menu
Compartir

Efectos secundarios del orfidal

 
Por Sonia Silgado. Actualizado: 19 enero 2021
Efectos secundarios del orfidal

Seguramente has escuchado hablar del orfidal. Este es el nombre de una de las marcas que utiliza el Lorazepam como fármaco. El lorazepam es un tipo de ansiolítico de vida corta, es decir, su vida media está entre las 5 horas y las 20. Concretamente, se trata de una benzodiacepina que se utiliza para problemas de estrés, ansiedad, problemas musculares, convulsiones, insomnio o el síndrome del intestino irritable, entre otros.

El orfidal es uno de los fármacos que actualmente más se venden, llegando en algunos casos a convertirse en su ingesta parte de la rutina diaria. Por ello, podemos decir que hay un exceso en su ingesta, ya que debería de ser de forma muy puntual y no superar las 12 semanas. Además, tiene multitud de efectos secundarios.

En este artículo de Psicología-Online, te contamos los efectos secundarios del orfidal a corto y largo plazo, cómo deberías tomarlo y cómo dejar de tomarlo.

También te puede interesar: Diazepam: efectos secundarios a largo plazo

Efectos secundarios del orfidal a corto plazo

Los efectos secundarios a corto plazo del orfidal son diversos. Es bastante común que el consumo de orfidal produzca problemas en diferentes habilidades cognitivas como la capacidad de concentración. Los cambios de humor son uno de los efectos secundarios del orfidal más conocidos.

Por otra parte, es bastante habitual que se produzcan cefaleas, náuseas o sequedad en la boca. Los efectos secundarios del orfidal también incluyen mareos o pérdida del equilibrio. Además, en algunos casos, se han producido problemas sexuales con la ingesta del orfidal.

Muchas personas que ingieren este tipo de medicamentos alegan quedarse dormidos durante el día debido al efecto sedante. Esto ocurre pese haber tenido un buen descanso durante la noche. Del mismo modo, en ocasiones, los efectos secundarios de tomar comprimidos de 1 mg de orfidal son efectos paradójicos como insomnio o un incremento del estado de ansiedad.

En este artículo, te contamos para qué sirve, dosis y efectos secundarios del Lorazepam para dormir.

Efectos secundarios del orfidal a largo plazo

El uso prolongado del orfidal puede tener muchas consecuencias. A continuación, veremos los efectos secundarios a largo plazo del orfidal:

  • Adicción: tanto física como psíquica, por lo que a la hora de retirar su ingesta se produciría un síndrome de abstinencia. Además, al tener una adicción, se incrementa el estado de ansiedad cada vez que no se ha consumido, del mismo modo que ocurriría, por ejemplo, con el tabaco.
  • Deterioro en la memoria y en la coordinación motora: otro de los efectos secundarios del orfidal más problemáticos. Si bien en personas jóvenes no suele ser algo notorio y, tras dejar la medicación se suelen recuperar tales funciones, en ancianos puede incrementar y acelerar el deterioro cognitivo en el caso de que se tenga. En este artículo, te contamos las causas, el tratamiento y las consecuencias de la pérdida de memoria.
  • Disminución de la calidad del sueño: debido a los efectos adversos del orfidal, si lo ingerimos a largo plazo el sueño será menos profundo.
  • Alucinaciones, delirios o depresión: otros efectos secundarios a largo plazo del orfidal graves. En este artículo encontrarás información sobre las diferencias entre un delirio y una alucinación.
  • Agorafobia y síndrome del intestino irritable: con el tiempo se pueden desarrollar la fobia a los lugares públicos o el trastorno del intestino irritable que genera fuertes dolores en el intestino grueso.
  • Cáncer o autolesión: asociado el consumo prolongado de benzodiacepinas, aunque no suele ser habitual. En el siguiente artículo verás los tipos de benzodiacepinas y sus efectos.

¿Cómo tomar y cómo dejar de tomar orfidal?

Como hemos podido ver, el orfidal debe de considerarse una ayuda puntual ante un problema de ansiedad o sueño y, en vez de tomarlo como una rutina, solo tomarlo si realmente es necesario y se está teniendo algún tipo de crisis de ansiedad, problema para dormir, etc. En cualquier caso, siempre será mejor atacar la raíz del problema realizando una terapia psicológica y dejar ese tipo de medicación para casos extremos. En el caso de necesitarlo, lo ideal sería ingerir la mínima cantidad posible.

No se debe de ingerir si estás embarazada, puesto que puede generar un efecto de adicción en el feto y que, posteriormente desarrolle un síndrome de abstinencia. Para saber cómo tomar el orfidal, siempre es necesario seguir las pautas de un profesional sanitario.

¿Cómo dejar de tomar orfidal?

A la hora de interrumpir el tratamiento, hay que hacerlo de una forma paulatina que prevenga el síndrome de abstinencia ya mencionado. Esta retirada siempre tiene que ser bajo la supervisión de un profesional sanitario. Lo ideal es reducir el consumo total diario en un 10 o un 25% cada dos semanas, aunque esto puede variar en función de la metodología del psiquiatra y del paciente y su problemática.

Debes recordar que su efecto es meramente sintomático y que, si el problema que genera estrés y ansiedad continúa, volverás a tener estos síntomas al dejar de tomar la medicación como efectos secundarios de dejar el orfidal.

Así pues, es necesario insistir en acudir a psicoterapia y que haya un trabajo en equipo psiquiatra-psicólogo para que la ingesta del fármaco sea durante la menor cantidad de tiempo posible, evitando así los efectos adversos y la dependencia. Además, de esta manera también se evitaría la necesidad de volver a ingerirlo en un futuro, ya que la persona habrá aprendido a gestionar sus problemas por sí misma sin necesidad de medicación.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Efectos secundarios del orfidal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicofármacos.

Bibliografía
  • Adán, A. y Prat, G. (2016). Psicofarmacología: Mecanismo de acción, efecto y manejo terapéutico. Barcelona: Marge Medica Books.
  • Salazar, M.; Peralta, C.; Pastor, J. (2011). Manual de Psicofarmacología. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Efectos secundarios del orfidal
Efectos secundarios del orfidal

Volver arriba