Compartir

Disfemia infantil: causas y tratamiento

 
Por Marta Menéndez. Actualizado: 30 mayo 2018
Disfemia infantil: causas y tratamiento

La disfemia infantil o tartamudez es un trastorno del habla que dificulta que la producción del habla sea fluida. Los niños con disfemia infantil suelen tartamudear al principio de las frases, pero también pueden hacerlo en otros momentos durante el habla. El niño puede tartamudear repitiendo (sílabas, palabras o frases), prolongando sonidos o no emitiendo ningún tipo de sonido.

Además, cuando un niño tartamudea suele realizar otras conductas no verbales como parpadear muchas veces, hacer muecas o apretar los puños. En este artículo de Psicología-Online, te explicamos la disfemia infantil, sus posibles causas y tratamiento.

Causas de la tartamudez infantil

A día de hoy no conocemos con exactitud la causa de la tartamudez. Sin embrago, hay diferentes factores relacionados:

  • La disfemia puede ocurrir porque hay un error o una demora en el mensaje que el cerebro del niño envía a los músculos de la boca necesarios para la producción oral. Este error o demora en el envío del mensaje hace que sea muy difícil coordinar los músculos de la boca cuando se está hablando y, como resultado se produce la tartamudez.
  • Factores genéticos: un niño que tenga en su historia familiar alguien con tartamudez tiene más probabilidad de desarrollar disfemia infantil. Pero esto no quiere decir que un niño que tenga familia con disfemia vaya a tener tartamudez sin ninguna duda.
  • Otros problemas del lenguaje y del desarrollo
  • Una velocidad del habla muy rápida
Disfemia infantil: causas y tratamiento - Causas de la tartamudez infantil

¿Con qué frecuencia tartamudean los niños con disfemia?

La frecuencia con la que tartamudean los niños con disfemia varía mucho de un caso a otro. Algunos niños solo lo hacen de forma ocasional a lo largo del día, mientras que otros pueden tartamudear en cada palabra que digan. La tartamudez puede cambiar mucho de un día a otro, en semanas o meses. A veces, puede desaparecer por completo durante días, semana o meses y volver a aparecer de nuevo.

Los padres refieren que hay situaciones particulares que empeoran o mejoran la tartamudez de sus hijos. Por ejemplo, los niños cuando están cansados, enfadados o excitados pueden tartamudear más.

Efectos de la disfemia infantil

  • Los niños que tartamudean pueden sentirse frustrados o avergonzados por la forma en la que otros niños reaccionan cuando lo hacen. Esto hace que eviten hablar en público o que cambien lo que querían decir para facilitar un habla fluida.
  • No obstante, la disfemia no afecta al desarrollo. Un niño con tartamudez tiene las mismas habilidades sociales que un niño que no la tenga. No son más propensos a ser tímidos comparados con niños que no tienen disfemia.
  • Sin embargo, si la disfemia continúa hasta primaria puede convertirse en un problema. Los niños de educación primaria que tartamudean pueden aislarse de las actividades grupales y ser víctimas de acoso escolar o bullying, afectando a su rendimiento académico.
Disfemia infantil: causas y tratamiento - Efectos de la disfemia infantil

Disfemia infantil: ejercicios

Es importante que el tratamiento se adapte a la edad del niño y a su conciencia del problema, derivada de ella.

En primer lugar, se hará una evaluación para contextualizar el problema:

  • Cuánto tiempo hace que el niño comenzó a tartamudear
  • Edad de inicio del problema
  • Cambios en la gravedad
  • Número de veces que tartamudea en un discurso simple
  • Identificación de factores ambientales, lingüísticos y psicológicos que puede contribuir al problema

Después de esa evaluación inicial se pueden emplear diferentes terapias:

Terapia indirecta

Esta terapia es adecuada para niños de preeescolar. La terapia indirecta es un método muy utilizado para tratar la tartamudez y es desarrollado fundamentalmente por los padres. El objetivo es dar recursos a los padres para que puedan facilitar que la comunicación de su hijo sea más fluida, empleando una serie de estrategias. Estas estrategias varían en función del caso, ya que los factores implicados en la disfemia son únicos y característicos en cada situación. Generalmente, los padres graban en vídeo las interacciones con su hijo en casa y, a partir de ahí se trabajan las estrategias oportunas y se proporciona el feedback necesario.

Terapia directa

La terapia se centra en cambiar el discurso del niño para facilitar su fluidez. El tratamiento directo puede incluir técnicas, como la modificación de discurso y estrategias que reduzcan la tartamudez, la tensión física y otras conductas secundarias.

Técnicas operantes

Estas técnicas se basan en los principios del condicionamiento y los procedimientos operantes, usan la contingencia de respuesta para reforzar los momentos de habla fluida del niño e ir disminuyendo los momentos de tartamudez, mediante corrección.

¿Cómo mejorar la tartamudez en los niños?

Estos son algunos consejos que pueden ayudar a tu hijo:

  • No le exijas hablar bien y de forma correcta todo el tiempo. Es importante que hablar sea algo divertido y relajado para él.
  • Aprovecha las comidas familiares para hablar. Evita las distracciones como la televisión.
  • Evita correcciones del tipo “respira hondo”,” tómate un tiempo”. Aunque estos comentarios sean bien intencionados pueden hacer que tu hijo sea más consciente de su problema y afectar a su autoestima.
  • Evita que tu hijo continúe hablando o leyendo cuando está incómodo o cuando la tartamudez aumenta. En esos momentos es importante animarle a hacer actividades que no requieran hablar.
  • No le digas a tu hijo que piense antes de hablar
  • Es importante que la casa sea un ambiente tranquilo para que tu hijo se sienta cómodo
  • Mantén el contacto ocular con tu hijo cuando esté tartamudeando. Evita quitarle la mirada o mostrar signos de decepción.
  • Háblale despacio. Esto te llevará un tiempo, pero ayudará a mejorar la fluidez de habla de tu hijo. Ya que una velocidad rápida favorece la tartamudez.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Disfemia infantil: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos de aprendizaje.

Escribir comentario sobre Disfemia infantil: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Disfemia infantil: causas y tratamiento
1 de 3
Disfemia infantil: causas y tratamiento

Volver arriba