicar la empatía en mi vida.

Solo con esta mirada, que como acabamos de nombrar es una mirada paciente y respetuosa que ve mucho más allá de la conducta objetiva manifestada, sólo de este modo es posible realizar un acercamiento emocional hacia la persona herida y mostrarle que, sea lo que sea que necesite, estamos a su lado para ayudarle.

Cómo hablar con alguien que no quiere hablar - Empatizar y escuchar

Expresarle nuestra preocupación por su silencio

Si a pesar de todas nuestras buenas intenciones no conseguimos romper el muro que ha construido y la separa del mundo, podremos expresarle nuestra preocupación real por su prolongado y desmedido silencio. En palabras y de manera suave y sobre todo sincera podremos comunicar nuestra preocupación por ella de modo que tome conciencia de que realmente nuestra intención es ayudarla a salir de este estado vejatorio para ella.

Acompañar su silencio sin más

Otra herramienta complementaria a las anteriores y, en la mayor parte de las ocasiones, necesaria es acompañar su silencio. Que simplemente nuestra presencia y acompañamiento le muestren, poco a poco, que verdaderamente estamos a su lado y que, aunque entendemos que quizás todavía no se encuentra preparada para iniciar el camino de retorno, estamos dispuestos a esperar a su lado y a acompañarle en el camino.

Alegrarle y alegrarnos

Por último, la alegría es una grandísima fuerza de vida que puede impulsarnos a salir de cualquier túnel emocional en el que nos encontremos.

Utilizada con sobriedad y grandísima empatía, permanecer en estado de alegría, que no euforia, cuando estemos con la persona, alegrarla con pequeños gestos y mostrarnos nuestra alegría ante los pequeños avances que realice fortalecerá su interior y le otorgará poco a poco la fuerza que necesita para salir de la trampa en la que, sin darse cuenta, eligió encerrarse.

Cómo hablar con alguien que no quiere hablar - Alegrarle y alegrarnos

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hablar con alguien que no quiere hablar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
Cómo hablar con alguien que no quiere hablar