Compartir

Mi pareja antepone a su familia, ¿es normal?

 
Por Cristina Alavedra Barceló. 16 junio 2020
Mi pareja antepone a su familia, ¿es normal?

Para la mayoría de las personas, la familia es un pilar de nuestra vida muy importante. De hecho, es de dónde venimos y en gran parte quienes nos han hecho ser quienes somos. Son el primer contacto social que tenemos. Satisfacen nuestras necesidades tanto materiales como emocionales e intelectuales. Sin embargo, ¿qué pasa cuando somos incapaces de establecer nuevos vínculos por no separarnos de esta? Es entonces cuando nos encontramos ante una situación de dependencia hacia la familia.

A medida que van pasando los años, la familia sigue siendo un gran apoyo para la mayoría de personas, aunque también aparecen nuevas figuras importantes como: las amistades, los compañeros de trabajo y la pareja. Llega un momento vital en que la persona debe “abandonar el nido” y empezar su vida de forma autónoma, manteniendo lazos con su familia pero labrando su propio camino. Desde Psicología-Online queremos ofrecer resolver la siguiente duda: ¿es normal que mi pareja anteponga a su familia?


También te puede interesar: ¿Cada cuánto es normal ver a tu pareja?

Mi pareja depende emocionalmente de su familia

Depender emocionalmente de la familia puede suponer un impedimento para emprender la propia vida; es decir, para poder llegar a formar tu propia familia.

Puede suceder que nos encontremos a personas que, por cómo se han relacionado con su familia, desarrollen un patrón de relación con mucha inseguridad. A veces, sin darnos cuenta y de forma inconsciente, los progenitores transmiten ciertos miedos y desconfianza hacia aquello externo, haciendo percibir como seguro solo el hogar y aquello muy conocido. La persona, entonces, puede relacionarse ante nuevas personas con ciertos temores y percibir situaciones no conocidas como amenazantes, con mucho respeto a emprender nuevos caminos y relaciones. Este hecho puede ser fuente de ansiedad y malestar para quien los vive y se ve disminuido volviendo al hogar, donde todo es conocido y se percibe como seguro.


¿Es normal que mi pareja de prioridad a su familia?

Como ya se ha mencionado anteriormente, la familia es una parte muy importante para la vida de una persona, ya que es el primer contacto con el mundo que tenemos. De hecho, tener problemas con ella es fuente de malestar para mucha gente. Aun así, anteponerla siempre no es un hecho normal, debemos encontrar un equilibrio con otras relaciones.

Las personas debemos establecer más vínculos además de los familiares. La maduración de un individuo pasa también por salir del hogar y establecer más relaciones que nos permitan ver, observar y aprender, distintas formas de relación e incluso adoptar aquellas que creemos útiles para nuestro desarrollo. De hecho, muchas personas refieren haber tenido profesores y profesoras que les han marcado, los cuales han sido un modelo a seguir, o bien amigos que pueden ser también un referente.

Una persona cuya familia le haya propiciado una base segura para relacionarse con el mundo, será aquella que es capaz de explorar nuevas oportunidades y nuevos retos, establecer nuevas relaciones –ya que desde su familia habrá recibido la confianza necesaria para poder explorar–, y además tendrá la certeza de que esta estará allí pase lo que pase. Esto le facilitará las competencias para establecer una armonía entre nuevos vínculos y nuevas prioridades manteniendo a la familia como una de ellas. En cambio, aquellas personas que en su hogar hayan percibido las nuevas relaciones y experiencias como algo amenazante les supondrá un mayor reto priorizar nuevas relaciones frente a las ya conocidas, que son las que le hacen sentir una seguridad.



¿Qué hacer cuando tu pareja prefiere a su familia?

Si tu pareja siempre antepone a su familia, prefiere los planes con ellos y valora más su opinión, es normal que te sientas desplazado/a o incómodo/a. ¿Cómo bordar la situación?

1. Expresar compresión

Es importante que tu pareja vea que entiendes que la familia para ti también es un apoyo importante y que comprendes la importancia que esta le da. Hazle entender que tu intención no es en ningún momento alejarle de esta sino encontrar un equilibrio entre la familia y sus otras relaciones, en este caso tú como pareja.

2. Comunicar tus emociones

Aun así, es fundamental también que puedas comunicarle qué emociones aparecen en ti respecto a esa constante prioridad que se le da. Para ello es importante que le expreses cómo te hace sentir el hecho de que su familia vaya siempre antes que tú. Recuerda hacerlo de una forma asertiva y empática: “entiendo que la familia es muy importante para ti, pero en ocasiones esto me hace sentir excluida/o, en ningún caso quiero que dejes de verles o bien que te alejes de ello, sino que podamos buscar distintos momentos para dedicar a ambos”.

En el siguiente artículo encontrarás técnicas para desarrollar la asertividad, la capacidad que permite expresar nuestras opiniones respetando las de los demás.

3. Encontrar un equilibrio

Intenta negociar con tu pareja ciertos aspectos de la relación como, por ejemplo, fijar que, por lo menos, un día a la semana iréis a cenar juntos o que un fin de semana al mes intentaréis hacer un plan especial e incluso organizar una comida o cena con los amigos. De ese modo, poco a poco irá descubriendo que puede hacer otros planes en los cuales puede estar a gusto sin su familia presente todo el rato. Para que la negociación pueda ser fructífera, en ocasiones, también puede ser importante mostrar el respaldo hacia su familia, ofreciéndole también hacer algún plan conjunto, si la pareja quiere. Así, podéis ir combinando los planes de pareja con los tiempo para la familia y actividades con las amistades.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi pareja antepone a su familia, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.

Bibliografía
  • Bowlby, J. (2003). Vínculos afectivos: formación, desarrollo y pérdida. Madrid: Morata.


Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi pareja antepone a su familia, ¿es normal?
Mi pareja antepone a su familia, ¿es normal?

Volver arriba