Compartir

Efectos de las drogas en el sistema nervioso

 
Por Marta Thomen Bastardas. 30 mayo 2019
Efectos de las drogas en el sistema nervioso

Los motivos por las cuales las personas deciden consumir una sustancia pueden ser muy diversos, no obstante entre todos ellos se asemeja el deseo de conseguir un efecto inmediato que les induzca a determinados efectos producidos por las alteraciones causadas por la sustancia en nuestro sistema nervioso. Sin embargo, la inmediatez de sus efectos que se busca en su consumo, puede convertirse en consecuencias permanentes que pueden acompañarnos a lo largo de toda nuestra vida.

¿Cuáles son las drogas que afectan al sistema nervioso? ¿Qué efectos tienen las drogas en el cerebro? Es muy importante conocer los distintos efectos de las drogas en el sistema nervioso y las posibles consecuencias que pueden generarnos a corto y a largo plazo. Si quieres conocerlos detenidamente, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online.

También te puede interesar: Efectos de la nicotina en el sistema nervioso

Efectos de las drogas en el sistema nervioso

¿Qué son las drogas?

Para que una sustancia pueda ser considerada una droga, esta debe ser una sustancia que administrada por cualquier vía de administración puede modificar una o más funciones de nuestro sistema nervioso central (placer, atenuación del dolor, desinhibición, estimulación, alteración perceptiva, o superación del rendimiento físico o intelectual, etc.) y puede llegar a producir un estado de dependencia física y/o psicológica y producirse una tolerancia, donde cada vez los efectos sean menores.

Efectos de las drogas

¿Qué efecto tienen las drogas sobre el sistema nerviosoLas drogas alteran el funcionamiento cerebral modificando la producción, la liberación o la degradación de los neurotransmisores cerebrales de tal forma que se produce una modificación en el proceso natural de intercomunicación neuronal.

La modificación de los neurotransmisores, producidos en exceso, produce cambios en nuestro cerebro como consecuencia del desequilibrio químico producido. Sin embargo, debemos tener presente que los diferentes efectos de las drogas en el sistema nervioso central, serán distintos en función de la droga consumida. Veamos cuáles son las diferencias entre los diferentes grupos de sustancias según la clasificación de las drogas de la OMS.

 

Drogas depresoras

¿Qué son las drogas depresoras?

Las drogas depresoras del sistema nervioso central tienen la función de deprimir y enlentecer nuestro sistema nervioso central, deprimiendo primero sus funciones superiores del SNC y posteriormente del sistema nervioso autónomo, causando un adormecimiento general y progresivo de nuestro cerebro.

Efectos de las drogas depresoras

  • Relajación
  • Paz interior
  • Bienestar
  • Sedación
  • Apatía
  • Disminución de la tensión
  • Tranquilidad
  • Harmonía con uno mismo

Tipos de drogas depresoras

Dentro de las drogas depresoras podemos encontrar tres grandes familias, las cuales producirán diferentes efectos sobre el funcionamiento de nuestro sistema nervioso:

  1. El opio y sus derivados (codeína, heroína, metadona, etc.): en general producen un estado de relajación, indiferencia, tranquilidad, incapacidad de concentración y euforia.
  2. El alcohol y sus derivados: a dosis bajas, produce una aparente capacidad estimulante, desinhibidora y eufórica. No obstante, su efecto depresor aumenta con la dosis pudiendo producir sueño, coma y parada cardiorespiratoria. En este artículo encontrarás los efectos del alcohol en el cerebro.
  3. Los hipnóticos y sedantes: producen en nuestro sistema nervioso un estado de relajación y somnolencia o sueño.

Drogas estimulantes

Qué son las drogas estimulantes

Las drogas estimulantes del sistema nervioso central aceleran el funcionamiento normal del cerebro, causando con ello un estado de activación. Esta aceleración cerebral produce consecuencias sobre el funcionamiento del sistema nervioso.

Efectos de las drogas estimulantes

  • Euforia
  • Desinhibición
  • Escaso control emocional
  • Irritabilidad
  • Agresividad
  • Disminución de la fatiga
  • Disminución del sueño
  • Excitación motora
  • Inquietud

Tipos de las drogas estimulantes

Dentro de las drogas estimulantes podemos encontrar tres grandes familias, las cuales producirán diferentes efectos sobre el funcionamiento de nuestro sistema nervioso:

  1. La coca y la cocaína: inhibe las sensaciones de fatiga, sueño y hambre, facilita las sensaciones de vigor, lucidez y omnipotencia.
  2. Las anfetaminas: son sustancias sintéticas, relacionadas con la adrenalina y la efedrina. Producen una sensación de alerta, de energía, de euforia, de aumento de la actividad y de la comunicación, de pérdida del apetito y del sueño.
  3. El tabaco y su principio activo, la nicotina: los efectos subjetivos buscados por el consumidor son una combinación de los efectos excitantes y de los depresores. En este artículo puedes encontrar más detallados los efectos de la nicotina en el sistema nervioso.

Drogas alucinógenas o perturbadoras

Qué son las drogas alucinógenas

Las drogas alucinógenas producen importantes efectos en el sistema nervioso, reconocidas sobre todo por su implicación en la distorsión producida sobre la percepción y las sensaciones.

Efectos de las drogas alucinógenas

  • Alteración del estado de consciencia
  • Alteración del pensamiento
  • Alteración del estado de ánimo
  • Distorsión sobre la percepción y las sensaciones

Tipos de drogas alucinógenas

Dentro de las drogas psicodélicas podemos encontrar dos grandes familias, las cuales producirán diferentes efectos sobre el funcionamiento de nuestro sistema nervioso:

  1. Cannabis: produce alteraciones de la percepción con euforia, desinhibición, disminución de la memoria, de la capacidad de atención, cierto grado de confusión y somnolencia, hilaridad y relajación.
  2. Los alucinógenos: esta sustancia produce una interrupción entre la interacción de nuestras células nerviosas y el neurotransmisor serotonina, con ello se producen alteraciones sobre la percepción, que pueden dar lugar a alucinaciones y/o delirios, la conducta, el estado de ánimo, disminución del apetito, cambios sobre la temperatura corporal y sobre el comportamiento sexual, hiperactividad y confusión mental.

Consecuencias de las adicciones

Las consecuencias generadas por el consumo temporal y prolongado de estas sustancias pueden ser muy diversas y pueden alcanzar elevados niveles de gravedad. Son diferentes los efectos de un consumo puntual que las consecuencias de ser adicto. Las consecuencias de las adicciones incluyen tanto consecuencias físicas del consumo de drogas como los efectos psicológicos y sociales de las drogas. Cada grupo de sustancias y cada sustancia determinada podría causar numerables consecuencias diferenciadas entre ellas, no obstante, vamos a señalar las consecuencias de las adicciones más frecuentes y comunes:

1. Daños cardiovasculares

Algunas de las familias de drogas, como la cocaína, pueden originar daños a nivel cardiovascular. Su consumo agudo produce un importante incremento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca que puede acompañarse de un aumento de la temperatura corporal. Estas alteraciones cardiovasculares son responsables de las principales complicaciones agudas que pueden darse, entre las que cabe destacar por su gravedad la hemorragia cerebral y el infarto de miocardio. Estas complicaciones pueden originar secuelas permanentes de particular trascendencia cuando los afectados son jóvenes.

2. Alteraciones del sistema nervioso

Las drogas pueden producir a corto y a largo plazo alteraciones graves en el sistema que se manifiestan en la esfera neurológica y psiquiátrica. En este sentido, los consumidores crónicos presentan con frecuencia deterioros de memoria y de la capacidad de concentración, irritabilidad, aumento de la ansiedad y pérdida de la motivación. A nivel psiquiátrico, la incidencia de trastornos psicóticos y en particular de síntomas paranoides es también elevada.

3. Tolerancia sobre los circuitos de recompensa

Las drogas producen una hiperactividad en los circuitos de recompensa de nuestro organismo, causando sensaciones por ejemplo de euforia, aumento de motivación, de la actividad sexual, aumento de las interacciones sociales,… Sin embargo, cuando la persona se adapta a la sustancia, su sensibilidad ante estas acciones disminuye causándole dificultades para poder sentir placer ante nada sin el consumo de la sustancia, por ello se han observado por ejemplo grandes dificultades en la esfera sexual, a causa de disfunciones sexuales tales como la disfunción eréctil, la impotencia o la anorgasmia.

4. Alteración sobre el estado de ánimo

Las alteraciones sobre el humor son muy frecuentes en el consumo de sustancias. Los cambios del estado de ánimo pueden producirse o bien frente al consumo de la sustancia o a consecuencia de su abstinencia. No obstante, en muchas ocasiones el consumo prolongado de estas sustancias puede causar un cambio permanente en la personalidad de la persona, que no guarde relación con el consumo o la falta de este.

5. Aumento de malestar

La abstinencia a la sustancia a la que la persona es adicta produce sensaciones de irritabilidad, ansiedad, estrés y/o inquietud y por ello la persona vuelve a consumir. Con el tiempo y con el aumento de su consumo, este circuito es cada vez más corto, causando que la persona sienta siempre este malestar y su consumo deja de ser para conseguir un estado de relajación o de euforia, pues consume para paliar este malestar.

6. Afectación en todas las áreas

Una de las consecuencias frecuentes de la adicción a drogas es tener problemas en otras áreas. Además de eliminar (o disminuir) el consumo de sustancias, se deben de abordar los problemas adicionales. Debido a que ante el consumo de sustancias es normal que aparezcan problemas en las áreas laborales, legales, familiares, sociales y/o económicas.

Es muy frecuente que el consumo de sustancias conduzca a la persona a tener problemas familiares, causando un distanciamiento del núcleo familiar. Asimismo sucede en las relaciones sociales o en el trabajo, debido a que por ejemplo, frente a la falta de interés del consumidor o la disminución del rendimiento, puede llegar a perder el trabajo o a establecerse un aislamiento.

Si quieres saber más sobre qué son las adicciones y las causas de las adicciones puedes encontrar más información en este artículo: Adicción a las drogas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Efectos de las drogas en el sistema nervioso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Adicciones.

Bibliografía
  • Corominas, M., Roncero, C., Bruguera, E., & Casas, M. (2007). Sistema dopaminérgico y adicciones. Rev Neurol, 44(1), 23-31.
  • García, J., Brugué, M & Gutierrez, M. (2003). Manual de evaluación y tratamiento de drogodependencias. Ars Médica: Barcelona.
  • Glockner, J. (2011). Drogas y conducta. Elementos: Ciencia y Cultura, 19, 59-64.
  • INABA, B. S., COHEN, W. E., & Pi, W. E. (1991). Drogas, estimulantes depressores, alucinógenos. Rio de.
  • Kramer, J. F., Cameron, D. C., & World Health Organization. (1975). Manual sobre la dependencia de las drogas: compilaci'on basada en informes de grupos de expertos de la OMS y en otras publicaciones de la OMS.
  • Simón, C. J. R. P., & Rodríguez, B. L. F. (2002). Consideraciones generales sobre drogas de abuso. Medisan, 6(4), 58-71.

Escribir comentario sobre Efectos de las drogas en el sistema nervioso

¿Qué te ha parecido el artículo?

Efectos de las drogas en el sistema nervioso
Efectos de las drogas en el sistema nervioso

Volver arriba