Compartir

Mindfulness para niños: ejercicios y actividades

 
Por Marta Menéndez. Actualizado: 19 noviembre 2020
Mindfulness para niños: ejercicios y actividades

El mindfulness es una técnica de meditación, basada en la meditación vipasana, adaptada y utilizada actualmente como técnica psicológica. Debido a sus múltiples beneficios y su facilidad de aplicación, la práctica del mindfulness se ha extendido, entrando incluso en las aulas. Algo que a los profesionales de la psicología nos parece un acierto total. Tanto a profesionales de la educación como a padres y madres, en este artículo de Psicología-Online os animamos a practicar ejercicios y actividades de mindfulness con los niños y niñas.

El mindfulness, una actividad centrada en el entrenamiento de la conciencia, se está convirtiendo en una herramienta muy empleada por los profesionales de salud mental. El entrenamiento en mindfulness permite dirigir la atención hacia experiencias internas y externas que estamos experimentando en el momento presente sin realizar ningún tipo de juicio.

El entrenamiento en técnicas de mindfulness para niños y niñas tiene el potencial de incrementar la capacidad de atención, memoria, autoaceptación, autonomía y autocomprensión. En este artículo de Psicología-Online, te mostramos algunos ejercicios de mindfulness para niños.

También te puede interesar: Ejercicios de mindfulness para principiantes

Qué es mindfulness y cómo aplicarlo a niños

El mindfulness es una práctica o técnica que sirve para entrenar la atención al momento presente.

¿Por qué enseñar mindfulness?

La mente es una máquina cuyo objetivo consiste en anticiparse a los peligros, por eso, es habitual que esté continuamente produciendo pensamientos sobre situaciones pasadas y sobre cómo prever situaciones futuras. Eso hace que a menudo estemos tan absortos y distraídos que nos perdemos disfrutar de momentos cotidianos.

El mindfulness es una técnica que se puede utilizar tanto en la práctica clínica, y que está especialmente recomendada en los trastornos de ansiedad, como en la población general con el objetivo de promover el bienestar y prevenir sintomatología psicopatológica.

Beneficios para los niños

Concretamente, los beneficios que podemos encontrar en los niños y niñas son los siguientes:

  1. Centrar la atención en el presente.
  2. Mejora de la concentración.
  3. Aprenden a regular sus emociones.
  4. Reducción del estrés y la ansiedad.
  5. Más autocontrol y mejor capacidad para reflexionar.
  6. Aprenden a ser conscientes de lo que piensan y sienten.
  7. Se escuchan más entre ellos y ellas y eso mejora sus relaciones personales.
  8. Se vuelven más conscientes respecto a la salud de su cuerpo.
  9. Critican y juzgan menos a los demás.
  10. Mejora de su equilibrio emocional y psicológico.

¿Cómo se practica el mindfulness?

Los ejercicios o actividades de mindfulness siempre consisten en tener conciencia plena del aquí y ahora. Se practica focalizando la atención un objeto mientras se dejan ir amablemente los pensamientos que cruzan la mente y que no guardan relación con la actividad presente.

Ejercicios de mindfulness para niños

Hemos visto que los beneficios del mindfulness para los infantes. A continuación, te recomendamos ejercicios de mindfulness para niños y niñas:

  • Paseos conscientes: caminar y prestar atención a todo lo que ocurre alrededor.
  • Quieto y quieta como una rana: ayuda a centrarse en el momento presente y a no dejarse llevar por lo que pasa por la cabeza.
  • Comer consciente: estar atento y atenta a como se relaciona con la comida y que sensaciones le produce los alimentos ingeridos en ese momento.
  • Aceptar las emociones: reconocer las emociones que vienen en cada momento. No negarlas ni evitarlas.
  • Ser agradecido o agradecida: ser agradecido o agradecida en lo que se tiene y no pensar tanto en lo que se desea.
  • Respirar profundamente: ayuda a ser consciente de nuestra respiración y a vivir el aquí y el ahora.
  • Compañero de respiración: ayuda a los niños y niñas a controlar y ser conscientes de su respiración.
  • Escuchar música: escuchar canciones que no han escuchado nunca mejora la fluidez de ideas.
  • Mirarse a los ojos: desarrolla la atención y despierta la empatía.
  • Dibujar lo que sienten en el momento: hacer garabatos ayuda a mejorar la atención y la concentración.

Cuentos de mindfulness para niños

Hay otras maneras de trabajar el mindfulness durante la infancia. Los cuentos de mindfulness para niños y niñas son una buena manera de practicar este tipo de disciplina con ellos y ellas. A continuación, vamos a ver ejemplos de cuentos de mindfulness para niños y niñas.

  • Cierra los ojos, Ona: relata como Ona, la rana, aprende a superar sus miedos.
  • Tranquilos y atentos como una rana: guía para ayudar a los pequeños y pequeñas a calmarse y relajarse.
  • ¿Cómo te sientes hoy? Repasa 12 emociones comunes mientras les ayuda a identificar su estado de ánimo.
  • Meditación para niños: descubre los beneficios de la meditación para niños y niñas. Cómo les ayuda a desarrollar la memoria, la creatividad y la imaginación.
  • Laberinto del alma: diccionario de las emociones que ayuda a los infantes a reflexionar sobre las mismas.
  • Cosquillas para el corazón: enseña a encontrar la felicidad en los detalles del día a día y a cómo hacer felices a los demás.
  • Imaginario: ayuda a los niños y niñas a desarrollar su habilidad para leer y comprender el significado de las historias que leen.

Actividades de mindfulness para niños

Existen diferentes técnicas de mindfulness para niños y niñas. A continuación, veremos ejemplos reales de actividades para trabajar el mindfulness durante la infancia:

  • Respiración de la abeja: consiste en taparse los oídos, cerrar los ojos y exhalar el aire mientras se pronuncia la letra m. Esta actividad ayuda a concentrar la atención en el momento presente.
  • Juego del silencio: se trata de sentarse con los compañeros y compañeras en un círculo, pedirles que cierren los ojos y que estén tranquilos hasta que pase un tiempo determinado. Hay que usar algún reloj para determinar el tiempo que dura la actividad y que este tenga un sonido agradable para los niños y niñas.
  • Cantar mantras: los mantras ayudan a transmitir mensajes positivos a la mente de los pequeños y pequeñas. Además, favorecen la concentración.
  • Juego de tocar: hay que poner a los niños y niñas en parejas. Se le da un objeto a uno de ellos y el que lo tiene debe describir lo que tiene en las manos. Se repite el mismo proceso pero a la inversa. Les ayuda a centrar su atención en su experiencia y en la de los demás.
  • Observar el lenguaje no verbal: actividad de mindfulness que se realiza en pareja. Uno debe contarle al otro alguna experiencia que le ha sucedido recientemente. Mientras lo hace, el otro observa que transmiten sus gestos, su mirada o su postura. Con esta actividad, los niños y niñas aprenden a conocer mejor lo que sienten los demás mediante el análisis del lenguaje no verbal.

Efectos positivos del mindfulness en las emociones

Las intervenciones de mindfulness han sido utilizadas en tratamientos para el estrés, el dolor crónico, ansiedad, depresión, trastorno de la personalidad borderline, trastornos de la alimentación y adicciones. Además, algunos investigadores sugieren que ese tipo de entrenamiento es también beneficioso para la vida diaria. En el siguiente artículo encontrarás: Mindfulness: qué es y cómo se practica.

En algunos niños, el mindfulness ha presentado los siguientes beneficios:

  • Mitigación de los efectos de bullying
  • Aumento de la capacidad de atención en niños con TDAH
  • Reducción de problemas atencionales
  • Mejora de la salud mental y el bienestar
  • Mejora de las habilidades sociales cuando son enseñadas y practicadas.

Mindfulness para niños: ejercicios con música

Es importante para los cuidadores y educadores proporcionar prácticas de mindfulness apropiadas para la edad. Por ejemplo, en un estudio de Flook et al. (2015)[1] se explica una actividad denominada “Belly buddies” en la que los niños escuchaban música mientras se les pedía que notaran la sensación de un pequeño tono en sus estómagos que subía y bajaba mientras respiraban. Las actividades simples como estas pueden tener beneficios duraderos para el desarrollo cuando se practican de forma regular.

Mindfulness para niños: ejercicios y actividades - Efectos positivos del mindfulness en las emociones

Programa de mindfulness para niños: ejemplos prácticos

Algunas actividades y ejercicios de mindfulness que puedes enseñar a tus hijos son:

“Posando con la mente en alto”

Una manera fácil para conseguir que los niños presten atención es a través del método de las posturas corporales. Para que tu hijo se interese, dile que hacer poses divertidas puede ayudarle a sentirse fuerte, valiente y feliz. Indícale que vaya a un lugar tranquilo y familiar, dónde se sienta seguro, y luego pídele que intente hacer una de las siguientes posturas:

  • Superman”: esta pose se realiza parándose con los pies más anchos que las caderas, los puños apretados y los brazos extendidos, estirando el cuerpo lo más posible.
  • Wonder Woman”: esta pose también se realiza con las piernas más abiertas que el ancho de las caderas separadas y las manos o los puños colocados en las caderas.

 

Safari

Este ejercicio es otra forma divertida de ayudar a los niños a aprender mindfulness. Esta actividad consiste en dar un paseo diario por el exterior en busca de una nueva y emocionante aventura.

Dile a tu hijo que os vais de safari y que vuestra meta es anotar la mayor cantidad de pájaros, insectos, bichos y cualquier otro animal que se pueda ver. Cualquier cosa que camine, gatee, nade o vuele es de vuestro interés y necesitáis enfocar todos vuestros sentidos para encontrarlos, especialmente los más pequeños.

Este sería el equivalente a lo que en adultos llamamos la caminata de atención plena. Este ejercicio provoca la misma respuesta en los niños que la caminata en los adultos, se trata de alcanzar un estado de conciencia que nos ayude a vivir en el presente.

Araña

Para introducir a tu hijo a prestar atención al presente puedes emplear este ejercicio. Instruye a tu hijo para que active sus “sentidos de araña”, es decir, los sentidos de olfato, vista, oído, gusto y tacto, que Spiderman utiliza para controlar el mundo que le rodea. Esto le animará a hacer una pausa y centrar su atención en el presente, abriendo su conciencia a la información que sus sentidos aportan.

Este es un ejercicio clásico de mindfulness para niños moldeado de forma divertida y fácil, lo que la hace ideal para los más pequeños de la casa.

Mindfulness para niños: ejercicios y actividades - Programa de mindfulness para niños: ejemplos prácticos

Algunos consejos para enseñar mindulfness a los niños

Cuando estás intentando enseñar a tus hijos o alumnos qué es el mindfulness y cómo podemos beneficiarnos, es mejor empezar siguiendo unos pasos:

  • Asegúrate de que los niños están preparados para darle una oportunidad al mindfulness. Si ellos están llenos de energía y tienen ganas de correr y jugar, quizás no sea el momento más adecuado para probar el mindfulness.
  • Explica qué es el mindfulness y qué no es. Proporciona ejemplos de cosas que son similares al mindfulness, pero que no es lo son realmente, como por ejemplo la introspección.
  • Emplea palabras apropiadas a su edad que puedan atender, pero ten cuidado de que no parezca que les estás hablando con desprecio.
  • Ofrécete a practicar mindfulness con ellos. Algunas veces tener un modelo al que seguir marca la diferencia.
  • Finalmente, termina la práctica dejándoles hacer algo que disfruten para asegurarse de que tengan una experiencia positiva.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mindfulness para niños: ejercicios y actividades, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Meditación y relajación.

Referencias
  1. Flook, L., Goldberg, S. B., Pinger, L., & Davidson, R. J. (2015). Promoting prosocial behavior and self-regulatory skills in preschool children through a mindfulness-based kindness curriculum. Developmental psychology, 51(1), 44.
Bibliografía
  • Karen E. Hooker, and Iris E. Fodor, (2008).Teaching Mindfulness to Children. Gestalt Review ,12(1). 75-91

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mindfulness para niños: ejercicios y actividades
1 de 3
Mindfulness para niños: ejercicios y actividades

Volver arriba