menu
Compartir

Las fases del duelo

 
Por Anna Badia Llobet, Psicóloga y editora. 2 julio 2021
Las fases del duelo

El duelo es el proceso de adaptación necesario tras una pérdida. Una pérdida puede ser de muchos tipos, aunque habitualmente se habla de la pérdida de un ser querido, también puede ser una pérdida a nivel laboral, como un cambio de trabajo, una pérdida de salud, debido a un diagnóstico médico, una ruptura de pareja o una migración.

Cualquier pérdida, implica un gran cambio, y la adaptación a este cambio es el duelo, el cual tiene una duración variable y consta de varias etapas. En este artículo de Psicología-Online, veremos las diferentes fases del duelo en psicología, en función de la evidencia científica y de las teorías de autores como Elisabeth Kübler-Ross y John Bowlby.

Qué es el duelo en psicología

El duelo se vive como algo complicado y se experimenta dolor porque somos seres sociales y creamos vínculos con los demás. Además, tenemos necesidades de seguridad y protección que resultan cubiertas en un entorno conocido y tambalean ante grandes cambios. Todo cambio implica un esfuerzo de adaptación a nuevas circunstancias que no suele ser sencillo de realizar.

El duelo no es un trastorno ni una enfermedad, sin embargo, es un proceso doloroso que se pude complicar. Algunos de los factores de riesgos para un duelo complicado son los fallecimientos repentinos y los duelos no autorizados, como, por ejemplo, los abortos y las muertes perinatales o los suicidios.

En la gran mayoría de casos, el duelo es un proceso normal que no presenta complicaciones. Puede, incluso, resultar transformador para el desarrollo personal.

Las fases del duelo según autores

Según Elisabeth Külber-Ross[1], las 5 etapas del duelo son las siguientes:

  1. Negación
  2. Ira
  3. Negociación
  4. Depresión
  5. Aceptación

Por otro lado, Colin Murray Parkes[2] propone las siguientes 4 etapas del duelo:

  1. Insensibilidad
  2. Anhelo
  3. Desorganización
  4. Conducta reorganizada

Otro modelo sobre las fases del suelo es el de J. William Worden[3]:

  1. Aceptar la realidad
  2. Trabajar las emocione sy experimentar el dolor
  3. Adaptarse al entorno sin el ser querido
  4. Recolocar y recordar al ser querido

Por otro lado, Robert A. Neimeyer[4] propone las siguientes etapas del duelo:

  1. Reconocer la realidad d ela érdida
  2. Abrirse al dolor
  3. Revisar nuestro muendo de significados
  4. Reconstruir la relación con lo que se ha perdido
  5. Reinventarnos a nosotros/as mismos/as

Por último, hay un un modelo que integra las perspectivas comentadas, el modelo Integrativo-relacional de Alba Payás Puigarnau[5]:

  1. Choque
  2. Evitación-negación
  3. Conexión-integración
  4. Crecimiento-transformación

A continuación, veremos las principales fases del duelo adaptando las diferentes propuestas de los autores.

Aturdimiento y choque

La primera fase del duelo se caracteriza por sensaciones de aturdimiento, confusión o incluso disociación, que funcionan como un mecanismo de protección ante el gran impacto que supone la pérdida. En este punto, no se reconoce ni se acepa la pérdida.

En esta primera etapa, es importante que el/la doliente empiece a conectar con el dolor y lo exprese, ya que en caso contrario, podría dar lugar a un duelo complicado.

Evitación y negación

Esta etapa del duelo es muy característica. Podemos ver como la persona niega la realidad, evita conectar con el dolor y reprime la expresión emocional. En este punto del duelo, es habitual llenar la agenda para no tener tiempo libre, decir estar bien y no querer ayuda.

El objetivo principal de esta fase del duelo es ir tomando consciencia de la negación e ir reduciendo las estategias de evitación, para, poco a poco, ir reconociendo la pérdida y gestionando el dolor. La tarea esencial es reconocer la pérdida, es decir, aceptar y comprender la muerte. En caso contrario, puede desencadenarse un duelo complicado ausente o evitativo, que conlleva hiperactividad y conductas autodestructivas.

Ira

Esta fase del duelo se caracteriza por las siguientes reacciones emocionales: rabia, envidia, hostilidad... Pudiendo realizar conductas autodestructivas. En este fase, es necesario expresar las emociones realizando un buen manejo de las mismas, evitando conductas disfuncionales.

Depresión

En este punto del duelo, el o la doliente siente un profundo dolor y tristeza. En esta fase del duelo se pueden observar falta de actividad, ausencia de pautas de aseo o rutinas habituales, como cambios en las comidas y desorganización general. Es posible que el doliente en esta fase del duelo se identifique con la desesperanza, la apatía...

En este punto, es importante sentir las emociones, sin dejarse arrastar por ellas. Poco a poco, el o la doliente debe ir reorganizando su vida, adoptando nuevas rutinas, realizando actividades gratificantes y llevando un estilo de vida saludable.

Conexión e integración

En este punto del proceso de duelo, el/la doliente empieza a conectar con la realidad de la pérdida y las emociones que genera: tristeza, culpa, dolor... Las conductas que podemos observar en esta fase son hablar de la pérdida y de los recurdos, visitar lugares asociados al ser querido...

Las tareas principales en esta fase del duelo son: reaccionar a la separación, es decir, sentir, identificar y aceptar las reacciones emocionales; así como recordar lo perdido y revisarlo de forma realista. En caso de no elaborar esta parte del duelo, se podría complicar y desesncadenar un duelo crónico.

Crecimiento y transformación

En esta fase del duelo, se da la reorganización del mundo interior del/la doliente y de su vida, incluso utilizando la pérdida para el crecimiento personal.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Las fases del duelo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Referencias
  1. Kübler-Ross, E. (2017). Sobre la muerte y los moribundos: Alivio del sufrimiento psicológico, Debolsillo.
  2. Parkes, C. M. (1972). Accuracy of predictions of survival in later stages of cancer. British Medical Journal,2(5804), 29-31.
  3. Worden, J. (1997). Las cuatro tareas del duelo. Worden JW: El Tratamiento Del Duelo, Asesoramiento Psicológico y Terapia. Barcelona: Paidós.
  4. Neimeyer, R. (2007). Aprender de la pérdida. Una guía para afrontar el duelo. Capítulo 4: La actividad del duelo. Capítulo 7: La reconstrucción de significado y la experiencia de la pérdida.
  5. Payás, A. (2010). Las tareas del duelo. Psicoterapia del duelo desde un modelo Integrativo-Relacional. Editorial Paidós. España.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Las fases del duelo
Las fases del duelo

Volver arriba