Compartir

Por qué siento rechazo hacia mi madre

Por Maite Nicuesa. Actualizado: 23 febrero 2018
Por qué siento rechazo hacia mi madre

La relación madre e hijo es compleja. Un hijo puede experimentar sentimientos ambivalentes de intenso cariño en muchos momentos y cierto rechazo en otros. En algunos de esos instantes, deseas reafirmar tu propia identidad y tu modo de ser ante tu madre, una persona a la que en tu infancia idealizaste en grado extremo (algo lógico en esta edad) y en la adolescencia descubriste en sus defectos. Es decir, en el proceso de conocimiento personal, el hijo descubre carencias y debilidades en esa madre que un día observó como perfecta. En Psicología-Online analizamos esta cuestión: “¿por qué siento rechazo hacia mi madre?”. Si te sientes identificado con esta pregunta, te ayudamos a encontrar la respuesta.

5 causas de rechazo hacia la madre

  1. Envidia hacia un hermano. Una de las causas por las que sientes rechazo hacia tu madre puede ser por celos. Cuando un hijo siente celos por alguno de sus hermanos porque cree que no ha recibido el mismo nivel de atención o piensa que ha estado a la sombra del brillo ajeno, entonces, puede desarrollar un sentimiento de ira hacia su madre. Envidia y celos son dos sentimientos que se retroalimentan. ¿Cuál es la trampa de este sentimiento? Que puede ser totalmente subjetivo, sin embargo, la envidia reprimida durante mucho tiempo produce desgaste. Y la envidia es un sentimiento que se reprime de un modo frecuente porque el envidioso no suele reconocer esto que siente ante los demás.
  2. Una relación complicada. La relación madre e hijo suele describirse siempre en términos de idealidad, sin embargo, más allá del cariño y del propio vínculo afectivo, la realidad es que existen casos de personas que tienen una relación muy compleja con su madre. Una simple diferencia de caracteres puede hacer que madre e hijo no tengan un buen nivel de afinidad.
  3. Carencias afectivas en la infancia. Madres y padres educan a sus hijos intentando hacerlo lo mejor posible. Sin embargo, son humanos y también cometen errores. Algunos de esos errores pueden dar lugar a carencias afectivas en la niñez, vacíos emocionales que perduran en la etapa adulta si el hijo no ha elaborado ese dolor interno.
  4. Actitudes tóxicas. Más allá de ser madre, una persona tiene otras cualidades de su carácter. Actualmente, se utiliza mucho el término personas tóxicas. Pues bien, una madre también puede tener actitudes tóxicas que hacen daño a su hijo. Es muy posible que ella adopte algunos de esos comportamientos repetidos de forma inconsciente. Sin embargo, la queja crónica, por ejemplo, produce un desgaste de negatividad que a modo de efecto contagio daña el estado de ánimo de quienes están a su alrededor.
  5. Adolescencia. La adolescencia es una etapa especialmente compleja. Una etapa en la que el joven se posiciona ante sus padres buscando la reafirmación de su propia identidad. Sin embargo, al mismo tiempo, el joven es dependiente de sus padres a quienes necesita realmente. Esta situación contradictoria puede derivar en sensaciones que también lo son. Conviene puntualizar que la adolescencia es un periodo de la vida muy positivo en el desarrollo de la personalidad.
Por qué siento rechazo hacia mi madre - 5 causas de rechazo hacia la madre

Qué hacer cuando sientes rechazo hacia tu madre

Ahora que ya sabes por qué sientes rechazo hacia tu madre es importante que aprendas cómo puedes controlar esta situación y conseguir reducir este sentimiento tan negativo que hace que te alejes de ella. Aquí te damos algunos buenos consejos que pueden ayudarte:

  • Sé agradecido con ella. Piensa en algo que puedas agradecer a tu madre, más allá de sus defectos, reflexiona con el corazón para comprender todo lo que ella ha hecho por ti a lo largo de su vida.
  • Perdona sus errores. No solo tu madre ha podido decepcionarte a ti en algún momento, es humana. Tú también has podido decepcionarle en otros. Por tanto, libérate del peso del rencor por medio del perdón que nace del amor. Tu madre es la raíz de tu vida, una referencia constante para ti. Por tanto, no puedes ser feliz dando la espalda a tus orígenes.
  • Ten humildad. Muchos hijos comprenden muchos de los comportamientos de su madre justo cuando ellos forman su propia familia y descubren en primera persona las dificultades y los miedos de esta responsabilidad familiar.
  • Abraza a tu madre con el corazón. Tal vez el rechazo te ha llevado a desarrollar corazas. Sin embargo, el poder de un abrazo es tan fuerte que debilita cualquier muro psicológico.
  • Terapia psicológica. El rechazo hacia una madre puede producir tanto bloqueo personal que este hecho afecta de forma negativa a otras esferas de la vida. Por esta razón, si estás pasando por una situación de este tipo y sientes que por ti mismo no puedes avanzar en la dirección deseada, entonces, pide ayuda psicológica.
  • Diferencia generacional. Esta distancia generacional también marca una circunstancia concreta en la relación madre e hijo. Intenta comprender las connotaciones propias de esta diferencia de edad que influye en la propia experiencia de vida. Es muy posible que tu madre observe muchas cuestiones de un modo distinto a ti. Intenta tener empatía en lugar de juzgarle.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué siento rechazo hacia mi madre, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Escribir comentario sobre Por qué siento rechazo hacia mi madre

¿Qué te ha parecido el artículo?
47 comentarios
Su valoración:
P.
No estoy de acuerdo con el artículo. Concuerdo con el comentario de María. Mi madre es alcohólica y conozco su defecto desde la infancia. Es verdad que entonces no sentía el rechazo que siento ahora, pero ella nunca pasó tiempo conmigo, siempre se encerraba a beber. A día de hoy y con 25 años puedo decir que nunca se ha preocupado por conocerme y mucho menos por pasar tiempo conmigo. Siempre atribuye mi actitud con ella a que estoy rodeada de malas influencias que me comen la cabeza y me hacen cambiar mi actitud con ella, no es capaz de reconocer que su problema ha condicionado toda mi vida. Si han pasado 25 años y ella es incapaz de ver aún el dolor que me ha provocado su problema, el cual no quiere solucionar, creo que he perdido la fe en que mi rechazo vaya a desaparecer algún día.
Anna Badia Llobet (Editor/a de Psicología-Online)
Hola,
Por lo que cuentas, tu madre no ha actuado cómo a ti te gustaría. Aunque tu madre no cambie, aunque no se pueda tirar el tiempo atrás, incluso aunque nunca reconozca el dolor que te ha provocado, si tú eres capaz de aceptarla como es y perdonarla, serás una persona más feliz y en paz con la vida.
Saludos.
Su valoración:
Maria
Hay madres que son el diablo y nadie se da cuenta. Esa cruz es muy pesada. Y nadie la entiende porque es un tabú ese tema de rechazar a quien te da la vida y TENER que velar por ella en la soledad de su vejez, recogiendo todo lo que sembró, es una carga muy dura.
Maite Nicuesa
Muchas gracias por tu comentario. Tienes razón, es cierto que existen casos y circunstancias muy difíciles como la que tú describes. Muchas gracias por ampliar el artículo con tu aportación.

La ayuda profesional puede ser muy positiva para quien esté viviendo un dolor de estas características.
Su valoración:
Paula
Me parece que este artículo sesga muchísimo e infravalora el peso de muchos factores intrafamiliares que rozan el maltrato o directamente lo constituyen. Se establece aquí una visión de la madre de "ser divino" al que todo se le perdona y con la que todo "debe" ser perdón y amor. No se habla aquí de las dinámicas familiares de desgaste continuo o maltrato, que pueden incluso afectar al desarrollo del sistema nervioso de los menores y hacer que tengan mayor probabilidad de padecer ansiedad o depresión en el futuro, y que suele generar ese sentimiento de rechazo del que habláis. Empezando por lo obvio, cada caso es un mundo. Estos consejitos generales me parecen más un "recetario" que verdaderas indicaciones eficaces del campo de conocimiento que vengo, que es la Psicología (y nombráis la terapia para no pillaros los dedos, pero estos problemas deben trabajarse por los dos lados. En caso de no ser posible, le terapia sirve para elaborar el duelo de la forma más sana posible y reestructurar las experiencias parento-filiales). Segundo: las relaciones humanas son diádicas, es decir, se dan siempre entre dos o más personas. No he visto aquí que se nombren consejos para que las DOS partes trabajen el problema, cuando dicho problema se genera en la interacción, y no porque una sola parte tenga el problema. ¿Quieres que cambie la relación madre-hijo y eliminar el rechazo haciendo que recaiga toda esa responsabilidad sobre UNA sola parte (a la que encima NO le nace tener ese amor y ese perdón porque muchas veces las propias madres no han alimentado ese vínculo), sin que la madre aporte un solo granito de arena (no he visto que se exija amor y comprensión también a la figura materna)? Tercero: se pone aquí la figura materna en un pedestal intocable, y todo lo que haya hecho o dejado de hacer debe ser comprendido y perdonado. ¡Pues no! Las madres no dejan de ser personas, como bien habéis dicho. Hay actos que son perdonables y asumibles, y otros que no. He leído aquí unos pocos, y no son lo peor que he escuchado en una consulta. ¿Donde está la línea entre perdonar de forma sana y convertirte en un "felpudo" que perdone incluso lo imperdonable, haciendo que la otra persona no deje de hacerlo? El perdón llevado al extremo no proporciona paz interna, sino baja autoestima y un autoconcepto negativo (perdonar una y otra vez lo mismo y que te lo sigan haciendo no mejora la relación, sino que te hace sentir malestar y poca valía personal). A las madres hay que valorarlas como personas, y en algunos casos el rechazo está justificado y se ha originado por causas muchísimo más complejas que las que aquí comentáis. Creo que habéis tocado un tema sumamente delicado y complejo con un análisis muy superficial y parcial, y habéis hecho recaer casi todo el peso del problema en una sola parte. Hay hijos e hijas que ya han sufrido bastante como para tener que asumir la responsabilidad de arreglar algo que no funciona por cosas muchas veces ajenas a ellos. Como psicólogos, debemos ser más cautos es este aspecto y proporcionar información más precisa y menos guiada por estereotipos y los dichos populares. Una madre es una madre, pero los hijos también se merecen ser respetados y queridos por el hecho de ser personas. El respeto y el amor deben ser BIDIRECCIONALES para que una relación funcione.
Maite Nicuesa
Muchas gracias por ampliar el artículo con la información que compartes. Tienes razón en que el artículo no describe la realidad de algunas de esas situaciones tan complejas que pueden darse en el seno de una familia.

Gracias de nuevo por tu aportación. Que tengas una feliz semana.
Ana
Tu también eres un tanto ambigüa Paula, la psicología no es una ciencia exacta, y se está tratando el tema desde el punto de vista del hijo/a, no de la madre, y si, claro que hay casos donde la madre es más un ser dantesco, que un ser de vida, y evidentemente que en casos de abuso sexual, maltrato físico, maltrato psicológico, maltrato emocional, maltrato económico, etc, la madre tiene una gran responsabilidad y debe ser condenada juridicamente, donde ni siquiera debería llamarsele madre, pero el hecho aquí, es como sanar esa herida que ya está dentro del hijo/a, y segundo, muchas de las desavenencias que llevan al rechazo o al conflicto madre-hijo/a no vienen de problemas realmente graves, y muchas de hecho son generadas por factores que no tienen que ver con una "mala" madre, sino con factores de crecimiento, de desarrollo de la personalidad, y hasta de situación familiar, y factores sociales económicos, el estress es un factor que catapulta los desacuerdos familiares, y hoy en día, donde el 40% de las parejas! si no es que más se divorcian! nos enfrentamos a muchas familias disfuncionales, donde ser madre es también ser padre en un mundo de mucha desigualdad de genero, donde a la mujer se le somete social, economica, emocional y psicológicamente hablando y muchos de los hogares "bien avenidos" también demuestran un control masculino, donde el abuso emocional y económico recae principalmente sobre la mujer. El abuso es algo que cargamos las mujeres, en mayor medida que los hombres, y la primer pregunta debería de ser, si aunado a esto habría que crear una carga de rencor adicional, o sería mejor partir de una comprensión de los problemas, donde hacemos una diferenciación, entre aquellos hechos criminales, y los puramente emocionales, una madre que se parte la espalda trabajando para sacar adelante a su familia, no es la misma que aquella que somete a sus hijos a hechos de abandono, abuso físico, sexual, o psicológico, son dos tipos de madre muy diferentes, y donde están los padres? Tampoco he oído mencionar eso, el hecho que conlleva en las emociones, la ausencia del padre, y como este hecho repercute en la relación madre-hijo/hija con la cantidad de traumas y carencias que les acompañan a ambos. Tienes problemas con tu madre porque tienen diferentes puntos de vista, o porque ella te golpea? Tienes rencor porque se casó de nuevo aunque nada te falte, o porque se hizo de la vista gorda ante un abuso de su pareja? Tu edad es entre los 11 y 21 años de edad, o tienes más de treinta? Son preguntas que hay que hacerse primero, y ser correctos a la hora de evaluar a esa persona llamada madre, en un mundo tan materialista, donde muchos hijos e hijas rechazan a sus madres por no poder pagar la ropa de marca, por no parecer de la clase alta, por no llegar en auto, por no ser una madre de revista, sino quizá una madre trabajadora, humilde, mal vestida, y sola, sin la protección de un "macho" que a parte de todo tiene que llegar a casa a limpiarla, lavar, hacer comida después de haber ido de compras, y escuchar los sermones de sus hijos, muchos malcriados, malagradecidos, inconscientes, del esfuerzo que conlleva sacar un hogar adelante en medio de la enorme crisis económica del planeta, y de un mundo globalizado lleno de manipulación de masas. La mala madre que ha incurrido en actos criminales debe ser impugnada, pero la madre que ha sacado adelante a su familia, y ha cometido un error merece otra oportunidad.
Paula
Querida Ana,
En primer lugar, he sido total y absolutamente explícita y clara en el mensaje inicial, y he dejado claro a qué ámbito de las relaciones parento-filiales me refiero: a aquellas en las que hay algún tipo de abuso, negligencia o desamparo infantil. Hablo de ello porque hay dos características que lo definen a la perfección: gravedad y estabilidad en el tiempo. Este tipo de dinámicas ni son puntuales ni son leves, sino que se dan a lo largo de periodos vitales de tiempo tan largos como la propia vida de la persona, y siempre acompañadas de un malestar y sufrimiento terrible e innecesario (en otras palabras: evitable). Usted ha nombrado aquí algunos eventos que son situacionales y transitorios (un divorcio, un segundo matrimonio), y que pueden gestionarse adecuadamente (y restablecer, por tanto, la relación), o no. Usted también habla de hijos malcriados y desagradecidos. Por supuesto que hay tales casos, pero de lo que aquí estoy hablando es de otra cosa. Cuando hay un dolor profundo y un bloqueo emocional/ sentimiento de rechazo hacia un progenitor, no estamos hablando de un niñato/a malcriada enfadada, sino probablemente de un problema cuyas raíces se hunden en problemas más serios.

En segundo lugar, no sé de qué Universidad o formación parte usted, pero la Psicología que yo ejerzo y para la que investigo tiene sobrada evidencia científica sobre esta clase de problemas. Hay que quitarse la venda de los ojos. En vez de no querer ver las cosas por miedo a que algunos errores cometidos se conviertan en una losa pesada de culpabilidad, hay que mostrar apertura y estar dispuestos a asumir que la crianza no es perfecta y que se han cometido errores, pero que eso no exime a los adultos de su responsabilidad como padres sobre esos actos. Hay actos, como bien dices, perdonables. Y hay actos que no sólo son terribles, sino que además los progenitores no dejan de hacerlos. Yo me refiero a los segundos, porque son los que REALMENTE provocan ese sentimiento de rechazo y abandono. También querría añadir aquí que los "hijos malcriados y desagradecidos" son el fruto de la educación de esos mismos progenitores. Quizás sería bueno replantearse si han hecho todo bien, o si hay cosas que mejorar. Muchos padres suelen evitar asumir esta responsabilidad, con lo que no hacen nada por modificar la situación y ésta se perpetúa. De nuevo, hay que intentar responsabilizar a cada parte en lo que le toca, no cargar a una sola parte con la culpa de todo.

Tercero: lo que he puesto en el primer comentario es aplicable tanto a hombres como a mujeres. Tanto a madres como a padres. Se ha hablado aquí de madre porque el artículo se refiere a ella, con lo que me he adaptado al contexto del que estamos hablando. No entraré en temas de "ellas pagan más las consecuencias que ellos", porque la evidencia muestra que el grado de implicación del progenitor, sea éste hombre o muje,

En cuarto y último lugar, vuelvo a repetir lo que ya he comentado anteriormente: las relaciones parento-filiales, al igual que todas las demás relaciones humanas, son diádicas. Cuando hablas de hijos malcriados o desagradecidos y de madres "víctima", incurre usted en una visión sesgada unilateral. Para que la relación funcione, ambas partes tienen un papel y una responsabilidad que cumplir. Sin embargo, déjeme aclararle que algunas madres/padres luchan por sacar a sus hijos adelante (porque es la "obligacion" que la sociedad espera de esos progenitores), pero lamentando al mismo tiempo haber tenido a esos hijos. ¿Merece ese niño/a crecer sabiendo que no fue deseado, y que sus padres preferirían no haberle tenido porque supone una carga? ¿Qué clase de mensaje se le está dando a ese hijo/a y cómo afecta eso a su sentimiento de valía personal y autoestima? Está más que estudiado el impacto que esto tiene en el desarrollo de los hijos.

Carmain
¡Paula! Brillante forma de refutar esta publicación que en realidad carece de más fundamentos que se limitan al perdon mesiánico, que para evaluar relaciones disfuncionales entre padres e hijos se necesita una visión más amplia del problema, totalmente de acuerdo con usted, la responsabilidad no debe recaer en una sola parte, si no debe ser bilateral, el amor debería trascender, no basandose solo en el perdón.
Su valoración:
Diana
Mi madre nunca tuvo tenerme. Desde niña oí su desprecio, mejor no te hubiera tenido, fuiste una metida de pata. Trato de recordar algo lindo, pero no lo veo. Una vez le dije, mejor me hubieras abortado, tener una madre como vos es lo peor. Tras de eso sentía celos de su pareja, porque era cariñoso conmigo y yo tenía apenas 10 años. Cuando se separó de él, me abandonó y mis abuelos me cuidaron hasta que cumplí 20. En ese entonces ella quiso volver, pero era demasiado tarde y lo sigue siendo. Lo siento, no puedo perdonarla. También fue testigo de un abuso sexual que viví a los 9 años y no hizo nada, más bien me mandó a guardar silencio. No la odio...pero para mí es como una extraña, alguien que debo cargar como un lastre el resto de mi vida o hasta que yo decida cortar todo vínculo. Soy hija única y ella se está haciendo anciana...así que solo me tiene a mi.... qué ironía, no?
Lorena sitzmann
Antes de tener a mi bebé me ejercitaba y veia bonita despues de tener a mi bebé intente volver a ser la de antes pero ya no pude me detectaron diastasis y ahora nl quiero salir de la casa me siento fea.
renny
lo intento de muchas formas de muchas manera la cuido la ayudo en lo que pueda la quiero viva feliz . pero quiero estar lejos de ella siento su desprecio o desconfianza muy contaste ........trata mejor a las personas de la calle o ajenas externas del nucleo familiar que las directas como mi hermano y yo.......no soy ladron no consumo no soy una carga de problemas ....pero asi me trata.......hay temporadas que me trata bien y me extraño porque no es normal que me trate bien........solo tengo 1 recuerdo de amabilidad de parte de ella como madre y tenia como 5 años............discuto mucho con ella.....lo unico que pude sacarle.....es que le recuerdo a mi padre y lo que mas me parezco es a ella .................se que no depende de mi......ya lo intente .........me incomoda odiar la mujer que me dio la vida pero igual le deseo lo mejor
Aylen
Mi novio y yo tenemos madres que nos tuvieron desp de los 40 ( habló sólo de madres xq nuestros padres ya fallecieron) hoy en día nosotros tenemos 23 y nuestras madres 63 años nuestros hermanos tienen más de 30 añod. El problema más grande es la diferencia de edad.. No tenemos un vínculo con nuestras madres son muy viejas y abuelos no existen. Yo mi adolescencia la pase muy sola nadie me explico nada de nada... de sexo menos me iba a explicar mi madre vieja que no entendía nada de las nuevas generaciones. Hoy En día mi novio y yo nos preocupamos por la salud de ellas ya que sufren cosas de personas mayores y no tenemos proyecto a futuro xq estamos atados a ellas. Es largo de explicar. Pero por favor no sean padres desp de los 40 para ustedes es una bendición para el pibe es un trauma con Sólo escuchar ¿Es tu abuela?
Paloma
Lamento que no veas que al igual que haces amigos y creas vinculos con ellos debes esforzarte en hacerlos con la familia, no se nace sabiendo ser padres y solemos imitar como se comportaron nuestros padres con nosotros. Hablar con ellos de cualquier tema es un proceso y hay que dedicar tiempo. Sea sexo el tema u cualquier otro.Lo comprobaras con tu amistades pues con unos hablaras de unos temas y con otros de otras cosas.Es evidente que no tienes comunicacion y no tiene que ver la edad,no has invertido tiempo en conocerlos y con la perdida de un ser querido en este caso tu padre has optado en culpar a tu madre y la edad a la que te tubo de que es la causa de la incomunicacion cuando eres o sois vosotros sus hijos los que no os esforzais en conocerla.
Solamente os une el vinculo genético y me pregunto si tratais igual a vuestra madre que a un amigo.Con respeto pidiendole las cosas por favor y sin gritar.Pensadlo
Su valoración:
Juan
Hola, a los 2 años mis padres se separaron y yo me fui a vivir con mi papà, mi abuela y mi prima a una casa algo grande hasta que cumpli 4 años me fui a vivir con mi mamà y hay conosi a algunos de mis hermanos al mayos que se llamaba bryan al manor que se llamaba geros y mis otros 2 hermanos vivian com mi abuela uno se llamaba Mauri Y mi otra hermana se llamaba Maura también tenía una hermana que se llamaba Valery que murió al nacer en ese tiempo conocí a mis hermanos Gero Bryan y Maura pero cuando cumplí 7 años nació mi hermana naysha al pasar el tiempo empecé a tener peleas con mi hermanp geros y yo no lo soportaba y le pegaba y mi madre empeso a regañarme y cuando cumplis 12 todos ya todos supieron que yo era gay y desde hay todo cambi con la relacion que teniamos con mi mama ella me moretaba y me apartaba ni un abraso le podia dar por que le daba asco mi abuela me enpeso a llevar al psicologo y el psicologo me digo que tenia estres infantil hay todo cambio mi mama me abondono y enpese a vivir con mi papa ya que el si me aseptaba mi forma de ser y ahora yo ten 24 años y no ablo con mi mama y mi papa murio en un asidente de auto y aun lloro todo los dias por mi infancias dura les contatia mas pero..............
Paloma
Lamento que hayas pasado por lo que cuentas pero te digo que eres un valiente que ha triunfado en la vida, viviéndola como seguro la bella persona que has de ser.
Has vivido una tormenta con personas que eran tu familia y que debes dejar atras como un mal sueño, debes crear nuevos sueños que te hagan ser feliz.
Busca nuevas amistades que sean tu familia y olvidate de los malos recuerdos.Vive y sigue siendo tan valiente,cuando llores por los recuerdos secate las lagrimas diciendote que sobreviviste y que todo lo bueno viene ahora.suerte valiente no lo olvides
Isabella
Hice las recomendaciones y la verdad no ha mejorado nuestra relación
Miguel Saavedra
Creo q siento rechazo hacia mi madre debido a q ella en esta etapa esta embarazada y me exige demasiado en el colegio ,si tengo algo incompleto me grita como si solo fuera un niño raro q ella no conoce y odia en cambio cuando le hablo de la barriga osea mi hermana q viene en camino se alegra .Ademas de q cada dia me trata peor ,tambien puede ser q yo estoy pasando la etapa de la adolescencia o es q simplemente ya no quiero estar al lado de ella.Pq ya he pensado en mudarme y hasta suicidarme por el mal trato q ella tiene conmigo
Dulce Evelyn Rodríguez Velasco
A lo mejor está de malas por lo del embarazo yo así me sentía de mi tercer hijo de malas y un poco la adolescencia todos pasemos por hay y te digo nos cargamos un genio insoportable podría ser esas 2 situaciones pero calma no es para que quieras quitarte la vida pues muy hermosa y te falta mucho que conocer cuantos no quisiéramos estar en tu lugar con esos años por delante que son tan hermosos te mando un fuerte abrazo y sonríe no todo es para siempre algo as de aprender de esto😁
Paloma
Las hormonas a las embarazadas le cambian el humor pero tu madre no es telepata y puede que no sepa que te sientes mal con sus desaires,no dudo que te quiera mucho.Habla con ella, pidele hacer cosas juntos aunque sea cocinar o ver una peli o dar un paseo.
Recuerdale que en el banco del amor hay que hacer ingresos que sino el saldo se gasta.
La mejor opcion es hablar y dejarle claro que te pida las cosas bien, cambiara todo.
Espero que cuando estes tristes recuerdes que eres estupendo y que te centre en cosas que te hagan feliz.un abrazo

Por qué siento rechazo hacia mi madre
1 de 2
Por qué siento rechazo hacia mi madre

Volver arriba