Compartir

Cómo superar el miedo al rechazo

 
Por Marissa Glover. 19 marzo 2018
Cómo superar el miedo al rechazo

Todas las personas por naturaleza buscamos ser parte de un círculo social y relacionarnos con otras, unas con más, otras con menos personas, dependiendo de la personalidad de cada quien pero a todos nos gusta ser aceptados socialmente. Es por esto que un de los mayores miedos que podemos experimentar en el vida, es el miedo a ser rechazados por los demás. A nadie le agrada la idea de ser rechazado por el círculo social en el que se desenvuelve o a la hora de pretender entrar a uno nuevo. Hasta cierto punto, sentir temor a ser rechazados, en su justa medida, puede considerarse normal, sin embargo cuando ese miedo se vuelve limitante, al grado de provocarnos un sufrimiento innecesario, se vuelve realmente un problema que debemos de solucionar cuanto antes.

Pero, ¿cómo superar el miedo al rechazo? En ocasiones, sobre todo cuando llevamos ese miedo muy arraigado, suele ser difícil eliminarlo, sin embargo no es imposible cuando realmente se quiere hacerlo. Es por esto que en este artículo de Psicología-Online, vamos a brindarte una serie de consejos que te ayudarán a saber cómo superar el miedo al rechazo.

También te puede interesar: Cómo superar el miedo a las agujas

Cómo actúan las personas con miedo al rechazo

Una persona que no está limitada por el miedo al rechazo que pueda llegar a sentir en ocasiones, percibirá las situaciones en las que no es bien aceptada o donde incluso puede ser ignorada, de manera menos negativa y tomarlo como algo sin tanta importancia. Sin embargo una persona que tiene un miedo excesivo al rechazo, va a estar todo el tiempo al pendiente de la reacción de las demás personas e incluso va a interpretar sus acciones, llegando a percibirlas de manera errónea. Por ejemplo, si un compañero de trabajo que normalmente siempre está alegre y sonriente, un día llega más serio y sin ganas de hablar con nadie, la persona que tiene miedo al rechazo, va a interpretar su seriedad como algo en contra de ella, como si esa persona estuviera así porque no quiere hablar con ella.

Las personas con miedo al rechazo son muy susceptibles al “que dirán” y si en algún momento se dan cuenta de que alguien habló mal de ellos o dijeron algo que no les agradó, se pueden sentir heridos profundamente y no dejan de pensar en esa situación que les generó tanto malestar. Suelen ser personas que incluso se sienten todo el tiempo juzgadas y observadas por los demás aunque realmente así no lo sea, por lo que comienzan a distorsionar la realidad y a hacer hipótesis basadas en sus propio miedo a ser rechazados.

Es por esto que tienden mucho a tratar de complacer a los demás, actuando de manera en la que creen que el otro lo desea o aislándose totalmente de ellos haciendo como si realmente no les importara el contacto con los demás y por lo tanto tampoco su rechazo.

En este otro artículo te descubrimos cuáles son los miedos frecuentes a causa de una baja autoestima.

Cómo superar el miedo al rechazo - Cómo actúan las personas con miedo al rechazo

Consecuencias de tener miedo al rechazo

Entre las principales consecuencias que trae consigo el experimentar este miedo exagerado e irracional al rechazo se encuentran las siguientes:

Perder la oportunidad de establecer relaciones estable

Las personas con miedo al rechazo pierden muchas oportunidades de conocer más personas y establecer con ellas lazos más estrechos de amistad y/o amor. Dejan de experimentar el compartir grandes momentos con personas que pueden llegar a ser muy importantes para ellas, de tener a su lado personas que pueden apoyarlas en todo momento cuando se encuentren en situaciones difíciles, momentos de disfrute e incluso de llegar a formar una familia. Todas estas experiencias vitales enriquecen y fortalecen la autoestima de cada uno de nosotros, por lo que si dejamos de tenerlas estaremos viviendo una vida con poco sentido.

Problemas de ansiedad

El estar todo el tiempo al pendiente de las reacciones de los demás, el sentirse juzgado(a) por otros y no valorados, puede provocarnos el comenzar a tener problemas de ansiedad. Una persona ansiosa no vive tranquila, se la pasa angustiada por lo que pueda o no pasar, pensando todo el tiempo en la situaciones en las que tiene conflictos, incluso pueden llegar a tener síntomas físicos molestos relacionados con el exceso de tensión que sienten.

Depresión

No es nada raro que una persona que tenga un miedo al rechazo excesivo pueda en algún momento desarrollar algún trastorno depresivo. No es fácil para nadie sentirse rechazado e ignorado, pero las personas que viven con ese miedo todo el tiempo, llegan a distorsionar tanto la realidad que no logran identificar aún cuando están siendo bien aceptados. La depresión por si sola provoca también que la persona que la padece, genere todo el tiempo pensamientos negativos acerca de ella misma y de su relación con los demás. Esto provoca que la persona se encuentre enredada en un círculo vicioso sumamente negativo y pueda llegar a ser muy destructivo para ella y su bienestar emocional.

No lograr los objetivos vitales

Resulta totalmente limitante el miedo al rechazo ya que no sólo nos impide relacionarnos con los demás, sino también lograr nuestras metas y objetivos personales ya que por el mismo miedo, dejamos de atrevernos a hacer cosas que son necesarias para alcanzarlos. Por ejemplo, una persona que tiene como objetivo tener una familia, si siente que todos lo rechazan, va a ser difícil que pueda llegar a tener una pareja estable o una persona cuyo objetivo es querer subir de puesto en su empresa, si siente todo el tiempo este tipo de miedo, seguramente no se atreverá a exponerse ante sus superiores para ser evaluado y que pueda ser ascendido.

4 consejos para superar el miedo al rechazo

Si quieres saber cómo superar el miedo al rechazo te recomendamos que leas los 4 consejos que te damos a continuación. Podrán ayudarte a que disfrutes de una vida más satisfactoria y que mejores tu relación con los demás.

No pretendas agradar a todo el mundo

Algunas personas caemos en la trampa de querer agradar a todos los demás, lo cual es imposible ya que siempre va a haber gente con la que congeniemos más y con la que nos entendamos menos, incluso quienes nos den totalmente igual o nos caigan muy mal. Estar conscientes de esto y verlo como algo normal es clave para que dejemos de preocuparnos tanto por gustarle al otro. Es importante que nos tomemos esto en serio porque de no ser así y continuar buscando la aprobación del otro, lo único que hará será deteriorar más nuestra autoestima y por lo tanto también aumentar nuestro miedo al rechazo.

Solo sé tu mismo

Una persona auténtica es aquella que se muestra tal y como es ante los demás, así les agrade más a los demás o menos, no ocultarán su propia personalidad y actuarán conforme a sus valores personales. Cuando tenemos miedo al rechazo, tendemos a actuar de distintas maneras tratando de amoldarnos a lo que los demás quieren que seamos lo cual irónicamente resulta contraproducente porque al final se termina por notar que no estamos siendo auténticos. No debemos de preocuparnos por lo que los demás sean o quieren que seamos, simplemente hay que ser uno mismo y las personas correctas estarán siempre a nuestro lado.

Deja de hacer hipótesis acerca de lo que piensan los demás

Deja de estar creando hipótesis acerca de lo que otros piensan de ti ya que lo más seguro es que no estés acertando y que tu propio miedo a ser rechazado genere que percibas una realidad distinta a la que es. El estar creando hipótesis y pensar que tanto le caes mal a otra persona, sólo va a hacer que estés sufriendo de manera innecesaria. Recuerda que es imposible adivinar lo que otros piensan y aunque no le cayeras bien a esa persona tampoco tendría eso algo de malo, al fin y al cabo a ti tampoco te cae bien todo aquel que conoces.

Modifica tus pensamientos

Es necesario que hagas una modificación de aquellos pensamientos negativos que no te permiten avanzar y que solo te generan ansiedad y preocupación. Trata de percibir las distintas situaciones de manera más positiva y más que positiva, objetiva. Así que cada vez que tengas pensamientos negativos relacionados con tu miedo al rechazo, identifica que los estás teniendo y modifícalos de manera consciente por otros más constructivos y que te permitan mejorar como persona.

Por ejemplo, si estás teniendo pensamientos del tipo: “siempre me rechazan, nunca puedo caerle bien a alguien”, “esta situación no va a cambiar, estoy destinado(a) al rechazo”, si te pones a reflexionar y analizar de manera objetiva este tipo de pensamientos te darás cuenta de que nunca puedes generalizar así que deja de decir que siempre te rechazan porque no todas las personas lo harán. En el caso de pensar que tu situación no va a cambiar, pregúntate: “¿por qué?, ¿en realidad no puede cambiar si hago un esfuerzo por ello?, trata de ser lo más positivo y realista posible.

Cómo superar el miedo al rechazo - 4 consejos para superar el miedo al rechazo

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar el miedo al rechazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Cómo superar el miedo al rechazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo superar el miedo al rechazo
1 de 3
Cómo superar el miedo al rechazo

Volver arriba