menu
Compartir

Qué es un hábito y cómo se adquiere

 
Por Sara Sanchis. 28 diciembre 2021
Qué es un hábito y cómo se adquiere

Un hábito constituye un comportamiento que, tras repetirlo un número de veces considerables, se interioriza como forma natural de comportamiento. Pero, ¿Cómo se hace un hábito saludable de vida como, por ejemplo, un hábito alimenticio? En la actualidad, se utiliza especialmente la técnica de los 21 días como método ideal de adquisición de nuevos hábitos.

Si quieres saber qué es un hábito según la psicología, en el siguiente artículo te desvelamos esta información, resolviendo cuestiones como qué es un hábito y cómo se adquiere. Para finalizar, hablaremos de la importancia de la adquisición de hábitos saludables como fuente de vida.

También te puede interesar: Qué es el slow life y cómo se practica

Qué es un hábito

Un hábito es una conducta de repetición prolongada, la cual se interioriza y asume como forma de vida. Los hábitos, una vez adquiridos, se realizan de modo automático por lo que no requieren de la participación de ciertos procesos mentales superiores como la atención, el procesamiento de la información, la intervención consciente, etc. Este característica de los hábitos tiene un aspecto positivo y otro negativo.

Esta automatización de conductas, permite invertir recursos personales en otros asuntos sin apenas atender a estos comportamientos ritualizados. Por el contrario, en el caso de conductas negativas adquiridas como hábitos, la propia inercia de la conducta y la falta de atención que se produce, entre otros aspectos, hace dificultosa la sustitución de este comportamiento por otro más adecuado.

Cómo se adquiere un hábito

Como todos los aprendizajes en la vida la adquisición de un hábito constituye, en su inicio, el aprendizaje de una nueva conducta. Por tanto, requiere de un proceso propio de cualquier proceso de aprendizaje. Los diferentes pasos para adquirir un hábito son:

  • Determinar la conducta. Se trata de concretar el comportamiento que pretendemos alcanzar.
  • Planificación. Es preciso realizar la programación y cronograma que llevaremos a cabo para conseguir integrar el hábito saludable, en este caso. Desde las Ciencias de la Salud se afirma que resultan necesarias un mínimo de tres semanas (21 días) para consolidar cualquier hábito.
  • Practicar el hábito. Hay que llevar a cabo una repetición consciente, voluntaria y programada permitirá la integración del hábito elegido.

¿Cómo se hace un hábito? Debes saber que para llevar a cabo esta tercera etapa, resulta fundamental rodearse de estímulos motivadores que nos animen a realizar la conducta tal y como ha sido planificada para su interiorización. Estos elementos pueden ser tanto externos como internos.

Se trata de hacer uso de todo aquello que nos fortalezca y anime a seguir adelante con el objetivo propuesto (una música que nos guste, familia o amigos, hábitos positivos que nos motiven hacia este nuevo, técnicas de concentración y relajación, etc.).

De igual modo, será fundamental armarse con toda una serie de estrategias que nos permitan combatir las resistencias que, debidas a hábitos anteriores y/o en creencias o esquemas mentales inconscientes, nos dificultarán la integración final del nuevo hábito a adquirir.

Un ejemplo de resistencia a la hora de hacer un hábito es cuando una persona pretende integrar hábitos alimenticios saludables pero ciertos problemas de inseguridad le llevan a comportamientos ansiosos de gula que le impiden llevar adelante el hábito propuesto.

Qué es un hábito y cómo se adquiere - Cómo se adquiere un hábito

La adquisición de hábitos saludables como fuente de vida

Nuestra vida está repleta de hábitos que, en realidad, no son más que la automatización de conductas aprendidas en el pasado. Los hemos adquirido a lo largo de nuestro proceso educativo familiar y escolar o a partir del resto de experiencias vitales. Unos han sido elegidos conscientemente y otros, sin embargo, se han asumido inconscientemente.

De entre todos estos hábitos, existen unos que son menos aconsejables a nivel de bienestar personal y salud física y mental; y otros más positivos y que promocionan la salud íntegra del ser humano y su crecimiento y desarrollo óptimo en todos los ámbitos de su vida.

Lo ideal, para mantener una vida saludable que nos permita mantenernos en buen estado físico, mental y emocional y alimentando relaciones positivas con el entorno y la naturaleza, será conservar los hábitos saludables y deshacernos de hábitos que nos quitan la salud.

Si tenemos en cuenta, como decíamos anteriormente, que a la base del proyecto de vida de una persona existen carencias emocionales o la asunción de preceptos familiares, educativos o sociales sobre la que se sustentan ciertos creencias de vida; el borrado de los hábitos insalubres o la adquisición de hábitos saludables presentará resistencias más o menos importantes que deberán ser tenidas en cuenta a la hora de realizar este trabajo de mejora personal.

La adquisición de hábitos de vida saludables es fundamental en tanto que reúne los elementos básicos para alimentar y fortalecer la vida personal, comunitaria y familiar. Para ello, te resultará útil nuestro post sobre Cómo mejorar la convivencia familiar. En estos términos, el fomento de estos hábitos y la eliminación o reducción a niveles mínimos de hábitos nocivos debe constituirse en una herramienta fundamental de cambio social.

En tanto que la integración de dichos modos de conducta, inherentes en verdad a la realidad del ser humano, presuponen el cuidado personal y del prójimo y, con ello, la mejor salud, mejor convivencia y, finalmente, el progreso social en contextos pacíficos. Te contamos más en Qué es el autocuidado personal y emocional.

Los hábitos saludables básicos que resulta conveniente pasar a considerar como nuevas formas de vida, si deseamos cambiar nuestra vida, la de nuestra comunidad y, finalmente, el mundo son:

  • Mantenerse activos mediante el cuidado del cuerpo y la realización de ejercicio regular y moderado.
  • Cuidar la alimentación, integrando una dieta sana, equilibrada y libre de tóxicos.
  • Descansar lo que nuestro cuerpo necesite para reponer la fuerza y energía vital. Las horas necesarias de sueño dependerán de las características personales.
  • Alimentar relaciones sociales y familiares cordiales y positivas. Esto hace referencia a los hábitos sociales que nos mantendrán unidos a los demás y, por tanto, con la red social necesaria para llevar adecuadamente adelante nuestro proyecto de vida personal.
  • Mantener la paz y la alegría interior, fuentes primarias de salud, bienestar y buena vida.
  • Luchar contra los hábitos nocivos permanentemente (consumo de sustancias o alimentación tóxica, sedentarismo, estados ansiosos o depresivos, etc.) que entorpecen el funcionamiento de estos modos de vida saludables

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es un hábito y cómo se adquiere, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros vida saludable.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Qué es un hábito y cómo se adquiere
1 de 2
Qué es un hábito y cómo se adquiere

Volver arriba