Compartir

Qué es ser asexual: definición y tipos

 
Por Paula Martínez Barral. 28 noviembre 2019
Qué es ser asexual: definición y tipos

La asexualidad en un concepto muy en boga, que no deja de cambiar y evolucionar constantemente, adaptándose a nuevos descubrimientos y aproximaciones a ella. Mientras que algunos autores la conciben como una alteración, ya sea física o psicológica, otros exponen que se trata de una orientación sexual.

Sea cual sea su definición, ¿qué se puede entender como una persona asexual? ¿Es la asexualidad un problema? ¿Cómo se puede saber si estamos ante un caso de asexualidad? Todo esto y mucho más es lo que responderemos en este artículo de Psicología-Online sobre qué es ser asexual.

También te puede interesar: ¿Qué es el poliamor? Definición y tipos

Definición de asexual: una orientación sexual

Una persona asexual es aquella que presenta una ausencia de deseo sexual por otras personas. Sin embargo, la asexualidad solo hace referencia al ámbito sexual en sí, no viéndose alterados otros tipos de atracción. De esta forma, un individuo asexual siente atracción romántica, intelectual o emocional por otras personas como uno no asexual. Sin embargo, no siente atracción sexual.

Por estas razones, la mayoría de los experto se inclinan por definir la asexualidad como una orientación sexual, como pueden ser la heterosexualidad o la homosexualidad. Por ello, la asexualidad no se considera una enfermedad o una patología, pues, aunque puede afectar a las relaciones sentimentales, no es una alteración en sí.

Qué es ser una persona asexual

Ser asexual conlleva no sentir deseo por mantener relaciones sexuales con otras personas. Así, una persona asexual no experimentaría una excitación. Sin embargo, esto no quiere decir que alguien asexual es incapaz de mantener relaciones, pues muchos defienden que, aunque no experimentan placer por la relación en sí, sí que pueden excitarse físicamente hablando, así como disfrutar del placer que siente su pareja.

La asexualidad es una condición que ha estado presente en todo momento a lo largo de la historia, pese a que no fue hasta la segunda mitad del siglo pasado cuando comenzó a estudiarse y conceptualizarse. Anteriormente, se consideraba que la asexualidad, lejos de ser una inclinación u orientación sexual como las demás, era un problema ligado a trastornos físicos o mentales de diferente clase y gravedad. Por suerte, hoy en día esta categorización a sido fuertemente rebatida, acabando con esas falsas creencias, pues condicionan y tachan de enfermas a personas que no tienen ningún problema. Gracias a la investigación, la información y la educación sobre sexualidad, actualmente se puede entender la asexualidad como una orientación sexual.

Puedes ver las diferentes orientaciones sexuales en la Escala de Kinsey.

Qué características tiene una persona asexual

Ser asexual es algo que muchas veces pasa desapercibido, tanto para el entorno, como en muchas ocasiones para la persona misma. Por ello, os damos algunos datos sobre los signos o señales de asexualidad que caracterizan a una persona asexual y que nos pueden ayudar a identificar con mayor claridad la asexualidad, tanto en uno mismo como en su pareja.

  • Falta de atracción sexual.
  • No sentir la necesidad de tener contacto sexual, aun cuando haga tiempo que no se mantienen relaciones.
  • Sentirse presionado por disfrutar de las relaciones sexuales.
  • Tener dudas sobre la orientación sexual, pues una persona asexual siente que algo no va bien o que no encaja en los esquemas sociales habituales.
  • Tener mayor capacidad de conectar con los demás a nivel emocional que físico o sexual.

Viendo las características de una persona asexual, puede ser que preguntes: ¿Una persona asexual puede tener pareja? ¿Tiene relaciones sexuales? Las personas asexuales sí pueden tener pareja, pueden enamorarse y disfrutar de un vínculo emocional, amoroso y romántico. Pueden incluso, si quieren, tener relaciones sexuales aunque no sientan excitación sexual.

Muchos asexuales recurren a la negociación cuando están en pareja, de esta forma, pueden encontrar un equilibrio entre el deseo sexual de su pareja y la falta del mismo en ellos. Por lo tanto, una persona asexual puede mantener una relación de pareja de forma normal. Pues como en tantos otros aspectos de la vida, lo importante es la comprensión y los acuerdos establecidos entre las dos partes. En este artículo encontrarás más información sobre las relaciones de pareja y la sexualidad.

Además, hay que diferenciar entre celibato y asexualidad. Mientras que una persona asexual puede mantener una relación sexual sin problemas y sin tener que reprimir sus deseos, pues carecen de estos, una persona célibe suele tener que realizar un sobreesfuerzo para reprimir dichos deseos, siendo una elección personal el no mantener esas relaciones.

Tipos de asexualidad

Cuando se habla de asexualidad hay que diferenciar entre distintos tipos, existiendo diferentes clasificaciones, algunas de ellas son:

Asexuales románticos VS arrománticos: mientras que un asexual romántico busca tener relaciones de pareja, uno arromántico no siente interés hacia este tipo de vínculo, prefiriendo establecer amistades cercanas. Dentro de los asexuales románticos se diferencian 4 tipos en función de su preferencia para tener una pareja:

  • Heterorománticos: que se sienten atraídos a establecer relaciones con personas del sexo contrario.
  • Homorománticos: prefiriendo mantener una relación con personas de su mismo sexo.
  • Birománticos: con atracción igual por ambos sexos.
  • Panrománticos: la atracción no depende del sexo ni el género del otro, solo del sentimiento hacia el otro.

Demisexualidad: una persona demisexual es aquella que siente atracción sexual únicamente cuando esta viene acompañada de un sentimiento romántico, pero nunca de forma independiente a él. Siendo la atracción una consecuencia de dicho sentimiento romántico.

Gris-asexualidd: se dice que alguien es gris-asexual cuando oscilan en un continuo ir y venir entre la asexualidad y la sexualidad. De esta forma estas personas suelen presentar etapas o períodos de asexualidad seguidos por otros de sexualidad.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es ser asexual: definición y tipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sentimientos.

Bibliografía
  • Asexual Visibility and Education Netword (2016). Fron Page. Consultado el 21 de noviembre de 2019 de: http://www.asexuality.org/en/
  • Asexual Visibility and Education Network (2016b). General FAQ. Consultado el 21 de noviembre de 2019 de: http://www.asexuality.org/home/?q=general.html
  • Carrigan, M. (2011). There´s more to life than sex? Difference and commonality within the asexual community. Sexualities, 14 (4), 462-478.
  • Catri, F. (2016). Revisión narrativa de la asexualidad en la especie humana como una orientación sexual. Apuntes de Psicología, 34 (1), 5-18.

Escribir comentario sobre Qué es ser asexual: definición y tipos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es ser asexual: definición y tipos
Qué es ser asexual: definición y tipos

Volver arriba