Sentimientos

Las fases del duelo amoroso y su significado

 
Susana Martínez
Por Susana Martínez. 27 junio 2023
Las fases del duelo amoroso y su significado

El amor es una experiencia emocional profundamente arraigada en la vida humana, capaz de brindarnos alegría y felicidad inigualables, pero cuando el amor se pierde, ya sea a través de una ruptura, un divorcio o la muerte de un ser querido, nos encontramos sumergidos en un viaje emocional desafiante conocido como el duelo amoroso. A lo largo de este proceso, las personas experimentan una serie de fases que siguen patrones reconocibles y universales. Cada etapa tiene un propósito y una función en nuestra búsqueda de reconciliación y renacimiento emocional. Al navegar por estas fases con paciencia y apoyo podremos avanzar y encontrar un nuevo sentido de plenitud y felicidad en nuestras vidas.

En este artículo de Psicología-Online, exploraremos en profundidad las fases del duelo amoroso y su significado. Comprender las fases del duelo amoroso y su significado nos brinda una mayor perspectiva sobre nuestro propio proceso de sanación.

Índice
  1. Negación
  2. Ira
  3. Negociación
  4. Tristeza
  5. Aceptación

1. Negación

La negación es la primera fase del duelo amoroso y se caracteriza por la incapacidad inicial de aceptar la pérdida del amor. Es común que en esta etapa nos encontremos en estado de shock y nos resistamos a creer que la relación ha llegado a su fin. Sentimos como si estuviéramos en un sueño del que queremos despertar, esperando que todo sea solo una mala pesadilla.

Durante la negación, es posible que tratemos de encontrar explicaciones alternativas o justificaciones para la situación, buscando cualquier señal que nos permita negar la realidad. Podemos aferrarnos a la esperanza de una reconciliación o ignorar los indicios evidentes de que la relación ha terminado.

Esta fase de negación es una forma de protección emocional que nos permite asimilar la pérdida de manera gradual. Es como una barrera temporal que nos permite adaptarnos a la nueva realidad progresivamente, ya que enfrentar de golpe la realidad de la ruptura puede resultar abrumador.

Las fases del duelo amoroso y su significado - 1. Negación

2. Ira

La fase de la ira es una etapa intensa y desafiante del duelo amoroso. Cuando la negación comienza a desvanecerse, empiezan a surgir emociones reprimidas, como la ira, que es una de las respuestas emocionales más comunes. Durante esta fase, nos sentimos profundamente heridos y experimentamos una sensación abrumadora de injusticia.

La ira puede manifestarse de diversas formas. Puede dirigirse hacia la persona amada, hacia uno mismo o hacia cualquier otra persona o circunstancia relacionada con la pérdida. Nos encontramos en un estado emocional volátil, y es posible que nos sintamos irritables, resentidos o llenos de rabia, incluso llegando a experimentar deseos de venganza o de hacer daño a los demás.

Permitirnos sentir y expresar la ira de manera saludable puede ser parte del proceso de sanación. Para ello, es crucial encontrar formas constructivas de canalizar y gestionar la ira, evitando acciones o palabras dañinas hacia nosotros mismos o hacia los demás. Buscar apoyo emocional en amigos, familiares o profesionales de la salud mental puede ayudarnos a explorar nuestras emociones, procesar el dolor y encontrar estrategias saludables para controlar la ira.

Las fases del duelo amoroso y su significado - 2. Ira

3. Negociación

La fase de negociación es una etapa en la que buscamos activamente soluciones y respuestas que nos ayuden a recuperar lo perdido en el duelo amoroso. Durante esta fase, nos encontramos en un estado de reflexión y exploramos diferentes escenarios con la esperanza de encontrar una manera de revertir la pérdida o cambiar el curso de los acontecimientos.

En esta etapa, es usual que nos hagamos promesas o compromisos a nosotros mismos o a la persona amada. Asimismo, nos preguntamos qué podríamos haber hecho de manera diferente y si aún hay posibilidades de reconciliación y sentimos una urgencia por encontrar una salida o una solución para evitar la realidad dolorosa de la pérdida.

Por otro lado, la negociación puede ser un mecanismo de defensa que nos ayuda a lidiar con el dolor y la incertidumbre, nos da la sensación de tener algún control sobre la situación y nos brinda un espacio para procesar nuestras emociones de manera más manejable. Aceptar que es algo irremediable puede ser doloroso, pero es un paso necesario para avanzar hacia la siguiente fase del duelo amoroso.

4. Tristeza

Después de la ira y la negociación, es usual que experimentemos una profunda tristeza que que nos acompaña constantemente. Se trata de un tiempo de introspección y reflexión sobre los recuerdos compartidos y los momentos felices que ahora se extrañan.

En otras palabras, en esta fase nos enfrentamos a la realidad de la pérdida y experimentamos una sensación abrumadora de vacío, desesperanza y dolor. Podemos experimentar pérdida de interés en actividades que antes disfrutábamos, cambios en los patrones de sueño, falta de energía y dificultad para concentrarnos, llantos frecuentes, sentimientos de soledad y una sensación general de pesar.

En cualquier caso, es importante permitirnos sentir y expresar la tristeza de manera saludable. Llorar, hablar con seres queridos o buscar apoyo profesional son formas valiosas de procesar nuestras emociones y aliviar el peso emocional que llevamos. La tristeza es una parte natural del proceso de duelo y es necesario permitirnos vivirla y atravesarla.

Las fases del duelo amoroso y su significado - 4. Tristeza

5. Aceptación

La fase de aceptación es el punto de inflexión en el proceso de duelo amoroso. Después de pasar por la negación, la ira, la negociación y la tristeza, comenzamos a llegar a un lugar de aceptación de la realidad de la pérdida y de nuestra nueva situación sin la persona amada. Aunque todavía podemos experimentar tristeza y nostalgia, nos volvemos más capaces de enfrentar la situación con serenidad.

En esta etapa también podemos comenzar a encontrar un sentido de paz y reconciliación interior. Aceptamos nuestras emociones y permitimos que fluyan en lugar de resistirlas. La aceptación nos brinda una sensación de liberación y nos permite avanzar hacia un futuro sin la carga emocional constante de la pérdida. Aunque aún pueden surgir momentos de tristeza, hemos integrado la experiencia en nuestra vida y nos hemos fortalecido a través del proceso de duelo.

La aceptación no implica necesariamente que olvidemos o dejemos de amar a la persona que perdimos, sino que aprendemos a vivir con la ausencia y a seguir adelante con nuestras vidas y nos abrimos a nuevas posibilidades para el crecimiento personal y la construcción de relaciones saludables. Recuerda que el duelo es un proceso individual y único que cada persona experimenta de manera única. Aquí encontrarás más información sobre Cómo superar una ruptura de pareja.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Las fases del duelo amoroso y su significado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sentimientos.

Bibliografía
  • De La Rubia, J. M., y Ávila, M. M. (2015). Contraste empírico del modelo de cinco fases de duelo de Kübler-Ross en mujeres con cáncer. Pensamiento Psicológico, 13(1). https://doi.org/10.11144/javerianacali.ppsi13-1.cemc
  • Gómez, J. M., Cano, M., Cantillo, M. L. S., y Suárez, Y. B. (2021). Duelo Amoroso, Dependencia Emocional y Salud Mental en mujeres que han terminado una relación de pareja. Informes psicológicos, 21(1), 101-116. https://doi.org/10.18566/infpsic.v21n1a07
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Las fases del duelo amoroso y su significado