Compartir

Cuál es la actitud ante un conflicto

Por Francisco Céspedes. Actualizado: 20 febrero 2018
Cuál es la actitud ante un conflicto

Los conflictos pueden ser útiles e inevitables siempre que haya un clima de confianza entre las personas que te rodean. Puedes encontrarte con personas que discrepan contigo, pero no te sientas atacado, míralo como una forma de avanzar en la relación con esa persona. Una relación que sea siempre pacífica sin tener ningún punto por débil que sea de conflicto, puede que no tenga necesidades de evolucionar. En ocasiones entrar en conflicto invita al cambio y a encontrar una parte mejor, por eso, en este artículo te descubrimos cuál es la actitud ante un conflicto y, también, te daremos algunos consejos para que aprendas a resolverlos de una forma positiva.

También te puede interesar: Cómo resolver un conflicto de forma asertiva

Resolver los conflictos es esencial

Esperar que un conflicto se solucione solo puede hacer que te lleve a la frustración. Tener unas expectativas reales y ajustadas a la realidad te harán mantener una actitud adecuada durante la resolución del conflicto. De este modo podrás lograr resolverlo de forma justa para ambas partes. Evitar el problema y no querer afrontarlo a la larga seguramente haga que se agrave aumentando el malestar emocional y llegando a ser tenso y muy molesto para ambas partes.

El conflicto tiene parte negativa ya que puede cargarte emocionalmente y hacer que padezcas una experiencia desagradable, pero ver los desacuerdos como una forma de avanza y de encontrar soluciones creativas, puede ayudarte a tener un diálogo positivo e incluso esto puede ayudarte a reforzar lazos con la persona implicada.

Determina cuál es tu actitud ante un conflicto

Hay varias formas para afrontar un conflicto ¿Con cuál te sientes identificado?

  • Actitud competitiva. Intentas imponer tu criterio y te cuesta mucho ceder para lograr un acuerdo.
  • Actitud de evitación. Alargas hasta el infinito el momento de afrontar el problema o miras hacia otro lado en lugar de actuar para solucionar el conflicto que te aflige.
  • Actitud acomodada. Priorizas la relación con la otra persona y a menudo olvidas tus intereses, cediendo demasiado.
  • Actitud colaborativa. Ves el conflicto como una oportunidad para encontrar soluciones para contentar a ambas partes y que la relación no se vea perjudicada.
  • Actitud de compromiso. Estás en medio de la defensa de tus objetivos personales pero escuchas los intereses de los demás para encontrar una solución que no implique renunciar a tus intereses.

Si no te gusta con lo que te has sentido identificado, siempre estás a tiempo de cambiar y mejorar.

Cuál es la actitud ante un conflicto - Determina cuál es tu actitud ante un conflicto

Cómo resolver conflictos: consejos para lograrlo

Puede resultar un tanto complicado resolver conflictos personales o laborales. Y es que, a la mayoría de nosotros, no nos gustan los enfrentamientos o discusiones, por leves que sean. Pero solventar cualquier problema, por pequeño que sea, es esencial para conseguir sanar la relación y conseguir que podáis entenderos mejor el uno al otro.

Aquí vamos a darte diferentes consejos que te ayudarán a que sepas resolver conflictos con una actitud proactiva, positiva y sin discusiones. No tiene que existir un enfrentamiento violento ni agresivo, simplemente, practicar la sinceridad, el respeto y la escucha activa.

Las dos partes deben estar implicadas

Ahora que ya sabes cuál es la actitud ante un conflicto, para poder resolverlo de forma positiva resulta esencial que ambas partes estén dispuestas a solventarlo. Un problema no podrá solucionarse si alguno de los dos no pone de su parte. Por tanto, por muy enfadado que estés o decepcionado, es importante que tengas una actitud resolutiva: no te centres en todo lo "malo" que ha pasado sino en cómo solventarlo. Esta es la única forma posible de resolver cualquier conflicto o disputa.

Compromiso de mejora por ambas partes

También es importante que se practique el respeto y la empatía. Cuando ocurre un conflicto, ambas partes tienen algo que decir así que es esencial que, aunque creas que tienes la razón, escuches y valores lo que la otra persona te está comunicando. Practica la empatía para entender qué te está diciendo y, así, tú también puedas mejorar como persona. Nadie es el culpable absoluto ni tiene la razón máxima así que es esencial que os escuchéis, os entendáis y los dos os comprometáis a mejorar.

Afronta el problema de inmediato

Para poder resolver un conflicto de forma positiva es importante que lo encares desde el primer momento. Muchas veces, por evitar discusiones o situaciones desagradables, tendemos a dejar en un segundo plano estas pequeñas situaciones que nos molestan. Pero eso, a la larga, terminará por explotar de una forma mucho más intensa y descontrolada. Así que nuestro consejo es que afrontes esta situación desde el inicio para que, así, el problema se pueda aclarar y no vaya a más.

Controla tus impulsos y mal genio

Para poder arreglar un conflicto es importante que tu actitud sea positiva. Evita los reproches, los gritos y, por supuesto, las actitudes más agresivas (insultos, portazos, etcétera). No se trata de discutir o pelear sino de intercambiar opiniones y puntos de vista. Si ves que te pones muy nervioso es mejor que dejéis de hablar y que volváis a encarar el problema más adelante. En este otro artículo te descubrimos cómo aprender a discutir con tu pareja con consejos esenciales para evitar las discusiones descontroladas.

5 pasos para resolver un conflicto de forma eficaz

Para terminar este artículo con la mejor actitud ante un conflicto creemos que es importante establecer unas pautas básicas que te ayudarán a afrontar el problema. Aquí te dejamos 5 pasos con los que podrás controlar mejor la situación y no dejarte llevar por el impulso o el enfado.

DENTIFICAR EL PROBLEMA: ¿Cuál es el problema? Lo primero es tener claro cuál es el problema, por ejemplo, que no os gustan sus nuevos amigos y amigas, y os preocupa que se relacione con ellos porque creéis que toman drogas.

BUSCAR SOLUCIONES: ¿Qué posibles soluciones? Ante esa situación qué se puede hacer: ¿que deje de verlos?, ¿que los vea? ¿que solo los vea entre semana? ¿que vengan a casa para que conocerlos?...

EVALUAR SOLUCIONES: ¿Qué soluciones son las mejores? De todas las ideas que se os han ocurrido ¿cuáles creéis que son las mejores? Es importante ser sinceros y ver qué ideas son imposibles de hacer.

TOMAR DECISIONES: ¿Qué solución elegimos? Después de haber analizado las posibles soluciones, elegid una, la que creáis más conveniente. APLICAR DECISIÓN: Poner en práctica. ¿Ya habéis tomado la decisión? Pues manos a la obra.

EVALUAR DECISIÓN: ¿Ha funcionado? Si estáis contentos con el resultado ¿estupendo! Si no… pues pensad en otra posible solución. Seguro que os ha valido para aprender.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuál es la actitud ante un conflicto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Cuál es la actitud ante un conflicto

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Lolita
Que padre.
Esta es muy buena y breve información,además lo explicaste muy bien.Es una buena información porque me sirvió para mi tarea.
Gracias! :) <3
Mª José Roldán
Gracias Juana por tu aportación.
Juana
Creo que no siempre nos posicionamos ante los conflictos con la misma actitud,ya que cada conflicto es distinto y se da en diferentes situaciones y contextos de nuestras vidas.
La madurez emocional nos demuestra que una de las mejores,útiles y sanas formas de nuestro comportamiento y actitud ante los conflictos ;es ami forma de ver el "colaborativo".
Gracias Maite por regalarnos tu tiempo y tu saber

Cuál es la actitud ante un conflicto
1 de 2
Cuál es la actitud ante un conflicto

Volver arriba